El futuro del mundo depende de Wisconsin

Como era en gran parte previsible, la madrugada del 4 de noviembre del año 2020 nos ha saludado sin un vencedor claro en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. A pesar de los pronósticos de sociólogos y analistas, la «ola azul» que profetizaba una barrida demócrata frente a un desacreditado Trump ha vuelto a errar en sus pronósticos y el populista que desde hace cuatro años habita la Casa Blanca, resiste en el Despacho Oval y se defiende cantando victoria y acusando a sus adversarios de trucar el proceso. Que, pendientes los recuentos del voto por correo y del depositado tempranamente, sólo finalizará cuando los datos de todo lo emitido llegue a conocimiento de los sistemas de control electoral… Ver Más
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.