Bassa defiende el indulto para los presos independentistas

La exconsellera Dolors Bassa, que cumple la condena de 12 años de prisión que le impuso el Tribunal Supremo en el juicio del “procés” por el 1-O, se desmarcó ayer de otros presos independentistas que han dicho que no aceptarían el indulto y sostiene que ella sí ve con buenos ojos esa opción: “Yo no quiero ser mártir, no soy (Nelson) Mandela”, afirmó en una entrevista en Rac1.

Bassa se desmarcó así de otros presos independentistas como los Jordis, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que han manifestado que no quieren el indulto y solo aceptarían la amnistía. “Tenemos que pedir la amnistía y la solución política de todo el conflicto. Ahora, si me preguntas si estoy de acuerdo con el indulto, te digo que ¡y tanto!”, aseguró la ‘exconsellera’ de Treball.

Posición controvertida

“Si con un indulto podemos salir a la calle, ¿por qué me tengo que quedar en prisión?”, argumentó la política y sindicalista, que apuntó que querer quedarse en prisión «es egoísta» porque “tienes todo tu entorno dependiente de ti”. En el entorno del resto de presos se recibió con cierta frialdad la tesis de Bassa. Este entorno recuerda que existirían vías actualmente en el ordenamiento juíridico y penitenciario para que los líders del ‘procóes’ no tuvieran que seguir encarcelados -como sucedió con la concesión del tercer grado– pero que el Tribunal Supremo lo ha impedido. Y añaden que no existen indicios de movimiento en el Gobierno español en favor de la concesión de ningún indulto a los dirigente s soberanistas.

Bassa aseguró que querría “un indulto general para todo el país, la amnistía para los exiliados y para todos los represaliados” como “solución política para empezar de cero”, añadió también que, “mientras tanto”, el indulto “permitiría salir de la prisión, que sólo es sufrimiento”. Por otro lado, a propósito de las discrepancias entre JxCat y ERC que podrían condicionar el futuro del independentismo, Bassa señaló que “dentro de la prisión” se «viven muy mal»esas desavenencias y que se debe tener “una estrategia común”.

Indulto incierto

La petición de indulto para Dolors Bassa ha procedido del sindicato al que está a filiada y en el que ocupó puestos de responsabilidad, la UGT. Esta petición genera división en el Gobierno de coalición, pero la Moncloa sostiene que en estos momentos no procede. En cambio Podemos es partidario de ello. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó tras la setencia del ‘procés’ que «el acatamiento de la sentencia significa su complimiento, reitero, su íntegro cumplimiento».

El debate puede alargarse. El Gobierno deberá trasladar el escrito de UGT a la Fiscalía y al Tribunal Supremo, que informarán a favor o en contra del indulto. Y el Ministerio de Justicia tendrá un año para resolver.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.