El director del Organismo de Energía Atómica viaja a Irán para lograr acceso a dos instalaciones sospechosas

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, defendió este martes en Teherán que la agencia no está politizada y que solo busca la cooperación de Irán para resolver los asuntos en disputa.

«No tengo inclinaciones políticas y las conclusiones del OIEA se basan únicamente en hallazgos técnicos», dijo Grossi en una rueda de prensa junto al jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), Alí Akbar Salehí.

En su primer viaje a Irán desde que asumió el cargo de director general del OIEA, destacó que «hay una serie de asuntos que deben resolverse» con Irán y que para ello es necesario «transparencia», según las declaraciones difundidas por la agencia ISNA.

La visita del director general del OIEA se produce después de que la Junta de Gobernadores de la agencia nuclear de la ONU adoptara en junio pasado una resolución en la que insta a Irán a facilitar el acceso de los inspectores internacionales a dos instalaciones sospechosas.

En esas dos instalaciones, situadas cerca de Shahreza, en la provincia de Isfahan, y cerca de Teherán, se han localizado trazas de materiales fisibles que podrían provenir de experimentos nucleares, posiblemente militares, realizados hace 15 años y que Irán nunca ha declarado.

Irán critica que esas informaciones proceden de los servicios secretos israelíes y que hay presiones contra el OIEA por parte de Israel y EE.UU., pero Grossi subrayó que la agencia trabaja «de manera imparcial».

«Durante mi mandato, no permito que terceras partes utilicen la agencia para sus propios fines», afirmó, negando que haya cambiado su enfoque hacia Irán al ser preguntado al respecto.

La OIEA reconoce la presión
En este sentido, garantizó que «no hay influencia en la agencia» pero reconoció que sí hay presión: «En la medida de lo posible no permitiremos que estas presiones afecten», añadió.

Aludiendo a las inspecciones a las citadas instalaciones, Salehí aseveró que «en estos años se ha creado un expediente artificial contra Irán en el OIEA e Irán no ha aceptado ni aceptará las peticiones ilegales».

Pese a todo, Salehí expresó su esperanza en que todos esos problemas «se resolverán de manera adecuada». También destacó que la reunión con Grossi fue «constructiva» y que con este viaje «comienza un nuevo capitulo en términos de cooperación entre Irán y el OIEA».

«Se decidió que la agencia avance su labor de modo profesional e independiente y que nosotros actuemos en el marco de nuestros deberes», agregó.

Durante su visita, Grossi tiene previsto reunirse también con el presidente iraní, Hasan Rohaní; y el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif; con los que abordará el estado del acuerdo nuclear firmado entre Irán y seis grandes potencias en 2015.

El acuerdo nuclear limita el programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, pero la retirada de EE.UU. del mismo lo ha debilitado y ha llevado a Irán a incumplir también parte de sus compromisos.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.