Mundo

Crecimiento espectacular de la violencia y el salvajismo en Francia

Francia vive con mucha inquietud un incremento llamativo de las violencias
urbanas y suburbanas que el ministro del Interior, Gérald Darmanin, califica de «salvajes».

«Le Parisien» abre su portada de este martes con este titular, a toda página: «La guerra de las bandas siembra el terror en Drancy desde hace tres días».

Drancy (70.000 habitantes) es una de las grandes ciudades de la «banlieue», los suburbios, del norte de París, donde la violencia no cesó durante el confinamiento y ha crecido durante todo el verano, con estallidos regulares de batallas campales entre bandas multiculturales, enfrentándose a pedradas, navajazos y tiros. Batallas que culminan con el incendio de coches y escaparates.

El semanario «Marianne» consagra su portada de esta semana a un fenómeno de nuevo cuño: la aparición de bandas de «vigilantes» que intentar defender el orden «a su manera», en unos barrios donde las fuerzas del orden están «desbordadas». «Se trata de una evolución que tiene muchos riesgos, comenzando por la ley del Talión», comenta el semanario.

«Le Figaro» publicó el lunes un informe con esta conclusión: «Han crecido de manera llamativa los crímenes y delitos constatados, con una radicalización de los comportamientos. Un incremento del 416,3% de los delitos de violencia con heridas. Un incremento del 57% de las violencias contra fuerzas del orden. Un 210,9% de las violencias crapulosas…».

Ante esa evidencia aritmética, David Le Bars, secretario general del Sindicato de comisarios de policía (SGSCP), declara a la cadena de información permanente CNews: «La evolución de este verano nos parece muy inquietante. Se ha producido un incremento cuantitativo pero, sobre todo, se ha produciendo una agravación de la violencia».

Discrepancia entre ministros

Gérald Darmanin, ministro del Interior, ha comentado el proceso en curso de este modo: «Asistimos al crecimiento del salvajismo. Es necesario frenar en seco esos ataques de salvajismo». Sin embargo, la terminología del «salvajismo» enfrenta a Darmanin con el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, que considera peligrosa la palabra «salvaje», por estas razones: «Esa terminología atiza un sentimiento de inseguridad».

Sin embargo, un 70% de los franceses estiman que, efectivamente, a su modo de ver, el «salvajismo» está creciendo en Francia. Otro 85% estiman que el Gobierno de Emmanuel Macron no está respondiendo con eficacia a ese incremento inquietante de la violencia urbana y suburbana.

Quizá respondiendo a ese sentimiento nacional de inseguridad, el consejo de ministros debiera aprobar, el miércoles, o más tarde, un nuevo plan de lucha nacional contra las nuevas formas de violencia.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo