El Centro Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) alertaron a los ciudadanos de Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico, a tener precaución debido al aumento de “crypto”, un parásito fecal que puede transmitirse a través de las piscinas.

Las personas que tengan diarrea, o que hayan tenido en las últimas dos semanas, se arriesgan a contaminar el agua de la piscina con gérmenes. El verano es el pico estacional del brote.

Según el portal del CDC, es importante no meterse al agua ni dejar que los niños que se metan a una piscina si tienen diarrea. Un solo incidente de diarrea en el agua puede liberar millones de microbios, como los microbios de crypto (forma abreviada de Cryptosporidium). Las otras personas que están nadando en la piscina se podrían enfermar si tragan el agua contaminada.

Durante el período 2009 a 2017, se reportaron 444 brotes de criptosporidiosis, que dieron lugar a 7,465 casos en 40 estados y Puerto Rico. Mientras, la única muerte por criptosporidiosis se transmitió en un hospital.

En cuanto a estas cifras, el CDC detalló que pueden ser el resultado a las nuevas tecnologías de prueba y la capacidad para detectar los brotes.

“El número de brotes notificados ha aumentado en promedio aproximadamente un 13% por año. Las principales causas incluyen la ingestión de agua contaminada en piscinas o parques infantiles, el contacto con el ganado infectado y el contacto con personas infectadas en entornos de cuidado infantil”, reza el informe.

Aunque la mayoría de los microbios muere a los pocos minutos debido a los desinfectantes comunes que se usan en las piscinas, como el cloro o el bromo, el crypto es un microbio que puede sobrevivir por más de siete días, incluso en el agua con cloro.

“La cantidad de brotes relacionados con el agua recreativa tratada causados por cryptosporidium impulsa el pico estacional de verano tanto en brotes de cryptosporidiosis transmitidos por agua como brotes de cryptosporidiosis en general”, según una declaración de los CDC.

Los efectos pueden ser peores para los niños, mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Por lo tanto, la prevención de la contaminación por cryptosporidium es importante.

Los CDC recomiendan que, si se produce un brote de criptosporidiosis, se requieren medidas sustanciales de descontaminación, incluida la hipercloración y el uso de peróxido de hidrógeno para desinfectar las superficies.

Go to Source