Dos policías de EE.UU. disparan varias veces a un niño de 13 años con autismo

Un niño de 13 años con autismo recibió varios disparos de dos agentes de policía que acudieron a su casa en Salt Lake City (Utah) porque su madre pidió ayuda. Su hijo presentaba un cuadro de «ansiedad por separación grave» ya que su madre se iba a trabajar por primera vez en más de un año, según recoge del diario británico The Guardian.

La madre, Golda Barton, explicó a la policía que su hijo estaba «desarmado, no tiene nada, simplemente se enoja y comienza a gritar y a gritar. Es un niño, está tratando de llamar la atención, no sabe cómo regular».

La inteción de Barton al llamar a la policía es que llegase y aliviase la tensión del joven Linden Cameron, el menor de trece años. «Se supone que deben salir y ser capaces de aliviar una situación usando la menor fuerza posible», ha denunciado su madre. «En cambio dos agentes entraron por la puerta principal de la casa y en menos de cinco minutos gritaron “tírate al suelo” antes de disparar varias veces».

Linden CameronLinden Cameron, que sufre lesiones en el hombro, ambos tobillos, los intestinos y la vejiga, se recupera en un hospital de Utah, según su madre.

La alcaldesa Erin Mendenhall ha prometido, en un comunicado al Salt Lake Tribune, que la investigación sería rápida: «Independientemente de las circunstancias, lo que sucedió el viernes por la noche es una tragedia, y espero que esta investigación se maneje con rapidez y transparencia por el bien de todos los involucrados».

La madre del menor ha lanzado una campaña de recaudación de fondos para cubrir las facturas médicas de su hijo.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.