Política

Buch atribuye su cese a los roces con Torra durante los disturbios de octubre

El ‘conseller’ d’Interior, Miquel Buch, ha encajado “con deportividad” la sorprendente decisión del president, Quim Torra, de cesarlo a pocos meses de las elecciones al Parlament de Catalunya.“Forma parte de este trabajo y el president tiene la libertad de tomar esta decisión y yo la respeto”. 

Buch tenía previsto el acto de clausura de la Escola d’Estiu en el Institut de Seguretat Pública a Catalunya (ISPC) a las 12.30 horas y ha mantenido el plan. Lo presentaba la periodista Mònica Terribas, que a la luz de lo ocurrido, ha olvidado el plan previsto para hacer una entrevista que ha logrado sacar más que esa valoración inicial, la más formal. Repreguntado una y otra vez, Buch ha dejado asomar los motivos que han impulsado a Torra a tomar esta decisión.

Para Buch no guarda relación con la desvinculación del PDECat con JxCat porque él era partidario de seguir la senda dictada desde Waterloo por Carles Puigdemont. Sí ha dado a entender que los roces con Torra han sido frecuentes y casi siempre relacionados con actuaciones de los Mossos d’Esquadra en disturbios protagonizados por manifestantes independentistas. Era algo conocido aunque esta ha sido la primera vez que lo admitía públicamente.  

Repreguntado por Terribas, ha explicado que su posición durante crisis como los enfrentamientos entre policías y manifestantes del pasado mes de octubre tras la sentencia contra los líderes del procés, durante los cuales se vivieron momentos que no se habían vivido “en los últimos 50 años”, fue la de no decirle a los “profesionales” –es decir, a los Mossos– cómo debían hacer su trabajo. En otras palabras, la tensión que se vivió durante aquel y otros episodios entre Buch y Torra se debió a la presión que Torra ejerció para que Buch interviniera en las decisiones que estaba tomando la cúpula de los Mossos para afrontar los desórdenes públicos. 

Sobre la experiencia que ha supuesto estar durante más de dos años al frente de la ‘conselleria’ d’Interior, Buch ha explicado que se trata de un trabajo ingrato. “Todos quieren el plato limpio sobre la mesa, pero alguien tiene que limpiarlo, aunque esto suponga recibir muchas críticas, incluso procedentes de tu propia bancada –parlamentaria–“, otra reflexión que ha soltado a la falta de apoyo que encontró durante días como los de octubre en el seno de su propio partido. 

La periodista Terribas debía presentar un acto de clausura presidido por Buch al final de dos días de las jornadas de la Escola d’Estiu en el ISPC. Pero minutos antes de que esto sucediera, Buch ha sido cesado por Torra. Una reacción que ha pillado por sorpresa al propio conseller, que ha mantenido el programa previsto y se ha prestado a responder a las preguntas de Terribas, que las ha hecho todas. 

Al final, cuando la periodista le ha pregunta qué iba a hacer a partir de ahora, Buch se ha emocionado al recordar lo duro que ha sido para su familia que “ha sufrido” más que él lo que implica la silla de la ‘conselleria’ d’Interior. 

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política