Economía

El Gobierno prepara un plan de apoyo económico para bares y restaurantes

El Gobierno prepara un plan de apoyo a los bares y restaurantes que contempla ayudas económicas directas, medidas financieras y también fiscales, según han confirmado a este periódico fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que argumenta que es muy sensible a un sector, el de la hostelería, que ha realizado «un gran esfuerzo» durante la pandemia para cumplir con las medidas de seguridad, distancia, horario y aforo y que en muchos casos ha llevado aparejada una importante inversión.

Este programa de apoyo a la hostelería coincide, además, con un momento en que la virulencia de la segunda oleada de la pandemia ha llevado a mayores restricciones a la actividad del sector, llegándose en algunos casos incluso al cierre total de los establecimientos para frenar los contagios.

En los próximos días hay dos citas muy importantes en que podrían comenzar a trascender los detalles concretos del plan. Este viernes tiene lugar el Consejo Español de Turismo, en que se reunirán el Gobierno, las patronales del sector, los sindicatos y las organizaciones sindicales. Hostelería de España espera que en esa reunión se dé «información muy importante» respecto a cómo llegarán los fondos europeos al sector. Además, la próxima semana se celebrará la conferencia sectorial de turismo y comercio, un encuentro entre el Gobierno y las comunidades autónomas al que también estarán invitados tanto la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) como el sector de la hostelería. Será el momento en que se prevé que debatan las medidas concretas de apoyo a bares y restaurantes, así como su coordinación entre las tres administraciones, la cuantía del programa y quién aportará el dinero.

Desde el Gobierno central quieren «ir de la mano» del resto de las administraciones -autonomías y ayuntamientos-, con objeto de establecer unos criterios uniformes en todo el territorio, para cubrir eventualidades tales como la diferente incidencia de la pandemia en distintas regiones y la variedad de decisiones adoptadas para frenarla. Desde Hostelería de España defienden que, a la vista de la disparidad que existe en la situación del sector en las diferentes comunidades autónomas de acuerdo con la incidencia del virus y las diferentes medidas adoptadas para contener los contagios, debería haber «un tronco común» de apoyo para el sector en toda España pero también complementos aportados por las comunidades autónomas.

En cuanto a los tres planos en los que se está trabajando, ayudas directas, financieras y fiscales, respecto a las primeras, Hostelería de España calcula que requiere 8.500 millones de euros «para garantizar la supervivencia de las empresas y el empleo en el sector». Y reclama que se trate de transferencias a fondo perdido. Sobre las ayudas financieras, la vicepresidenta Nadia Calviño ya está tratando la cuestión con la Comisión Europea con vistas a ampliar los periodos de carencia y el plazo de amortización de los créditos avalados por el ICO. Y respecto a las medidas fiscales, se habla tanto de reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social como de la posibilidad de que se reduzca el IBI.

Desde Hostelería de España, además, demandan en una carta enviada este jueves al presidente del Gobierno, a la vicepresidenta Nadia Calviño y al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que se modifique la regulación de los alquileres de los establecimientos para que contemple las circunstancias del estado de alarma, el toque de queda o regulaciones similares. La finalidad es que se pueda eliminar totalmente el pago de los alquileres durante los periodos de cierre total de los establecimientos, coste que sugieren que se aplique con cargo al plan de apoyo y reconstrucción. Y también que se pueda reducir proporcionalmente el pago de la renta durante los periodos de cierre de franjas horarias.

El sector hostelero alega que si bien se han puesto en marcha medidas de apoyo como los ERTE o los préstamos avalados por el ICO, «ante la extensión en el tiempo de la pandemia covid-19 y el debilitamiento de las empresas, estas medidas ya no son suficientes». De acuerdo con los cálculos de la patronal, de no tomarse las medidas de apoyo necesarias para el sector, la crisis podría suponer el cierre de un tercio de los establecimientos, hasta 100.000, y la pérdida de entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo, entre directos e indirectos, en el peor de los escenarios. Además, se estima que el descenso de la facturación será superior al 50%, lo que supone una pérdida de 67.000 millones de euros.

Respecto al empleo, el sector hostelero reclama que la extensión de los ERTE debe llevarse por lo menos hasta el verano de 2021, dejando sin efecto el límite del 31 de enero de 2021, así como la cláusula que impone el mantenimiento del empleo en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad.

Hostelería de España también demanda acciones de reactivación a la demanda, como la baja del IVA o la inversión de recursos en bonos y ayudas directas a familias y empresas para que gasten en hostelería.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía