El beneficio de Naturgy se reduce un 45% por la pandemia

El beneficio neto del grupo energético Naturgy (la antigua Gas Natural Fenosa) cayó un 45% en los primeros nueve meses de 2020 debido a la pandemia, aunque la demanda de electricidad y gas se reactivó en el último trimestre. El resultado neto hasta finales de septiembre se redujo hasta los 490 millones de euros, frente a los 901 millones de 2019, además de por la crisis sanitaria, el tipo de cambio con Latinoamérica, la bajada de los precios de la energía y los ajustes regulatorios, según los datos remitidos este miércoles por la compañía a la CNMV.

La coyuntura del mercado y la covid-19 le siguen pasando factura y la empresa destaca la fuerte caída de la demanda –un 8% en el gas en España– y de los precios energéticos: del 30% al 46% en el gas, y del 36% en el mercado mayorista de la electricidad en España. La facturación ha bajado un 25%, hasta los 12.795 millones.

La pandemia «continuó impactando en los resultados del tercer trimestre que, si bien registró una leve recuperación de la demanda de energía en todas las geografías, se vio afectado por el nuevo marco regulatorio y la menor remuneración en distribución eléctrica en España», explicó Naturgy sin detallar sus resultados financieros del tercer trimestre.

El grupo, con una amplia presencia en países latinoamericanos como México, Brasil, Chile, Argentina, Perú o Panamá, aseguró haber sufrido la depreciación de las divisas en ese continente respecto al euro. «Esto tuvo un efecto negativo de 38 millones de euros en el beneficio neto ordinario», lamentó la energética española.

La facturación de Naturgy reculó un 25% entre enero y septiembre respecto a 2019, hasta los 12.795 millones de euros, debido a la caída de la demanda y de los precios de la energía provocados por la ralentización económica debida a la pandemia. Naturgy señaló que en este periodo ha renegociado los precios de una gran parte de sus contratos de aprovisionamiento de gas con sus proveedores para «mejorar su competitividad comercial».

Estos contratos afectan a la mitad del volumen de gas adquirido por la multinacional. Entre ellos figura los contratos con el gigante petrolero argelino Sonatrach, con quien firmó un nuevo acuerdo a principios de octubre durante una visita del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, a ese país. Argelia es desde hace años el principal proveedor de gas de España, principalmente a través del gasoducto Medgaz, propiedad en un 51% de Sonatrach y un 49% de Naturgy.

En su propósito de diversificar su actividad más allá del gas, el núcleo histórico de su negocio, Naturgy, llamada Gas Natural Fenosa hasta 2018, señala haber adquirido dos parques eólicos en Australia durante este tercer trimestre.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.