Mundo

Condenan a muerte a una maestra china que mató a un niño e intoxicó a 25 tras echar veneno en su comida

Un tribunal chino ha condenado a pena de muerte a una maestra por envenenar a 25 niños de una guardería. Wang Yun fue arrestada el año pasado después de que los niños que asistían a una guardería, en la ciudad de Jiaozuo, fueran trasladados de urgencia al hospital después de comer su papilla matutina. Uno de los niños envenenados murió en el hospital en enero después de pasar 10 meses ingresado.

El tribunal dijo que la maestra puso nitrito de sodio, un aditivo alimentario que resulta tóxico e incluso letal en grandes cantidades, en el desayuno de los estudiantes para vengarse después de que había discutido con otra maestra sobre cuestiones de gestión de los alumnos.

La sentencia describe a Wang como «despreciable y cruel» y señaló que las consecuencias de sus crímenes fueron extremadamente graves, y «ella merece ser severamente castigada”.

El incidente que ocurrió el 27 de marzo del año pasado conmocionó a China y provocó titulares mundiales. En ese momento, se informó que 23 niños comenzaron a vomitar y desmayarse después de desayunar. Se inició una investigación policial después de las acusaciones de que la maestra los había envenenado.

El tribunal también dijo que esta no era la primera vez que Wang había envenenado a personas, haciendo referencia a un incidente anterior en el que compró nitrito en línea y envenenó a su esposo, que sufrió heridas leves.

Si bien China se niega a revelar cuántas personas ejecuta, los grupos de derechos humanos creen que miles mueren cada año. La sentencia se ejecuta mediante inyección letal o mediante pelotón de fusilamiento.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo