Economía

Competencia anticipa muchas fusiones y se compromete a proteger a los consumidores

La presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, Cani Fernández, ha anticipado que, en el contexto económico actual de crisis, se producirán muchas concentraciones empresariales, muchas fusiones, «por necesarias». Y, en esta situación, Fernández ha mostrado el compromiso de su institución con la certificación de que los consumidores no se ven perjudicados por estos procesos de integración y reducción del número de jugadores.

Fernández realizaba estas declaraciones durante la presentación este viernes del comparador de ofertas de electricidad y gas, al que se puede acceder desde la dirección web comparador.cnmc.gob.es. Se trata de una herramienta que existía desde el año 2011. Pero recientemente se le han introducido mejoras, tanto para su acceso desde cualquier dispositivo, como respecto a la información que se recoge de cada oferta. Según ha afirmado la presidenta de la CNMC, este comparador es su «joya de la corona» y va a permitir que los consumidores puedan elegir de manera más fundamentada entre las diferentes ofertas de energía, tanto de electricidad como de gas.

Fernández ha señalo que uno de los ingredientes que favorecen que haya una competencia real es que el consumidor pueda tomar su decisión de manera consciente y que a veces ello se encuentra con el obstáculo del exceso de información y de su carácter técnico. «Si los consumidores entienden la base de su elección conseguiremos consumidores cada vez más exigentes», ha defendido.

El comparador de la CNMC va dirigido a consumidores domésticos y también a comercios y a pequeñas empresas, que son los colectivos que suelen tener más dificultades para hacer comparaciones de las diferentes ofertas que hay en el mercado.

La herramienta recoge todas las ofertas de gas y electricidad que se publican. En la actualidad, se incluyen 800 ofertas de 80 comercializadores. Para entrar en la página web no se requiere ningún registro ni aportar ninguna información personal, únicamente hay que teclear el consumo anual y la potencia contratada, datos que se encuentran en la factura. Aunque la aplicación también ofrece la posibilidad de escoger entre varios perfiles de consumidor tipo. Ello, con el objetivo de que cada cual pueda acceder a las ofertas que mejor se adecúan a sus necesidades.

Además, los técnicos de la CNMC validan las ofertas. Si bien son las propias empresas las que introducen los diferentes servicios que comercializan, éstos no se publican hasta que el equipo del regulador de la competencia valida que la información es adecuada. Y la validación es un proceso muy prolijo, puesto que supone el análisis de oferta por oferta para comprobar que no hay errores, que toda la información es veraz y que el consumidor puede entender todos los términos. Y ello, con una periodicidad mensual, puesto que las ofertas se suelen renovar con esa frecuencia. De esta manera, el consumidor, argumentan desde la CNMC, cuando se pone delante de la pantalla, tiene la garantía de que la información es veraz, transparente, homogénea, perfectamente comparable y que está actualizada.

El comparador también incluye información sobre las condiciones de permanencia de las ofertas y las penalizaciones existentes por las rescisiones de contratos. En este sentido, desde la CNMC se ha constatado que algunas compañías, sabiendo que esa información iba a aparecer en la herramienta, han eliminado estas penalizaciones. Desde el organismo se defiende que la existencia de estos comparadores favorece que las empresas mejoren sus condiciones comerciales para aparecer más arriba en el ránking.

También se precisa si la energía es de origen renovable.

La CNMC trabaja en la mejora de la herramienta para incorporar las ofertas más sofisticadas ligadas a los contadores electrónicos y que ofrecen precios diferentes según el tramo horario, y también el autoconsumo.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha dado la bienvenida a esta herramienta, «sobre todo en una situación de quebranto económico» como la actual para muchas familias y porque las empresas tienen incentivos para mejorar los productos que ofrecen al mercado. Garzón ha recordado que puede existir una diferencia de 400 euros anuales en la factura energética entre un contrato u otro, «son cantidades enormes, un porcentaje muy grande de los ingresos de la mayoría de las familias», ha concluido.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía