Mundo

Arrestados dos pilotos venezolanos en EE.UU. con un arsenal

Dos pilotos venezolanos fueron arrestados el pasado sábado en el aeropuerto de Fort Lauderdale, en el estado de Florida, cuando se disponían a despegar en un avión privado rumbo a su país, con un cargamento de armas y dinero en metálico y en cheques. La fiscalía de Florida presentó cargos después contra los dos pilotos, de nombre Gregori Jerson Méndez Palacio y Luis Alberto Patiño Linares.

En el arsenal en posesión de Méndez Palacio, exaviador de la Fuerza Aérea Venezolana, y Patiño Linares, la policía halló 18 rifles, 58 revólveres y seis carabinas, además de 63.000 cartuchos de municiones, según revelaron el martes las autoridades aduaneras estadounidenses. El avión y su carga fueron incautados, según un comunicado del Gobierno de Estados Unidos.

El jet, registrado en Venezuela, estaba registrado en EE.UU. con destino a la isla caribeña de San Vicente y las Granadinas, según el mismo comunicado. Sin embargo, la fiscalía mantiene que en un interrogatorio, uno de los dos pilotos admitió que el destino real del vuelo era Venezuela.

El sábado la aeronave, como es rutinario para aquellas registradas en Venezuela, fue remitida para una inspección de aduanas poco antes de su despegue. Cuando llegaron los agentes de aduanas, encontraron que el equipo de tierra sacaba unas 50 cajas de la bodega. Tras registrar el jet, los agentes hallaron más de 20.000 dólares, unos 18.000 euros, en metálico y en cheques.

Los dos detenidos figuran como gerentes de una empresa registrada en Florida, de nombre PM Global Services LLC, creada en junio de este año. Méndez también está registrado como directivo en otras cuatro empresas del estado de Florida. Lo que resulta más importante para la investigación, ese mismo piloto ha trabajado en el pasado para Roswell Rosales, piloto del colombiano Álvaro Pulido Vargas, socio y amigo de Álex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro que está detenido en Cabo Verde y se halla a la espera de una decisión sobre su extradición.

En declaraciones a la cadena estadounidense Univisión, el mismo Rosales ha negado estar relacionado con este vuelo y su cargamento. Aunque ha admitido que el jet requisado, de matrícula YV-3441, fue suyo, aclara que lo vendió en octubre de 2019. Rosales fue hasta 2016 jefe de pilotos de Fondo Global de Construcción de Venezuela, una compañía propiedad de Pulido, que como Saab se halla prófugo de la Justicia norteamericana por lavado de dinero.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo