Tecnología

Así es el internet que no se puede hackear

Hay una máxima que casi todos los responsables de ciberseguridad repiten constantemente: «Si está conectado se puede hackear». Casi todos, porque investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) han desarrollado una red de internet prácticamente cien por cien segura. «La mayor red cuántica de su tipo», aseguran.

Entre sus avances se encuentra una comunicación «completamente segura» y libre de cualquier amenaza de interceptación de cualquier mensaje en esta plataforma. «Nuestra solución es escalable, relativamente barata y, lo más importante de todo, inexpugnable. Eso significa que es un cambio de reglas emocionante y allana el camino para un desarrollo mucho más rápido y un amplio despliegue de esta tecnología«, apunta Siddarth Joshi, miembro del Laboratorio de Tecnología de Ingeniería Cuántica de la Universidad de Bristol, a la publicación Unilad.

En la actualidad, internet está montado con códigos que protegen la información, no obstante los ciberdelincuentes siempre están más avanzados. Durante la pandemia de la Covid-19, el número de ataques en la Red ha crecido.

Los servicios de vigilancia de Google detectaron, solo en abril, 18 millonees de intentos diarios de ciberataques. Por su parte, Microsoft detecta cada día 60.000 mensajes con archivos o enlaces maliciosos vinculados al virus SARS-CoV-2.

Los investigadores de Bristol apuestan por la necesidad de encontrar una alternativa y han puesto sus miradas en la tecnología cuántica para hacer inexpugnable la información que se comparte en la Red.

Los físicos ya han desarrollado un tipo de encriptación segura, llamada distribución de claves cuánticas, que transmite partículas de luz, conocidas como fotones.

Gracias a esta tecnología, dos usuarios pueden compartir una clave secreta para encriptar y desencriptar la información, sin riesgo de ser interceptados.

« Hasta ahora, los esfuerzos para expandir la red han implicado una vasta infraestructura y un sistema que requiere la creación de otro transmisor y receptor para cada usuario adicional», apunta el investigador de Bristol.

En su proceso diseñado con la base de la tecnología cuántica, en lugar de establecer conexiones, el equipo pudo construir un sistema en el que cada usuario sólo tenía una fibra de vidrio conectada con una fuente de entrelazamiento cuántico y así aumentar la seguridad.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Tecnología