Mundo

Detenido el agresor del presidente de la comunidad judía de Austria

Los ataques a varias sinagogas en los últimos días han causado estupor en Austria y la agresión contra el presidente de la comunidad judía, Elie Rosen, en la calle y por parte de un desconocido armado con un palo, había causado incluso tensiones diplomáticas con Israel, cuyo gobierno sugería que las autoridades austriacas no estaban haciendo suficiente por luchar contra el antisemitismo. La policía detuvo ayer, finalmente, al sospechoso de haber agredido a Rosen y también de haber tirado piedras y hecho pintadas en una sinagoga. Fuentes del Ministerio de Interior de Viena informan que el sospechoso ha confesado y que actúa en solitario, ya que no ha podido demostrarse su pertenencia a ninguna organización criminal. El ministro del Interior, Karl Nehammer, anunció personalmente el arresto en Twitter

Tanto la agresión como los actos de vandalismo han tenido lugar en la ciudad de Graz. El pasado miércoles, la sinagoga apareció llena de pintadas propalestinos. Los destrozos en ventanas y carpintería se sucedieron en los días siguientes. Un cementerio judío apareció después profanado y comenzaron a proliferar en el centro de la ciudad pintadas con consignas antisemitas. El sábado por la noche, cuando Elie Rosen fue apaleado en la calle, comenzaron las condenas oficiales y varias manifestaciones espontaneas de ciudadanos apoyaron a las víctimas, depositando flores en los lugares afectados. El domingo, además, los estudiantes universitarios judíos austríacos convocaron a un evento de solidaridad en la plaza principal de Graz, en el que, según la policía, participaron casi 200 personas, incluidos numerosos políticos regionales y locales.

Los ataques fueron condenados por el presidente austriaco, Alexander Van der Bellen, y por el primer ministro, Sebastian Kurz. «El odio a los judíos y el antisemitismo no tienen cabida en nuestra sociedad», tuiteó Van der Bellen, mientras que Kurz se declaró «conmocionado por la agresión».

Siete delitos
El hombre detenido es considerado responsable de un total de siete delitos en Graz. Además de los mencionados, constan daños a la propiedad causados por el lanzamiento de piedras contra varios establecimientos judíos y acciones de difamación. Varios medios como «Kleine Zeitung» y «Krone», han informado que se trata de un ciudadano sirio que llegó a Austria hace seis años y que circulaba en bicicleta cuando dos agentes de policía lo reconocieron por las fotos policiales y procedieron a su detención.

El portavoz de distrito de Gries, donde se encuentra la sinagoga, Tristan Ammerer, ha lamentado que la policía no tomase en serio las denuncias desde el principio y que la detención se haya producido solamente tras las quejas de Israel. La Conferencia de Rabinos Europeos también ha criticado el hecho de que las autoridades austriacas no garantizaran la seguridad con mayor rapidez. Elie Rosen, sin embargo, no comparte estas críticas: «Las autoridades se están esforzando mucho. Culparlos es piratería política», ha dicho. Asegura que lo que realmente le molesta es la utilización política, tanto desde la izquierda como desde la derecha, en las redes sociales. «Unos acusan a otros de ser más antisemitas. Eso es más que desagradable», ha declarado, llamando a «todos a retirarse. No me importa de dónde venga el atacante».

Para muchos residentes de Graz, la pregunta sigue siendo cómo se puede atacar tres veces seguidas una sinagoga que pasa por ser el edificio mejor protegido de la ciudad, que no es otro que la sinagoga, destruida durante la Noche de los Cristales Rotos en 1938 por los nazis y que fue reconstruida en el mismo lugar 72 años después. El portavoz de la policía, Fritz Grundnig, reconoció tras la detención que el nivel de protección no se había elevado hasta pasadas las siete de la tarde del sábado. Grundnig no ve ninguna conexión con el hecho de que un oficial de la guardia, que formaba parte habitualmente del equipo de protección de la sinagoga, fuera juzgado el pasado mes de julio por declaraciones de extremistas de derecha. “Este es un caso aislado con este colega”, dijo Grundnig, que descartó totalmente que todo el departamento pueda estar afectado por este tipo de actitud.

Hoy tendrá lugar una reunión entre Nehammer, la ministra para la Unión Europea Karoline Edtstadler, Rosen, y el presidente de la Comunidad Judía de Viena, Oskar Deutsch, en el Ministerio del Interior. El estado austriaco de Estiria ha propuesto la formación de un comité de expertos en la agencia de prevención del extremismo «Next»
,
fundada en 2019, que debería estar funcionando en septiembre y que formará a su vez otros grupos de trabajo sobre los temas de extremismo de derecha, islamismo, antisemitismo, cuestiones sectarias y extremismo de izquierda, además de hacer un seguimiento a grupos antisistema, según ha informado la Consejera de Estado Social Doris Kampus. En Austria se registraron 550 incidentes antisemitas en 2019.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo