Bankia y CaixaBank se disparan en Bolsa con la negociación de su fusión

Bankia ha llegado a subir más de un 30% y adelgaza su ascenso hasta el 26% a media sesión. Mientras que CaixaBank se anota alrededor de un 13%, para rebasar la cota de los dos euros por acción, después de que esta noche ambas entidades comunicaran a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que están negociando su fusión.

Su fuerte subida tiene varias razones. Nagore Díez, de Norbolsa, explica que los dos bancos ganan con esa eventual operación. CaixaBank, después de perder el liderazgo en cuota de mercado cuando Santander compró Popular, recuperaría de nuevo el protagonismo en España. Mientras tanto, Bankia es una entidad que está registrando una importante presión en márgenes y una baja rentabilidad debido a las limitaciones inversoras que ha implicado la presencia del Estado en su capital, además de a su estructura de clientes y cartera crediticia. En Bolsa, además, la presencia pública en su accionariado ha supuesto un peso para la evolución de los títulos de Bankia en el parqué.

Gonzalo Sánchez, de Gesconsult, expone que si Bankia sube más esta mañana es porque estaba más castigada, debido a que su rentabilidad (ROTE) en 2019 era de un 4%, frente al 8% que registraba CaixaBank. Esta última entidad, defiende Sánchez, estaba mucho mejor preparada para un entorno de tipos bajos como el actual, debido al apoyo que prestan su negocio asegurador y su gestora a la actividad bancaria tradicional. Además, resalta Sánchez, CaixaBank es la entidad con más venta cruzada de todo el panorama español.

Todo ello explica que, por valoración, Bankia cotiza a 0,30 veces su valor en libros, frente a las 0,50 veces de CaixaBank. Es posible que los inversores, ante estas diferencias, estén apostando por entrar en la futura entidad a través de la que está más barata.

Pero hay otra razón más que puede explicar por qué Bankia sube esta mañana mucho más que CaixaBank. Nuria Álvarez, de Renta 4, precisa que la operación se articulará a través de una fusión por absorción. De acuerdo con la normativa, la que capitaliza más es la entidad que absorbe a la más pequeña. Eso significa que, en este caso, es CaixaBank la que absorbe a Bankia: será la primera la que tendrá que efectuar una ampliación de capital para emitir los títulos que recibirán los accionistas de Bankia.

La incógnita aún está en saber si ese canje de acciones se realizará con prima y si será sobre la cotización de este jueves o la de este viernes. De acuerdo con fuentes financieras, el hecho de que el Estado forme parte del capital de Bankia puede ser un elemento de presión a favor de que la valoración que se realice sea más favorable.

El futuro banco, de triunfar las negociaciones en que Bankia y CaixaBank se encuentran inmersas, valora Sánchez, contará con una participación del Estado del entorno del 14%, «mucho más manejable» que la que ahora tiene en Bankia y que rebasa el 60%. Y considera que ésa es una consecuencia positiva de la fusión.

En todo caso, según Díez, el mercado, con este comportamiento de las acciones, está poniendo en valor la reducción de capacidad instalada y de costes que previsiblemente acometerá la entidad resultante, dado que, en opinión de Díez, el margen de mejora en materia de ingresos es mucho más reducido en un contexto como el actual. La operación, en definitiva, no es para crecer, sino que tiene tintes defensivos: la defensa de la rentabilidad vía recorte de costes.

Nuria Álvarez valora en general de forma positiva la operación, puesto que CaixaBank y Bankia son entidades complementarias tanto geográficamente como en negocios (la primera con negocio de seguros, banca privada y crédito al consumo; la segunda, con más actividad hipotecaria). Además, Bankia aporta unos ratios de capital muy sólidos. Y el combinado de las dos no genera un perfil de mucho riesgo, a juicio de Álvarez.

El anuncio de la operación entre Bankia y CaixaBank arrastra al resto del sector financiero, que registra subidas también muy importantes. Así, el Sabadell se anota más de un 10%, mientras que Bankinter avanza cerca de un 6%. Los dos grandes, Santander y BBVA, se quedan un poco más atrás, con subidas nada despreciables de más de un 3%.

¿La próxima operación, con el Sabadell?

De acuerdo con Nagore Díez, el fuerte ascenso del Sabadell, que es muy similar al que registra CaixaBank, obedece a que sus acciones están muy penalizadas. Pero el mercado puede estar anticipando también que en el mercado español pueda haber más operaciones de concentración. «Las declaraciones de Luis de Guindos esta semana fueron muy agresivas», recuerda Díez. Y es que el vicepresidente del Banco Central Europeo afirmó este martes que la baja rentabilidad de la banca obliga a fusiones de forma urgente, sobre todo después del impacto de la pandemia en la economía.

La que plantean Bankia y CaixaBank podría sólo ser la primera de una nueva ola de operaciones. De acuerdo con Nuria Álvarez, el mercado considera que, en las circunstancias actuales, cualquier entidad puede verse involucrada en una operación corporativa. Además, a ello ayuda la flexibilización de las reglas de capital por parte del regulador.

Gonzalo Sánchez, que considera que si bien en un primer momento se puede pensar que la operación que protagonizarán Bankia y CaixaBank puede dejar fuera al Sabadell como gran perdedor que se habría quedado sin «novia», el mercado puede estar interpretando que uno de los grandes, BBVA o el Santander, deberán dan un paso adelante tras el salto de calidad que supone la operación de sus competidores si es que no quieren quedarse rezagados en el negocio bancario español.

De salir adelante la operación de fusión entre CaixaBank y Bankia, el grupo resultante sería, como recuerda Pedro del Pozo, de Mutualidad de la Abogacía, «el mayor grupo bancario nacional, con activos por casi 600.000 millones de euros, es decir, más de un 30% superiores que el segundo de la lista, Banco Santander».

Y una vía para crecer y recuperar el liderazgo por parte de los grandes bancos, bien puede ser con la adquisición del Sabadell, que cuenta con una cuota de mercado de entre el 10% y el 15% y puede aportar más que entidades más pequeñas, como Liberbank o Unicaja. Díez plantea que Sabadell tiene una exposición geográfica muy similar a la del Santander, puesto que tiene negocios en el Reino Unido o en México. Mientras tanto, Álvarez señala que Sabadell y BBVA presentan una mayor complementariedad, dado que el primero tiene su punto fuerte en el negocio de empresas y consumo.

Gonzalo Sánchez también resalta la importancia de que la primera operación de esta nueva previsible ola de consolidación en el sector financiero tenga lugar entre entidades grandes, cuando hasta hace poco se pensaba que iba a involucrar, fundamentalmente, a bancos pequeños. De hecho, el año pasado estuvieron a punto de fusionarse Liberbank y Unicaja, operación que se frustró por el desacuerdo de sus respectivas cúpulas. En este sentido, en el Mercado Continuo, también registran muy importantes ascensos tanto Unicaja como Liberbank, que se anotan cerca de un 10%.

Sin embargo, Del Pozo advierte de un «posible fracaso en las negociaciones», por lo que recomienda, «optimismo, aunque prudencia», para que las expectativas creadas en los mercados «no se vean frustradas». También Álvarez advierte de que las negociaciones se encuentran en una fase muy preliminar y que aún hay muchas cuestiones por limar y cerrar.

El Ibex-35 coge impulso con las subidas de la banca

Con esta fuerte subida de la banca, el selectivo español registra una revalorización esta mañana de alrededor de un 1,25%, para situarse muy cerca de los 7.100 puntos. El comportamiento del Ibex-35, gracias al empuje bancario, bate, y con mucho, el comportamiento del resto de indicadores europeos. Así, el Dax alemán y el Ftse 100 británico se encuentran apenas planos. Mientras, el Cac 40 francés se apunta un 0,20%. Algo mejor se comporta el Ftse Mib de Milán, que se anota un 0,75%.

Junto a los bancos, registran muy buen comportamiento los valores cíclicos del selectivo español, como Repsol, que se anota alrededor de un 3%, mientras que Acerinox y ArcelorMittal avanzan un 2,5% cada una.

En negativo, Colonial es el valor que más cae, con un recorte del 1,89%. Después se sitúa Merlin Properties, que se deja un 1,37%. Y pocos valores más se encuentran en rojo. Apenas Siemens Gamesa, Endesa, Viscofán, Almirall, Naturgy y Red Eléctrica.

La magna operación anunciada en el sector bancario español deja casi sin efecto contagio al importante retroceso sufrido en la jornada de ayer en Wall Street. El Nasdaq se hundió casi un 5% en su peor sesión desde el pasado mes de marzo, mientras que el S&P 500 retrocedió un 3,51% y el Dow Jones descendió prácticamente un 2,8%.

Esta mañana en Asia, siguiendo la estela de la Bolsa de Nueva York, el índice Nikkei de Tokio ha sufrido un descenso superior al punto porcentual, y retroceso similar registran los indicadores chinos.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.