COVID-19Política

Ciudadanos confía en Carrizosa para evitar el desplome en Catalunya

Ciudadanos tiene en las elecciones catalanas la última bala de su cartuchera. Siguen siendo la primera fuerza del Parlament, después de obtener una victoria histórica en las urnas en el 2017. Pero, desde entonces, las cosas han cambiado mucho. El partido ha pasado de ser una alternativa de Gobierno en España a pelear por no desaparecer, como atestigua que solamente lograra retener 10 escaños en las últimas generales. Ciudadanos busca ahora defender su resultado catalán, un vestigio de otra época, con uñas y dientes.

Por ello la nueva líder del partido, Inés Arrimadas –que fue la candidata al Parlament en el 2017 y que sustituyó a Albert Rivera tras el descalabro de las generales– dio un golpe de timón el miércoles. Durante la reunión del comité permanente de ese día se decidió que la candidata del partido a las elecciones catalanas, aún sin fecha, no será Lorena Roldán, sino Carlos Carrizosa.

La apuesta presenta de primeras un problema de formas para el partido, porque Roldán ganó el año pasado sin oposición y con el aval de Rivera las primarias para convertirse en cabeza de cartel en Catalunya. En el comunicado oficial sobre el relevo, Ciudadanos lo justifica con argumentos como que querían que su candidato tuviera “exclusivamente cargo público en Catalunya, para que no pueda ser identificado como un candidato de siglas y difumine cualquier idea de partidismo, facilitando así una futura coalición constitucionalista”.

Coalición imposible

La idea de la coalición con PSC y PP, fracasada de antemano por la rotunda oposición de los socialistas, sirve también para desviar la atención de las dudas que ha despertado Roldán durante estos meses –incluso en sus propias filas- y de los malos resultados que las encuestas pronostican al partido en Catalunya. Según el último sondeo del GESOP para EL PERIÓDICO, Ciudadanos perdería al menos 20 de sus 36 diputados actuales en el Parlament, y pasaría de primera a cuarta fuerza.

Carrizosa es el elegido para intentar tapar las fugas. Fiel número dos de Arrimadas antes de que la actual presidenta de Cs diera el salto a la política nacional, el veterano dirigente tiene un estilo parlamentario duro que gusta a los cuadros del partido. Sin embargo, en los últimos tiempos ha sabido acompasarlo con el giro que la líder de Ciudadanos ha dado a la política del partido: si Arrimadas llegaba a acuerdos con Pedro Sánchez en la lucha contra el coronavirus, Carrizosa ha tendido también la mano en ocasiones a Quim Torra.

Roldán, que seguirá siendo portavoz de Cs en el Senado, y el nuevo candidato catalán quisieron este jueves transmitir sintonía en público. La aspirante defenestrada aseguró en Onda Cero que la decisión de sustituirla se tomó “en equipo” y con consenso, con el objetivo de “dar el vuelco electoral y lograr el cambio en Catalunya”. Carrizosa le contestó en Twitter: «Gracias por dar este paso para favorecer una coalición constitucionalista en Catalunya. Vamos a darlo todo para sumar fuerzas frente al nacionalismo excluyente”. 

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:COVID-19