Economía

Cáceres vs. Badajoz: ¿Dónde vivir?

Salpicada de montañas, bosques, lagos y reservas naturales, arropada por el sol, cincelada por su historia y famosa, entre otras cosas, por su gastronomía, Extremadura es una comunidad autónoma por descubrir. Cáceres y Badajoz son las dos provincias que la conforman pero también dos de las ciudades más importantes de la autonomía, con el permiso de la capital, Mérida.

Si bien es cierto que ambas comparten muchas de sus señas de identidad, cada una cuenta con sus propios atractivos. A la hora de elegir lugar de residencia es importante tenerlos claros, lo mismo que los objetivos personales de cada uno para no errar en la elección.

Cáceres vs. Badajoz

Aunque hay muchos pueblos y ciudades con encanto que bien podrían convertirse en una alternativa habitacional, Cáceres y Badajoz suelen protagonizar buena parte de las dudas a la hora de elegir un lugar para vivir en Extremadura. Ambas ciudades son cosmopolitas, dinámicas y encantadoras aunque también tienen diferencias.

Cáceres está considerada la niña bonita, una ciudad ubicada prácticamente en el centro de la comunidad, lo que le brinda un valor añadido en materia de comunicaciones con el resto del suelo patrio. Pero Badajoz no se queda atrás y es que, pese a estar más próxima a la frontera con Portugal, su empuje a nivel autonómico es incuestionable.

Con algo más de 150.000 habitantes, Badajoz es una ciudad acogedora, agradable y económica que derrocha vida en cualquier época del año. De hecho, sus espacios al aire libre y sus fiestas como el Carnaval son solo algunos de sus atractivos. La ciudad cuenta además con un aeropuerto a poco más de diez kilómetros de la capital, además de buenas conexiones por carretera y tren tanto hacia el centro del país como hacia la vecina Portugal.

La población de Cáceres, por su parte, supera los 96.000 habitantes para una ciudad que, como su vecina pacense, cuenta con una calidad de vida más que recomendable. La oferta gastronómica es famosa más allá de sus límites, lo mismo que su patrimonio arquitectónico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Interesante es también su oferta académica que incluye un campus de la Universidad de Extremadura. En materia de comunicaciones, su emplazamiento estratégico en la comunidad la conecta con multitud de carreteras y, aunque al contrario que Badajoz, no dispone de aeropuerto, también cuenta con conexión ferroviaria.

Radiografía del mercado inmobiliario extremeño

Pero si hay una cuestión que resulta clave a la hora de buscar un lugar para vivir ese es el precio de la vivienda. Extremadura es una de las autonomías más económicas registrando un precio por metro cuadrado por debajo de la media nacional. Según pisos.com, la vivienda en Extremadura en julio de 2020 tuvo un precio de 998 euros por metro cuadrado, manteniéndose inalterable frente a junio. Cáceres (911 €/m²) fue la séptima provincia más barata de España, mientras que Badajoz (1.029 €/m²) fue la décimo tercera. En cuanto a las capitales extremeñas, con 1.142 euros por metro cuadrado en julio de 2020, Cáceres fue la cuarta capital de provincia más barata. En el puesto décimo cuarto estuvo Badajoz (1.255 €/m²).

Si nos fijamos en el precio de los alquileres, la oferta también resulta interesante en comparación con otros territorios nacionales. La vivienda en Extremadura en julio de 2020 tuvo una superficie media de 97 metros cuadrados y una renta media de 457 euros, la más asequible de España. Con 438 euros al mes en julio de 2020, Cáceres provincia marcó la cuarta renta media mensual más asequible a nivel nacional, mientras que la provincia Badajoz (470 €/mes), se posicionó en el octavo puesto de esta lista. En el apartado de rentas medias mensuales de las capitales de la región, Cáceres (499 €/mes) fue la séptima capital española más barata en julio de 2020. Badajoz (591 €/mes) fue la décimo cuarta.

Extremadura: una comunidad por descubrir

Sin entrar al detalle de sus principales ciudades, los paisajes son, sin duda, uno de los principales atractivos de la comunidad extremeña que, con más de un millón de habitantes, está cerca de colarse en el top ten de autonomías más pobladas. Pero la calidad de vida también invita a convertir esta tierra en lugar de residencia, no en vano, la OCU sitúa el valor de la cesta de la compra en la comunidad como una de las más asequibles de todo el territorio nacional. Y lo mismo ocurre con otras cuestiones como el ocio o la gastronomía, sectores que también registran precios más asequibles que en el conjunto del estado.

Los aficionados a la naturaleza encuentran en estas tierras mil y un destinos para una escapada. El Parque Nacional de Monfragüe, ubicado en el triángulo imaginario que conforman Plasencia, Trujillo y Navalmoral de la Mata con el río Tajo como eje vertebrador, es uno de los más populares. Pero hay más. La reserva natural de la Garganta de los Infiernos la comarca de las Hurdes o los embalses de las comarcas de la Siberia y la Serena (la Serena, Zújar, García Sola, Orellana y la Reserva Natural del Cíjara) tampoco están nada mal, lo mismo que las cientos de rutas que puedes encontrar en la comunidad para recorrerla paso a paso.

Su gastronomía es otra de sus virtudes, con ejemplos tan afamados como el Jamón de Bellota (con fiesta propia en el pueblo pacense de Monesterio cada septiembre), la torta del Casar de Cáceres, o el popular Pimentón de la Vera. Aunque sus famosos caldos ‘Robera de Guadiana’ tampoco están nada mal si lo que buscamos son referencias enológicas.

Las calles adoquinadas de sus pueblos, sus múltiples puentes romanos y sus historias convertidas en leyenda cincelan la esencia de una tierra en la que vivir es un regalo. Y para terminar de enamorarse del alma extremeña, nada como disfrutar del carácter de sus gentes o sus ineludibles propuestas culturales y de ocio. Desde la Semana Santa en Jerez de los Caballeros, hasta los cerezos en flor en el Valle del Jerte, pasando por los Carnavales en Badajoz, el Peropalo en Villanueva de la Vera, El Chiviri en Trujillo o la Fiesta Medieval en Alburquerque, entre otros muchos.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía