Biden y Trump siguen en campaña en el día de la elección

Mientras millones de estadounidenses acuden hoy a las urnas para elegir al próximo presidente del país, los candidatos siguen de campaña. Joe Biden, que llega a la cita electoral con una pequeña ventaja en las encuestas, regresó por la mañana a su ciudad natal, Scranton, para animar a sus vecinos a votar antes de que cierren los colegios electorales.

Por la tarde, el candidato demócrata tenía previsto acudir a Filadelfia con el mismo objetivo. Ambas ciudades están en Pensilvania, el estado que se perfila como el más decisivo para determinar quién se quedará la Casa Blanca si el resultado es ajustado.

Pensilvania es uno de los estados que Donald Trump arrebató a los demócratas en el llamado «cinturón del óxido» -también se llevó Michigan, Ohio y Wisconsin- y que fueron la clave de su sorprendente victoria electoral. Excepto en Ohio, en todos ellos ganó por un margen muy estrecho y, entonces, se criticó a su rival demócrata, Hillary Clinton, por haber dado por ganados esos territorios y no haber hecho suficiente campaña.

No se podrá decir lo mismo de Biden, que ha concentrado casi todos sus esfuerzos en Pensilvania. Estuvo aquí el domingo, apenas salió del estado en el cierre de campaña del lunes y en la jornada electoral tenía previsto no salir de Pensilvania en todo el día, excepto para vivir la noche de resultados desde su residencia en Wilmington (Delaware), a media hora de Filadelfia.

Esta ciudad, la mayor del estado, y sus suburbios serán clave en sus aspiraciones. Tiene una importante minoría negra -que no se movilizó en 2016 y fue otra de las razones de la derrota de Clinton- que necesita activar. Esta mañana ya había colas en los colegios electorales de la ciudad, a pesar de que cientos de miles de personas han votado por correo. Este martes se empezaron a contar esos sufragios emitidos vía postal, que podrían ser la clave de las elecciones. Cuando comience el recuento, es posible que Trump se adelante en el voto presencial, pero que Biden pueda remontar cuando se contabilicen los votos por correo, una opción que eligen más los demócratas. El recuento podría alargarse días, lo que añade tensión a un país atemorizado por disturbios violentos tras las elecciones si no hay un ganador claro.

Filadelfia, igual que Washington, Nueva York y otras ciudades de EE.UU., amaneció ayer con muchos negocios parapetados con tablones ante la posibilidad de vandalismo y saqueo.

Trump, por su parte, tiene previsto pasar la jornada electoral en Washington y seguir la noche de resultados desde La Casa Blanca. Por la mañana, el presidente dio una entrevista a Fox News, la cadena preferida de sus seguidores, en la que aseguró que tiene una «posibilidad sólida de ganar».

«Nuestro país podría no volver a ser el mismo si ellos ganan», advirtió sobre las amenazas de los demócratas -no compartidas por Biden- de cambiar las normas en el Senado y ampliar el Tribunal Supremo para aguar la mayoría conservadora que ha formado Trump en su presidencia.

El presidente también dijo que «no hay razón para hacer juegos», en referencia a las informaciones -que ha negado- de que cantará victoria antes de tiempo si se adelanta en el recuento, y que solo se declarará ganador «cuando haya victoria».
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.