Repsol prosigue en su fuerte apuesta por las energías renovables y construirá tres nuevos proyectos en España, dos eólicos y uno solar, que suman entre todos una capacidad de 800 megavatios (MW), según ha anunciado la compañía en un comunicado. Fuentes del sector cifran la inversión en unos 700 millones de euros.

Los dos nuevos parques eólicos estarán ubicados entre las provincias de Zaragoza y Teruel y entre palencia y Valladolid, mientras que el proyecto fotovoltaico se situará en Cádiz, con lo que la empresa presidida por Antonio Brufau da «otro paso significativo» en su objetivo estratégico de impulsar como operador un negocio de bajas emisiones y con gran potencial de crecimiento orgánico y rentabilidad.

Concretamente, en Aragón se desarrollará el parque eólico Delta, de 335 MW; en Castilla y León se llevará a cabo el parque eólico PI, con una capacidad total instalada de 255 MW; y en Cádiz el proyecto solar Sigma, de 204 MW. Todos están ubicados en zonas con condiciones muy favorables de producción para cada tipo de tecnología, según destaca la compañía, que preve´que se pongan en funcionamiento en los próximos cuatro años con su potencia total instalada de 794 MW, el equivalente al suministro de electricidad de unos 650.000 hogares al año. En su conjunto supondrán una reducción de emisiones de alrededor de 2,3 millones de toneladas de CO2 al año respecto a la generación eléctrica con carbón.

Con estos proyectos, sumados a los de Valdesolar (Badajoz) y WindFloat (Portugal) y a sus actuales activos (2.952 MW), Repsol alcanzará el 90% de su objetivo estratégico de capacidad de generación baja en emisiones, cifrado en alrededor de 4.500 MW en el año 2025.

Go to Source