El pasado fin de semana se celebró en Osaka (Japón) la cumbre del G-20, que reunió a los príncipales líderes mundiales para abordar temas económicos y geopolíticos, así como para acercar posturas.

Este evento nos ha dejado varias imágenes curiosas, como a Trump señalando su sitio al Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Pero una de las últimas ha sido el evidente esfuerzo de Ivanka Trump –la hija del presidente estadounidense y miembro de la comitiva de su país en el G-20– por integrarse en las conversaciones de los mandatarios. Trump se encontraba en la frontera de las dos Coreas junto a Kim Jong-un, por lo que no pudo asistir al cónclave del pasado domingo en Osaka.

En unos «stories» subidos por el gobierno francés a la red social Instagram se puede observar cómo Ivanka se encuentra en un corrillo formado por varios dirigentes, algo normal en este tipo de reuniones. Estaba formado por la todavía Primera Ministra británica, Theresa May, el presidente francés, Emmanuel Macron, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Ivanka Trump appears to be trying to get involved in a talk among Macron, May, Trudeau and Lagarde (IMF head).
The video is released by French Presidential palace. pic.twitter.com/TJ0LULCzyQ— Parham Ghobadi (@ParhamGhobadi)

June 29, 2019 En el vídeo, se ve a la hija de Trump gesticular de forma excesiva y asentir ante lo que se estaba comentando para intentar ser partícipe de la conversación. De hecho, llega a interrumpirla cuando se estaba hablando de justicia social y aspectos económicos para hacer una referencia a que la industria militar «está dominada por hombres».

Ante esto, se producen caras de asombro, en especial la de Christine Lagarde, que busca complicidad en las miradas de Macron y Trudeau. El momento ya se ha hecho viral después de que lo publicara en su Twitter el periodista de la BBC Parham Ghobadi.

La reacción desde la oposición de Estados Unidos no se hizo esperar. La demócrata Alexandra Ocasio-Cortez considera que las declaraciones
«hacen mucho daño a la Diplomacia» y que «ser hija de alguien no es una cualificación para tu carrera». Además, apostilló en su cuenta de Twitter que «se necesita alguien más cualificado en relaciones».

Go to Source