La política monetaria no debe ser el principal motor económico, según los bancos centrales

Los responsables de los principales bancos centrales (hasta 60) y autoridades monetarias del mundo están ya cansados de que la recuperación de la economía resida, fundamentalmente, en sus políticas de impulso monetario desarrolladas los últimos años. Sobre todo porque lo que estaban llamadas a ser en un principio medidas «excepcionales» y de un limitado uso temporal se han terminado alargando casi tres años en algunos casos.

Por eso el organismo que los agrupa, conocido como Banco de Pagos Internacionales (BPI), aprovechó este domingo la celebración de su asamblea general anual para dar un severo toque de atención a los gobernantes nacionales, sin concretar países pero con un mensaje velado más dirigido a los Estados de la UE como les viene recordando hace tiempo el propio presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. «La política monetaria no puede ser el motor de crecimiento para el futuro», alertó en su informe de balance el director general del BPI, Agustín Carstens, cuyo nombre llegó incluso a sonar tiempo atrás para dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para que la economía mundial pueda crecer de manera sostenible es necesario –sostuvo– que las autoridades políticas acometan lo que se les viene solicitando con escaso éxito desde los bancos centrales hace tiempo:_acometer las reformas estructurales pendientes, establecer políticas fiscales que reduzcan el elevado grado de endeudamiento –sobre todo en las empresas– y, además, medidas macroeconómicas que sean «prudentes». «El avión no puede volar con un solo motor -dijo en referencia a los estímulos establecidos desde el BCE o la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos-, debe arrancar los cuatro que tiene», enfatizó Carstens durante su discurso en la sede del BPI en Basilea (Suiza).

«Conservar combustible»

En ese símil entre la economía y un vuelo intercontinental, el responsable de esta ‘patronal’ oficiosa de bancos centrales estimó que «la navegación hacia cielos más despejados requiere conjugar la velocidad y la estabilidad, así como conservar algo de combustible que permita hacer frente a posibles vientos en contra». Traducido a la situación actual, significa que las autoridades monetarias no pueden exprimir ya mucho más su arsenal de medidas –el famoso «bazuka» del que tanto ha hablado Draghi– so pena de que se queden sin salvaguardas si las cosas empeoran, amén de que su efectividad será cada vez «más y más limitada».

Y es que algunos organismos e institutos internacionales ya no solo hablan de desaceleración, sino de caídas en el Producto Interior Bruto (PIB) a nivel global e incluso los más osados apuntan riesgos de recesión –el BPI_no–. No ajeno a ello el presidente del BCE anunció el pasado 18 de junio que estudia activar nuevos estímulos en la economía europea si la recuperación no se consolida. Y_para ello, dijo, usará «todos los instrumentos disponibles», sin descartar «más recortes en los tipos de interés» –en la zona euro el precio del dinero está en el 0% desde marzo de 2016, aunque a la banca se le cobra hace tiempo por sus depósitos– e incluso la compra de más deuda pública y privada, donde cree que «todavía tiene considerable espacio».

Un día más tarde la Reserva Federal norteamericana también abría la puerta a rebajar los tipos al otro lado del Atlántico: no lo hace desde 2008, cuando volvió a subirlos –hasta en nueve ocasiones posteriores– tras dos años de ajustes para dejarlos en la horquilla actual del 2,25%-2,50%. La incertidumbre y la baja inflación serán las factores, al igual que en el BCE, que determinarán si llega a tomar esa decisión finalmente.

Apalancamiento empresarial

Para Carsten el recurso a medidas monetarias no ordinarias –lo que en su comparativa aérea llamó «turbocompresores de corta duración»– debe ser limitado en el tiempo y en las cuantías. Primero porque si bien «es posible que a corto plazo dejen claros beneficios, pueden acabar ocasionando costes a largo». «Las vulnerabilidades financieras crecerán y el espacio de maniobra de estas políticas puede desaparecer» cuando haga más falta, insistió.

Este temor se podría hacer realidad por el mayor apalancamiento de las empresas, que le recuerda el inicio de la crisis de las hipotecas ‘subprime’ por su alto volumen (tres billones de dólares), y la baja rentabilidad de la banca a causa de los tipos bajos que reducen su capacidad de apoyar la economía. «El riesgo de desacelerar hasta la velocidad de pérdida de sustentación ha de ponderarse con el de quemar combustible demasiado rápido», alertó.

«No hay ganadores en las guerras comerciales, solo perdedores»

Pese a la tregua temporal en el conflicto arancelario a gran escala entre EE UU y China, los organismos internacionales siguen temiendo efectos negativos a medio plazo. Por eso el director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Agustín Carstens, advirtió ayer de que «en las guerras comerciales no hay ganadores, solo perdedores».

De hecho, se refirió a la desaceleración económica del gigante asiático como uno de esos efectos negativos, con el agravante de que «se ha extendido rápidamente a todo el mundo». No obstante, valoró los esfuerzos del país para reducir el endeudamiento de sus empresas en el camino para «asegurar una transición suave a una economía basada en los servicios».

Go to Source

Decenas de miles de sudaneses piden «sangre por sangre» en una protesta contra la Junta Militar

Las fuerzas de seguridad de la junta militar que gobierna Sudán han efectuado varios disparos al aire y usado gas lacrimógeno para dispersar a los miles de manifestantes que se están concentrando ante el Ministerio de Defensa y en varios barrios de la capital, Jartum, según testigos.

Al mismo tiempo, el vicepresidente de la junta Mohamed Hamdan Dagalo alias ‘Hemedti’, considerado el hombre fuerte del consejo de militares, ha denunciado «disparos de francotirador» contra sus fuerzas en el puente del Nilo Blanco que conecta Jartum con Omdurman, la ciudad más poblada del país, según hizo saber durante un discurso televisado y recogido por Sudan News.

«Ayer advertimos de que haríamos responsable a la oposición de cualquier acto violento y nuestras fuerzas se encaminan a resolver la situación», ha hecho saber en referencia a las milicias de las Fuerzas de Apoyo Rápido que lidera este antiguo comandante janjawid.

Decenas de miles de personas han salido este domingo a las calles de la capital de Sudán, Jartum, y otras ciudades del país para protestar contra la junta militar al frente del país y exigir la integración de los civiles en un Gobierno de transición tras la caída en abril del dictador Omar al Bashir, en lo que se trata de la primera gran manifestación tras la violentísima represión policial de este mes que dejó entre 60 y 110 fallecidos.

Los manifestantes han marchado por Jartum, Atbara, Dongola o Sinnar enarbolando banderas sudanesas a los gritos de «civiles, civiles» bajo la mirada de las fuerzas de seguridad desplegadas para contener a los participantes.

Un joven muerto por un disparo en el pecho
Ha sido precisamente en Atbara donde ha fallecido el joven, identificado como Mohamed Aljak, de unos 20 años de edad, muerto «por un impacto directo de bala en el pecho», según un comunicado del Comité Central de Médicos de Sudán.

La principal organización civil tras las protestas, la Asociación de Profesionales Sudaneses (APS), ha convocado a todos los participantes a que se concentren ante el Palacio Presidencial de la capital, para culminar la protesta acusando a la junta militar de no ser más que una prolongación del antiguo régimen de Al Bashir, cuyo 30 aniversario de la llegada al poder se cumple exactamente este domingo.

«Reclamamos retribución por los mártires y la entrega inmediata del poder a los civiles, sin condiciones ni dilación», ha hecho saber la asociación en su cuenta oficial de Twitter.

La junta militar no ha aprobado esta marcha, y ha instado en su lugar a las Fuerzas para la Libertad y el Cambio — el movimiento que aglutina a las principales fuerzas de oposición política y civil, entre ellas la mencionada APS — a que suspenda la manifestación y ha avisado de que les hará responsables de cualquier pérdida de vidas o daños materiales causados por la marcha.

«Queremos advertir de la gravedad de la crisis que está atravesando el país, y haremos responsables a las Fuerzas para la Libertad y el Cambio de cualquier vida que se pierda en esta marcha, o de cualquier daño a los ciudadanos o a las instituciones del Estado», ha avisado el Ejército en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias sudanesa, SUNA.

Esta pasada noche, además, efectivos de las fuerzas de seguridad del régimen militar que gobierna Sudán han irrumpido en la sede de APS en vísperas de la manifestación; una maniobra de presión, según los opositores, que dificulta todavía más los intentos de mediación internacionales que encabeza Etiopía para estabilizar el país.

«Es una violación de las libertades aún peor que las del régimen del expresidente» Omar Hasán al Bashir, ha afirmado un portavoz de la APS, Ahmed al Rabie, en declaraciones a Reuters. “Es una mala señal para la atmósfera de mediación entre las dos partes”, ha añadido.

Go to Source

El régimen venezolano libera y deporta a 59 colombianos detenidos hace tres años

Después de tres años detenidos en un galpón en Caracas, 59 colombianos fueron excarcelados por órdenes del régimen de Nicolás Maduro en las primeras horas del sábado y deportados a su país. Un avión de las Fuerzas Armadas trasladó a los colombianos desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, la terminal aérea más importante del país y ubicada a pocos minutos de Caracas, hasta el estado fronterizo Táchira, desde donde cruzarían hacia Cúcuta por uno de los puentes, según indicaron periodistas del canal colombiano «NTN24».

La liberación ocurre tras la visita de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a Venezuela, y después de que se reuniera con familiares de los colombianos, un encuentro que sirvió para que recibiera denuncias sobre casos de tortura y violaciones de los derechos humanos en el país sudamericano.

La detención ocurrió cuando las Operaciones de Liberaciones del Pueblo (OLP), unas unidades del régimen chavista, llegaron al lugar donde residían en Caracas y los arrestaron de forma arbitraria y sin ninguna vinculación. Las autoridades de Venezuela acusaron a los ciudadanos de formar parte de las fuerzas paramilitares de Colombia, pero nunca hubo presentación de pruebas.

El ministerio de Relaciones Exteriores colombiano solicitó a las Naciones Unidas que ejerciera como intermediario para la liberación de los encarcelados, y denunció también que todos estaban en malas condiciones y no se estaba respetando el debido proceso legal.

Entre el gobierno de Maduro y Colombia hay una fractura de relaciones diplomáticas luego que el presidente Iván Duque apoyara a Juan Guaidó en su proclamación como presidente interino de Venezuela en enero y sirviera, un mes después, como sede para acopiar varias toneladas de ayuda humanitaria para venezolanos en riesgo de morir.

Go to Source

Tusk planteará que los socialdemócratas presidan la Comisión Europea

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, planteará esta noche en la cumbre de líderes de la UE una propuesta para el reparto institucional de cargos que optaría por la familia socialdemócrata europea para la presidencia de la Comisión Europea (CE) en la próxima legislatura.

La propuesta, impulsada por Alemania, Francia, España y Holanda, contiene qué formación política europea ocuparía cada uno de los puestos que están en juego (presidencia de la Comisión, del Consejo, del Parlamento Europeo y Alto Representante para la Política Exterior), indicaron fuentes del Consejo.

Tusk ha llevado este plan a la reunión que ha mantenido en la mañana de este domingo con la Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo, que reúne al presidente de la institución y a los líderes de sus grupos políticos, a quienes ha informado de las consultas que ha mantenido en los últimos días y de la que ha emergido esta propuesta, informaron a Efe fuentes del Consejo.

En el caso de la familia socialdemócrata, el holandés Frans Timmermans es el único candidato oficial en la terna para presidir el Ejecutivo comunitario.

Tusk tiene previsto «testear» esta propuesta en la cumbre de esta tarde con los Veintiocho, ya que cualquier nominación requiere el apoyo de una mayoría cualificada reforzada del Consejo, si bien las fuentes señalaron que estos cuatro países «creen que podría lograr la mayoría necesaria».

Los cuatro líderes de Alemania (populares), Francia (liberales), España (socialdemócratas) y Holanda (liberales) pertenecen a alguna de las tres grandes familias políticas que están disputándose los cargos, que en su conjunto no se han pronunciado sobre esta propuesta.

Populares y socialistas celebran esta tarde sendas reuniones de grupo antes de la cumbre europea.

Los países del grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) ya han anunciado su oposición a la candidatura de Timmermans y, contando con el voto en contra de Italia que ha anunciado su ministro del Interior y la abstención del Reino Unido por el «brexit», la propuesta no alcanzaría el mínimo requerido para superar el voto por mayoría cualificada reforzada.

Según los datos oficiales del Consejo, los 22 países restantes (que votarían sí) suman un 62,77 % de la población europea, por debajo del 65 % que requiere este sistema.

Go to Source

Europa, en tierra de nadie

La UE intenta evitar quedar atrapada en la confrontación entre EEUU y China. Mientras, la renovación de cargos en Bruselas debe servir para activar su soberanía estratégica. Además, resulta clave debilitar el populismo y potenciar su peso comercial


Una manifestante pro UE a las puertas del Parlamento británico.
AFP

Los europeos observan con suma preocupación cómo el siglo XXI se configura en torno a la rivalidad entre EEUU y China y se preguntan cuál es su papel en ese gran juego de poder y cómo evitar quedar atrapados en la confrontación entre esos dos gigantes. ¿Qué mejor capital que Lisboa y la hospitalidad de Augusto Santos, ministro de Exteriores de Portugal, para hablar de relevancia de Europa? Tantos siglos siendo el centro del mundo han llevado a los europeos a pensar que están en el centro del mundo. Pero no es cierto. Abran un mapa y comprobarán cuánta verdad hay en la afirmación de que Europa es solo una pequeña península de Asia, cuán anómalo es el excepcional papel jugado en la historia mundial por esa pequeña península y, para rizar el rizo, en el hecho de que la hegemonía mundial europea arrancara en una pequeña península de esa pequeña península.

Porque la primera globalización, en realidad la única que ha conocido la humanidad si nos fijamos en lo profundo y duradero de su impacto, arrancó en dos estuarios de la Península Ibérica, el del río Tinto (Palos de Moguer) y el del río Tajo (Belén). Desde allí partieron, con solo cinco años de diferencia, las expediciones que llevaron, una, la de Colón, al descubrimiento de América en 1492, y otra, la de Vasco da Gama, que en 1497 logró abrir la ruta marítima a la India, conectando así dos inmensos continentes a su influencia y prosperidad.

La impronta de esos descubrimientos no hubiera sido tan profunda si no hubiera coincidido con la decisión china, adoptada en 1470, de destruir su flota, prohibir los viajes oceánicos y encerrarse en su territorio continental, poniendo fin así a una exitosísima experiencia naval y comercial, que había llevado a los chinos a las costas de la India y el cuerno de África. Sin la retirada de China, cuya marina era mucho más grande, poderosa y experimentada que la de los europeos y que había dominado los mares de Asia durante todo el siglo XV, Europa no habría podido dominar Asia (imaginen por un momento cómo sería el mundo de hoy si China hubiera descubierto y colonizado América).

Hoy, 500 años más tarde, el reloj apunta otra vez hacia aquella hegemonía china que quedó pendiente, España y Portugal vuelven a ser pequeñas penínsulas de una pequeña península y los europeos asisten a la provocación en toda regla que les plantea el profesor de la Universidad de Chicago, John Mearsheimer, uno de los grandes teóricos del realismo político en relaciones internacionales, que les invita -durante una reunión en Lisboa del ‘think tank’ Consejo Europeo de Relaciones Internacionales (ECFR, en sus siglas en inglés)- a asumir el fin de sus ilusiones liberales desde un lugar con un nombre muy oportuno: el Palacio das Necessidades (sede del Ministerio de Exteriores portugués). Mientras Mearsheimer expide el certificado de defunción de aquel orden liberal que con tanta ilusión nació en 1989 después de la caída del muro, el intelectual búlgaro Iván Krastev reflexiona sobre cómo sobrevivir al fin de las ilusiones desencadenadas por aquel optimismo liberal y su adalid, Francis Fukuyama, que nunca imaginaron que la nostalgia por el pasado y el pesimismo por el futuro iban a ser el sentimiento dominante entre los europeos, tal y como se mostró en una macroencuesta realizada por el ECFR en colaboración con la organización Yougov.

Así pues, los europeos, que pensábamos que el siglo XXI iba a ser un siglo feliz, vivimos bajo la sombra de la llamada “trampa de Tucídides”, un término popularizado por el profesor Graham Allison para referirse a la consideración de Tucídides sobre la inevitabilidad de la guerra del Peloponeso toda vez que Atenas no tenía otra opción que la militar para atajar el auge de Esparta. Por tanto, el reloj podría ir no solo 500 años atrás, sino otros 1.000 más y depositarnos en una preocupante analogía con el fin de la civilización helénica. Esto no quiere decir que EEUU y China estén predeterminados al conflicto, pero sí señala el coste de ignorar la historia, que nos enseña que 12 de las 14 transiciones de poder entre grandes potencias acabaron en conflicto y solo cuatro lo evitaron.

Que esa rivalidad va a marcar el siglo XXI es una certeza: todo lo demás es una incertidumbre. No sabemos si una gran potencia se impondrá a la otra, si las dos lograrán coexistir de forma pacífica, aunque sea bajo una nueva guerra fría, o si la competición, además de en el plano económico, político y tecnológico, se desbordará hacia el plano militar, provocando un conflicto armado. Como señaló Helle Thorning Schmidt, ex primera ministra danesa, en esa dinámica de confrontación entre Washington y Pekín, Europa debe buscar su propia voz, no una voz equidistante, sino la que permita defender el espacio de libertad y prosperidad compartida que nos define como europeos y que define el mundo en el que queremos vivir: un mundo con instituciones internacionales fuertes, normas respetadas y acuerdos que garanticen que podemos actuar contra los desafíos que presentan tanto la pobreza y la desigualdad como el cambio climático y la extensión de los derechos humanos.

Qué mejor prueba de esa necesidad de más Europa que la retirada unilateral de EEUU del acuerdo nuclear con Irán, un pacto del que los europeos se sentían particularmente orgullosos al haber logrado aunar las voluntades de EEUU, China y Rusia, y que ahora lleva a las compañías europeas a ser víctimas de unas sanciones que sus gobiernos no han aprobado. Como destacaron Mohamed El Baradei, ex director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, y Nickolay Mladenov, enviado del secretario general de la ONU para el proceso de paz de Oriente Próximo, tras el fracaso de las primaveras árabes, la Europa de hoy vive rodeada de un “anillo de fuego” que se extiende de Siria a Libia pasando por Yemen pero está ausente de la gestión de esas crisis.

A la sombra de Trump, cuya reelección situaría el horizonte de su salida de la Casa Blanca en el 2024, con la previsible devastación del sistema internacional que éste dejaría tras de sí, pero también de la asertividad de Rusia respecto a Ucrania y nuestros socios bálticos y de los desafíos tecnológicos y militares de China, los europeos tienen una caja de herramientas patéticamente vacía: su divisa, el euro, es solo un medio de pago, no un instrumento político ni diplomático que acompañe su poder; su régimen de sanciones financieras y comerciales carece de dientes; su capacidad de innovación tecnológica es menor; sus fuerzas armadas no disponen de los recursos suficientes para ser más autónomas de Washington; y su diplomacia carece de la agilidad y flexibilidad para imponerse en la mesa de negociación. De ahí la necesidad de una propuesta para activar la soberanía estratégica de Europa como la presentada en un informe por Mark Leonard y Jeremy Shapiro (director y director de investigación de ECFR, respectivamente), conteniendo una importante batería de recomendaciones de actuación.

Todo lo anterior explica por sí solo la importancia de elegir bien a las personas que liderarán Europa durante los próximos cinco años y la preocupación existente por el rumbo actual de las negociaciones entre los líderes europeos. Hay consenso en que la Presidencia de la Comisión, del Consejo y la figura del alto representante para la Política Exterior deben ir a personalidades de primer nivel, capaces de imprimir a la UE la dirección que le falta, de forjar los consensos de los que hoy carecemos y de diseñar y acompañar las políticas que permitan a Europa seguir siendo relevante en el mundo.

Jugar ese gran juego de poder no es fácil. Europa no está preparada, ni psicológica ni material ni institucionalmente. No fue diseñada para mirar hacia fuera, al mundo, sino hacia dentro, para pacificarse a sí misma. Pero no hay otra opción que hacerlo y, por ilusorio que pueda parecer, sí hay opciones para hacerlo. Integrando sus capacidades, que son reales (el euro, su peso comercial, el atractivo de su mercado, el presupuesto europeo, su capacidad regulatoria) bajo estrategias compartidas y principios claros es posible que Europa siga siendo relevante. Para ello tiene que confrontar los populismos, verdaderos caballos de Troya de esos disolventes globales que nos amenazan, y comenzar a pensar estratégicamente. Como hace 500 años.

Un nuevo orden mundial multipolar

En la crisis iraní, como en el veto del presidente de EEUU, Donald Trump, al uso de los sistemas 5G de la compañía china Huawei, los europeos han descubierto el significado de carecer de “soberanía estratégica”, esto es, de la capacidad de resistirse a verse arrastrados a dinámicas de conflictos contrarios a sus principios e intereses y, a la vez, como en la retirada estadounidense del acuerdo sobre el clima de París, de poder impedir que acuerdos vitales para su seguridad e imprescindibles para su futuro se conviertan en papel mojado. Sea en lo relativo a la esfera digital y el control de internet, en las cuestiones comerciales o en el ámbito de la seguridad y la defensa, el orden multilateral que surgió en el año 1989 del fin de la Guerra Fría ha sido sustituido por un orden multipolar. / J. I. T.

Go to Source

El drama de los niños migrantes en Estados Unidos: “Viven hacinados, como en una prisión”

Congresistas de Florida exigen al Gobierno de Trump que cierre uno de los refugios temporales donde viven menores que fueron separados de sus padres al entrar de forma ilegal en el país


Menores migrantes alojados en el centro de Homestead (EEUU)
REUTERS

“Había cientos y cientos de niños hacinados, en condiciones inapropiadas, en instalaciones similares a las de una prisión”, dice la congresista federal de Florida Donna Shalala al recordar su reciente visita al refugio temporal para inmigrantes de Homestead, Florida, donde están detenidos unos 1.600 menores que entraron al país, solos o con un adulto. “Me sentí profundamente angustiada con lo que vi”.

Ella habla de un drama cada vez más preocupante tras las fuertes medidas antimigración que ha aplicado Donald Trump, el de los menores de edad que ingresan ilegalmente a Estados Unidos por la frontera con México y son retenidos en refugios por períodos de tiempo indefinido. El destino de estos niños es incierto, ya que sus casos pueden tardar meses en ser resueltos. Y muchos de los que son separados de sus padres o tutores, no vuelven a ser reunidos con ellos.

La cantidad de menores en esta situación se ha desbordado y la Justicia parece no dar abasto con los casos, por eso el tiempo de espera de estos chicos es cada vez más largo. A eso se suma que varios de los refugios, como el de Homestead, se encuentran también saturados y no estarían cumpliendo con los requisitos mínimos de cuidado de los menores. Pero por ley, el Gobierno federal está obligado a brindarles protección, hasta que sean procesados.

Shalala y otras dos representantes demócratas del estado floridano, Debbie Mucarsel-Powell y Debbie Wasserman Schultz, presentaron hace unos días una petición formal al Gobierno de Trump para que cierre el Refugio Temporal Homestead. Sin embargo, este reclamo se viene haciendo desde hace largo tiempo por varias organizaciones proinmigrantes y de derechos humanos, y el Gobierno no ha dado respuesta.

La gota que colmó el vaso es una publicación de documentos judiciales que describen en detalle las condiciones de aislamiento psicológico, similares a las de una cárcel convencional, a las que son sometidos los menores en Homestead.

El extenso informe de la corte, al que tuvo acceso el diario local ‘Miami Herald’, da detalles alarmantes sobre el daño mental y físico causado por la detención prolongada de estos niños, que además son sometidos a muy estrictas reglas, como “no tomar descansos para ir al baño, no poder ir al baño sin permiso y el acceso único a dos llamadas de 10 minutos a la semana para comunicarse con sus familiares”.

Las congresistas señalan a la compañía privada que opera las instalaciones, Comprehensive Health Services, por las “terribles condiciones” en que tiene detenidos a los menores y por rechazar la supervisión de las autoridades -ya que les negó el acceso en su última visita, en abril pasado-. La empresa recibe unos 220 millones de dólares del Gobierno federal por esta tarea, según Tomas Kennedy, director de la Coalición de Inmigrantes de la Florida (FLIC).

“Los informes del estado peligroso y perjudicial de las instalaciones son cada vez más comunes. A partir del 1 de junio, la temporada de huracanes de 2019 ha comenzado, y ni la Administración de Trump ni la compañía que opera las instalaciones tienen un plan de evacuación de huracanes establecido”, señala la representante Mucarsel-Powell. La propuesta que elevaron las congresistas al Gobierno busca que se traslade a los niños allí retenidos a instalaciones más pequeñas administradas por organizaciones sin fines de lucro. Exigen también hacer la transición de entrega de estos niños a sus familias con mayor rapidez.

En marzo pasado, el periódico ‘Diario Las Américas’ logró una respuesta oficial a las peticiones de las organizaciones. “Los niños bajo los cuidados de este refugio temporal en Homestead no son prisioneros”, aseguró el director del centro de relocalización de refugiados, Jonathan Hayes. Dijo que en el lugar “no hay celdas con rejas ni puertas con seguro” y que “así como en las escuelas en cualquier comunidad del país, los refugios tienen horarios y reglamentos para proveer estabilidad y una rutina a los niños, como por ejemplo caminar en fila por el edificio cuando vas a clases”.

Respecto a la falta de información que se da sobre el estado de los menores, Hayes indicó que “lo que es considerado como secretismo es para asegurar la privacidad y seguridad de estos chicos”. Después del informe de la Justicia y la denuncia de las congresistas, donde se detalla el daño psicológico y las malas condiciones de los refugios, habrá que ver cuál es la respuesta federal.

Go to Source

Un ‘oasis’ en medio de la despoblación

En Palanques, uno de los municipios más pequeños de la Comunidad Valenciana, el 36% de la población tiene menos de 25 años y no se quiere ir


Tres de los jóvenes que viven en Palanques. Entre ellos, Gorka, de tres años, el más pequeño del pueblo.
LUCÍA MARTÍ

Un parque infantil que no está desierto. Hay niños y niñas. Juegan en los columpios y toboganes. Adolescentes pasean por las calles y plazas del municipio, juegan e sus campos de fútbol, sus canchas. Es entre semana, no son vacaciones de verano. Ni de Navidad. No están de visita. Viven allí, en el pueblo.

Se trata de dos imágenes esquivas en el mundo rural, el de la despoblación. El de la España vacía. Escenas, sin embargo, con un sabor ajeno para Palanques (Castellón), segundo municipio con menos población de la Comunidad Valenciana. Todo lo contrario. Este pequeño y ‘peculiar’ municipio del interior de la provincia (situado en la comarca de Els Ports), vive sumergido en una realidad paralela desde hace décadas, diferente al del resto de pueblos de condiciones parecidas.

Son dos las circunstancias ‘especiales’ e ‘insólitas’ las que convergen en esta localidad montañosa, situada en el límite de la provincia de Teruel y al paso del río Bergantes. La primera es la evolución atípica de su censo: si bien hay años en los que desciende ligeramente, la población se han mantenido de un modo milagroso en la última década. Todo y que en el mismo periodo, el padrón de la gran mayoría de municipios del interior de Castellón se ha desangrado. La segunda circunstancia de especial relevancia que se da en el universo particular de Palanques es la edad de sus vecinos: el 36% de sus habitantes tiene menos de 25 años. Una franja prácticamente extinguida en el mundo rural. Tan extraña como la presencia del lince en el monte ibérico. Esta docena de jóvenes (el más pequeño tiene tres años y se ve retratado en la fotografía que acompaña el reportaje), representan el pasado, presente y futuro de Palanques. Su historia, es la de la de sus padres, y están decididos a seguir sus huellas y escribir y protagonizar un prometedor futuro.

«Se da una situación inusual respecto a los pueblos de interior», comienza a relatar la recién reelegida alcaldesa, Lucía Martí, que ha tenido mucho que ver en el ‘milagro’ poblacional de Palanques y en que las calles del municipio estén, de lunes a viernes, repletas de juventud. «La mayoría de estos jóvenes y niños son hijos de cuatro parejas [entre las que se incluye la propia Martí], que en los años 90, cuando ya todos los jóvenes emigraban en busca de empleo en grandes ciudades, decidieron quedarse y establecerse en Palanques». Este solemne compromiso, el de «no abandonar la zona», se dio a varios factores: «Había trabajo en el pueblo o en localidades cercanas», es el primero de ellos; el segundo, «el arraigo a Palanques», ese amor incombustible hacia el lugar de nacimiento. Y gracias a esta decisión tomada en aquellos difíciles años, el que ya era casi el más pequeño de los pueblos de la Comunitat Valenciana, acogió con los brazos abiertos a nuevos residentes: «Las parejas de quienes habían nacido aquí, vecinos de Forcall, Morella, Andorra (Teruel) o Albacete, se establecieron en Palanques», recuerda la alcaldesa. Las semillas del futuro quedaron sembradas. Y durante todos estos años las han ‘regado’ con cariño.

legado familiar

Hoy, siguiendo las improntas que han dejado sus progenitores a lo largo de las estrechas calles del pueblo, «la mayoría de ellos no se plantea emigrar, les gustaría seguir viviendo aquí», confirma la primera edil, que es consciente de que «hay que luchar por ellos, para que no se vean obligados a irse». Y eso comporta mucho trabajo.

Una ardua tarea en la que la mayoría de ayuntamientos fracasa, y que requiere de unos recursos de los que carecen las arcas municipales de una administración nutrida por tan solo una treintena de personas. «Mejorar las conexiones a internet y de telefonía móvil para que puedan trabajar desde casa; crear espacios para que puedan desarrollarse laboralmente; ofrecerles ayudas para establecerse como autónomos», son algunas de las tareas pendientes no solo de Palanques, sino de cualquier municipio de sus mismas características, los acuciados por la despoblación. Eso sí, «la situación no es la misma que se encontraron aquellas parejas», puntualiza Lucía Martí, quien en los últimos años, bien desde la primera línea de la administración local o bien como vecina, ha acogido la creación de instalaciones como un consultorio auxiliar de salud, una zona deportiva y la Casa de la Cultura (que alberga también el local de los Jubilados y la Unidad de Respiro). Ahora, el gobierno de Martí pretende acondicionar un local que sirva de oficinas a aquellos emprendedores que quieran instalarse en Palanques. Además, en el mismo edificio se habilitarán dos viviendas, que en la actualidad están a medio construir, para alquilarlas a personas que se quieran establecer en el municipio.

El reto de Martí es titánico no solo por lo insignificante del presupuesto, sino por la carga de trabajo para una corporación municipal conformada por tres personas. En un municipio tan pequeño «todo recae en la Alcaldía, desde estar al pie del cañón para que salgan los proyectos adelante», hasta dar respuesta a todo tipo de peticiones vecinales: «Si no va la farola de la puerta, si hay una fuga de agua, si no encuentran la casa de la abuela». Y entre tantos frentes abiertos, hay que seguir luchando contra la despoblación, cuya mejor línea de defensa la componen la docena de jóvenes y niños que crece en las entrañas del municipio.

Estos jóvenes y sus padres, no obstante, no son los únicos ‘héroes’ locales que mantienen vivo el pueblo. Y es que, tal y como apunta el sabio refranero español cuando dice ‘dinero llama dinero’, la ‘vida llama vida’ en el interior. La existencia de una población joven atrae, irremediablemente, a más juventud: «En los últimos años también se han venido a vivir una familia con hijos y una joven pareja», se congratula la primera edil, que es muy consciente de lo ‘valiosas’ que son estas personas en un municipio como el suyo, por lo que también tiene que trabajar para que no se vayan.

Go to Source

Trump confirma que se reunirá con Kim Jong-un en la frontera intercoreana

El presidente estadounidense, Donald Trump, confirmó hoy que se va a reunir brevemente con el líder norcoreano, Kim Jong-un, cuando visite en las próximas horas la zona desmilitarizada (DMZ) que divide las dos Coreas.

«Voy a hacer una declaración muy breve, porque nos vamos a la DMZ donde me voy a reunir con el líder supremo Kim Jong-un», explicó Trump en una rueda de prensa celebrada al término de su cumbre en Seúl con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in.

La reunión entre Trump y Kim no se había confirmado oficialmente hasta ahora, ya que el mandatario estadounidense propuso el encuentro a través de la red social Twitter en la víspera, una oferta que Pionyang no había aceptado formalmente pese a calificarla de «muy interesante» y positiva para las relaciones bilaterales.

Go to Source

El Gobierno de Maduro confirma la muerte de un militar detenido por presunta conspiración

El Gobierno de Nicolás Maduro confirmó este sábado la muerte del militar Rafael Acosta Arévalo, quien se encontraba detenido y bajo custodia del Estado por su presunta implicación en una conspiración, al tiempo que solicitó a la Fiscalía abrir una investigación para esclarecer el caso.

En un comunicado, el Gobierno informó de que el propio Maduro pidió al titular del Ministerio Público, Tarek Saab, «una completa y exhaustiva investigación» que esclarezca este fallecimiento, que calificó como “lamentable”.

«Esperamos que la actuación expedita del Ministerio Público proporcione expedita respuesta a la solicitud hecha por el presidente (…) en aras de preservar la paz y el buen desarrollo de la justicia», se añade en el texto.

Más temprano, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino de Venezuela, había denunciado la muerte de Acosta Arévalo tras haber sido torturado.

Simultáneamente a la divulgación del comunicado del Gobierno de Maduro, Guaidó reiteró su condena del hecho y llamó nuevamente a la familia militar a desconocer al líder chavista.

«Confirmamos el asesinato del capitán de corbeta Acosta Arévalo, habíamos denunciado el día martes su desaparición, junto a otros 6 oficiales, y hoy se confirma su asesinato luego de haber sido torturado brutal y salvajemente», dijo en una declaración transmitida en sus redes sociales.

De acuerdo con informaciones de la prensa venezolana, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces de inmediato los motivos de su aprehensión.

El Gobierno de Maduro denunció el miércoles que desactivó un golpe de Estado que se produciría entre el 23 y 24 de este mes, y que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo. Un día después el fiscal general informó de que Acosta Arévalo formaba parte del plan, y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares.

Saab, dijo el pasado día 11 que por los hechos de abril hay 17 detenidos y que otros 17 son investigados.

Go to Source

27 años y 3.400 kilómetros después, la red AVE no tiene «un horizonte cerrado»

Si hay una infraestructura que defina el desarrollo económico de España durante las dos últimas décadas, símbolo además de su estatus dentro de la ‘Primera División’ europea, esa es sin lugar a dudas la red ferroviaria de alta velocidad, más conocida por las siglas AVE. Desde la inauguración de sus primeros 472 kilómetros en la primavera de 1992 para unir Madrid y Sevilla aprovechando la celebración de la Exposición Universal en la capital hispalense el trazado ha crecido «notablemente», como reconocen desde ADIF, la sociedad pública que gestiona las vías y estaciones de tren.

El balance en estos 27 años transcurridos es de 3.412 kilómetros ya en servicio de AVE -la segunda mayor extensión en el mundo, solo por detrás de las líneas de Japón-, una quinta parte (el 21%) de toda la red ferroviaria que supera los 16.000 kilómetros. Aunque desde hace años la mayor parte de las obras de construcción se centran en la primera, o en conexiones de la red convencional con ella, siendo la segunda partida interés para los trenes de cercanías.

Todas las comunidades quieren que el AVE pase por ellas y las principales capitales, además, contar con una estación. La red, de hecho, ya cuenta con medio centenar de ellas, aunque parte están en localidades de tamaño medio e incluso a veces pequeño por las que pasa el trazado de alta velocidad. En la actualidad hay ocho grandes líneas en servicio, que unen Madrid con Sevilla, Toledo, Barcelona y la frontera francesa, Málaga, León, Zamora, Valencia y Alicante. Aparte hay otros cuatro tramos que parten de ellas y pueden considerarse ramales, por ejemplo, entre Valencia y Castellón.

Y todo ello sin contar dos tramos más que permitirán completar otras dos grandes líneas. El primero une Antequera y Granada, inaugurado el martes pasado y que ha permitido llevar el AVE a esta ciudad –que aprovechará la línea Madrid-Sevilla para llegar a la capital del país– tras 16 años de obras, 1.675 millones de euros invertidos y numerosos retrasos. El segundo, «en avanzado estado de ejecución» –según precisan fuentes de ADIF–, va desde Zamora a Ourense y su finalización está prevista «para los próximos meses», previsiblemente antes de que concluya 2019. Con la puesta en servicio de estos 227 kilómetros de vías se habrá «culminado toda la línea» de alta velocidad Madrid-Galicia.

Retrasos y prioridades

Las obras comenzaron en mayo de 2010, casi un década después de que se prometiera llevar el AVE a esa comunidad autónoma. El problema no es nuevo –los trabajos de la línea Madrid-Barcelona se prolongaron 12 años– porque, a los retrasos tan desesperantes para los ciudadanos como «relativamente normales» para los técnicos en la construcción de las líneas –factores como la necesidad de establecer más viaductos (sobre todo si son de gran altura) o túneles, unido a la complicación orográfica del país y la diferente composición de los terrenos no solo alargan los trabajos, a veces ‘sine die’, sino que encarecen el presupuesto de las licitaciones–, se unen las propias prioridades políticas.

Llevar el AVE a más ciudades conlleva también atraer mayor número de votos, aunque hablamos de proyectos que duran varias legislaturas de modo que puede que lo inicie un gobierno de un color político y lo culmine otro de signo contrario. Sin embargo, la recesión económica también ha pasado factura a las inversiones en la red, cuya media anual entre 2013 y 2018 (1.551 millones de euros) resulta 2,8 veces inferior al período inmediatamente posterior a la crisis (4.381 millones por ejercicio de 2008 a 2012).

En la última década ADIF ha invertido un total de 31.414 millones de euros (datos hasta noviembre de 2018) en la construcción de nuevas líneas de alta velocidad, incluyendo su mantenimiento. Y si nos remontamos al inicio de toda la red nacional el montante supera los 50.000 millones (IVA incluido), contando también con las obras que aún están en fase de construcción.

La otra lupa de Bruselas

Más de una quinta parte de esa cuantía habrá sido sufragada con fondos de la UE, según los últimos cálculos de la Comisión Europea. Son 11.000 millones entre 2000 y 2020, incluyendo los 570 millones que ha facilitado para el tramo Antequera-Granada y otros 160 millones probables aún en tramitación. Es «prácticamente la mitad», destacan desde Bruselas, de todo el capital comunitario destinado a redes ferroviarias de alta velocidad dentro de la Unión.

Por eso al conceder la financiación de fondos europeos, la CE exige unas condiciones rigurosas sobre plazos, tipo de vía y catenaria, entre otros parámetros. Y cuando no se cumplen demandan la devolución del dinero, de modo que en los últimos años ha tocado exprimir al máximo la diplomacia europea ante los retrasos importantes que acumulaban algunas obras de AVE.

Desde ADIF se defienden porque sus trabajos «están condicionados a la planificación de las actuaciones e inversiones necesarias que efectúa el Ministerio de Fomento». Y_éste, a su vez, debería cumplir con la directiva europea del ferrocarril para «garantizar» un desarrollo «eficiente» de esa infraestructura, «al mismo tiempo que el equilibrio financiero». Por eso, al preguntar a los responsables públicos cuándo estará culminada toda la red prevista en España, la respuesta del gestor es tan escueta como significativa: todavía «no se ha fijado un horizonte cerrado»: de hecho, probablemente tarde.

Así, por ejemplo, mientras el tramo Venta de Baños-Burgos está «prácticamente finalizado» –conectará con la línea entre Madrid, Valladolid y León–, la llamada ‘Y’ vasca para llevar el AVE a esta comunidad continúa sin un horizonte claro. Sus obras comenzaron en julio de 2016.

¿Líneas de »altas prestaciones» o «AVE de segunda»?

Desde ADIF admiten que parte de la red AVE -que califican de «sistema de sistemas»- en servicio incluye líneas de «altas prestaciones», por ejemplo, el trazado entre Sevilla y Cádiz o tramos del Corredor Mediterráneo. Y lo mismo pasa con algunas obras en curso. Para la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC), basta que un tren alcance una velocidad mínima «razonable» de 160 kilómetros por hora –la UE exige que llegue al menos a 200 km/h– para ser considerado de alta velocidad, aunque son valores «orientativos» porque aún «no ha fijado con rotundidad « una postura al respecto.

La clave para diferenciar si una línea puede considerarse dentro de la red AVE, sin olvidar la «relevancia» de la velocidad, son «otros condicionantes» relativos a la calidad que recibe el viajero, señalan desde ADIF donde rehuyen las denominaciones peyorativas que se le dan a esas «altas prestaciones» desde algunas comunidades y ámbitos políticos -»AVE de segunda» es la más repetida-. Los servicios que se ofrecen en las estaciones o a bordo de los trenes y, en general, el que recibe el cliente desde que adquiere su billete y «cualquier otro tipo de ventajas asociadas» son, para el gestor de la red, los factores que realmente marcan el «modelo de alta velocidad».

Go to Source