Estados UnidosMundo

Bruce Springsteen pone la inspiración a la campaña de Biden

Con más de medio siglo en política y una historia personal desgastada por el uso, Joe Biden es todo menos una figura inspiradora, sin embargo le ha tocado el premio gordo. Este año no es él quien tiene que ganar las elecciones, sino Trump el que tiene que perderlas. Y encima ha conseguido reclutar para esta causa al gran jefe del rock, que le ha prestado una de sus canciones más preciadas, ‘The Rising’.

Biden no es el primer demócrata en utilizarla. Desde que la guerra de Irak convenció al Bruce Springsteen para implicarse en política, el tema que escribió tras el 11-S se ha oído en los mítines de John Kerry, John Edwards y Barack Obama, pero esta vez se trata de una generosa entrega para que inspire y aglutine a su pueblo en este resurgir de las cenizas. El vídeo al que pone la banda sonora resume en imágenes el apocalipsis de Trump y acaba con una etiqueta que se propagó ayer por la redes sociales, #TheRising. Se trataba de recordar a los estadounidenses quién es el anticristo al que deben ese fantasmagórico Times Square de la pandemia y esos estadios desiertos, pero también de emocionarlos con ese espíritu tan americano de la fraternidad que ya explotó la Coca-Cola en sus anuncios.

El cantante de New Jersey que cumplió en septiembre los 70 se ha dado cuenta de que ya no tiene el lujo que quedarse al margen de la política. Sabe que todos vamos en el mismo barco y está dispuesto a desprenderse de sus canciones para hacerlo navegar. No quiere ningún protagonismo. A diferencia de otras estrellas que desfilan por la convención virtual lo suyo fue una comparecencia en espíritu para invocar los mejores ángeles de sus paisanos, como ya dijo de Barak Obama en 2008.

La ex primera dama Michelle Obama refrescó el lunes esa cita con un escalofriante recordatorio: El presidente también tiene la capacidad de «despertar nuestros peores instintos». Tal vez por eso aceptó aparecer fugazmente en el vídeo inaugural mezclado en la sucesión de imágenes de americanos sonrientes entre la que él es sólo uno más abrazando a su esposa.

El Boss tiene también una misión más profunda en la tarea de rescatar el alma de Estados Unidos que se ha propuesto el ex vicepresidente de Obama: reconectar al Partido Demócrata con la clase obrera que perdió Hillary Clinton en 2016 en lugares como Pensilvania, Ohio, Michigan o Wisconsin. Trump supo hablarle a esa clase despojada del sueño americano por el comercio global para prometerles el paraíso perdido mediante guerras de aranceles, pero nadie conecta con ellos como el autor de ‘Born in the USA’. Si consigue transferir esa magia a la campaña de Biden, más allá de ponerle la banda sonora con sus canciones, las elecciones de noviembre pueden producir el verdadero ‘Rising’ que entona.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.