Decenas de miles de bielorrusos desafían a Lukashenko y reclaman en la calle su dimisión

Decenas de miles de manifestantes se echaron este domingo de nuevo a las calles en Minsk para protestar contra el fraude electoral que a su juicio se produjo en Bielorrusia el pasado 9 de agosto, reclamar la dimisión del presidente
Alexánder Lukashenko
y la celebración de unos nuevos comicios.

Una semana después de la mayor manifestación jamás registrada en el país, los participantes desafían así a Lukashenko, que se proclamó vencedor de las elecciones con un 80% de los votos y que ordenó a las fuerzas de seguridad sofocar las protestas.

El Ejército bielorruso se ha hecho cargo de la protección de los monumentos y estatuas nacionales frente a los manifestantes, informó el Ministerio de Defensa este domingo mientras los participantes en la nueva marcha se congregaban este domingo en la capital, informa Reuters. Cualquier altercado en los aledaños de estos lugares no serán ya respondido por la Policía, sino por los militares, indica el comunicado oficial.

«Vete», «Confiamos, podemos, ganaremos» y «Viva Bielorrusia», fueron las principales consignas coreadas este domingo por los manifestantes, informa Efe.

Lukashenko, por su parte, lleva ya más de una semana agitando el fantasma de una supuesta intervención de la OTAN en su país en ayuda de su adversaria en las pasadas elecciones, Svetlana Tijanóvskaya.

Muere un manifestante en paradero desconocido
Las primeras jornadas de las protestas contra los resultados de las elecciones en Bielorrusia se saldaron con cerca de 7.000 detenidos y decenas de desaparecidos.

Esta mañana, los medios bielorrusos informaron sobre la muerte de uno de los manifestantes cuyo paradero se desconocía desde el pasado día 12.

Las autoridades han confirmado hasta ahora la muerte de tres personas durante las protestas que estallaron en el país tras el anuncio de los resultados electorales

La mayoría de los ciudadanos que participan en las protestas de este domingo están ataviados con banderas rojiblancas, símbolo de la oposición bielorrusa.

Los detractores del presidente bielorruso, que celebraron el domingo pasado en Minsk la marcha más multitudinaria en la historia de ese país, pretenden repetir el éxito de esa convocatoria a lo largo de la jornada.

Desde las primeras horas de la mañana en el centro de la capital bielorrusa se desplegaron varios furgones policiales, sin que haya trascendido información sobre la intervención de las fuerzas del orden, cuya actuación fue muy criticada durante los primeros días de las protestas postelectorales en Bielorrusia.

La Policía de Minsk difundió este domingo un comunicado en el que advirtió a los ciudadanos contra la participación en actos no autorizados y alertó sobre unas «provocaciones» que podrían tener lugar en esas concentraciones.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.