Fatou Jallow denuncia que en 2015, tras ganar un concurso de belleza, el ex presidente la encerró en el palacio presidencial, amenazó con matarla, la drogó y la violó


El ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh, en una imagen de 2006.
REUTERS

Tres mujeres han acusado al ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh, de violación y agresiones sexuales durante su mandato, según un informe de la ONG Human Rights Watch (HRW)

“Yahya Jammeh trató a estas mujeres gambianas como si fueran objetos”, ha explicado en Dakar Reed Brody, abogado de HRW. “La violación y la agresión sexual son crímenes, Jammeh no está por encima de la ley“.

Jammeh dirigió este pequeño país pobre al oeste del continente africano con mano de hiero desde 1994 hasta su partida a Guinea Ecuatorial, en enero de 2017, por presiones regionales.

Los activistas de derechos humanos acusan a su régimen de torturas sistemáticas contra la oposición y los periodistas, de ejecuciones extra judiciales, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas. También se le acusa de haber malversado cientos de millones de dólares.

El ex presidente y sus colaboradores recurrieron a la “coacción, al engaño y a la violencia” para obtener favores sexuales. Además “castigaban a las mujeres que se negaban”, detalla la denuncia de HRW a la que se suma también la ONG suiza TRIAL Internacional.

En diciembre de 2014, Fatou Jallow, apodada “Toufah”, entonces estudiante de arte dramático de 18 años, fue elegida como “reina de belleza” durante un concurso en la televisión estatal. Desde ese momento y durante seis meses, el jefe de Estado la invitó en numerosas ocasiones al palacio presidencial y le pidió que se casara con él. Ella se negó, según ha relatado desde Senegal, donde tuvo que refugiarse.

En junio de 2015, el ex presidente Jammeh la encerró en una habitación del palacio presidencial, la amenazó con matarla y la drogó con una jeringuilla para inmovilizarla y luego violarla, ha explicado.

Según varios testimonios recopilados por las citadas ONGs, Yahya Jammeh también se rodeaba de “chicas de protocolo”. Se trataba de jóvenes que reclutaba como asistentes personales y que a veces desempeñaban funciones oficiales pero mayoritariamente debían estar disponibles para tener relaciones sexuales con el presidente.

Una de estas chicas, ‘Anta’, relató que el presidente hacía regalos a sus padres y que, tras negarse a tener sexo con él, éste le amenazó con dejar de mantener a su familia. Otra joven llamada ‘Bintu’ relató que Jammeh le ofreció pagar sus estudios en Estados Unidos pero, después de que ella le rechazara, se negó a hacerlo y ordenó que se le prohibiese obtener el visado.

Una cuarta mujer, la cantante Fatoumatta Sandeng, relata que fue engañada para desplazarse hasta el poblado del presidente. Se le impidió salir de su hotel durante tres días. Hija del opositor Solo Sandeng (que murió detenido en 2016), en la actualidad dirige una campaña internacional para llevar al ex presidente Jammeh ante la justicia.

La Comisión de Verdad y Reconciliación (TRRC), que investiga los supuestos crímenes cometidos durante el régimen de Jammeh, empezó en junio su quinta sesiones de audiencias. En los próximos meses se desarrollarán las sesiones sobre violencia sexual.

“Estas mujeres han tenido una valentía enorme y han roto la cultura del silencio. Es importante que la Comisión les ofrezca la posibilidad de obtener justicia y reparación”, ha declarado la principal investigadora que ha trabajado en este proyecto para HRW, Marion Volkmann-Brandau.

Go to Source