Economía

El Gobierno se aplica la subida salarial que rechazó el Congreso para los diputados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus ministros se aplicarán la subida salarial del 0,9% que PSOE y Unidas Podemos pactaron para los funcionarios durante las negociaciones de los Presupuestos de 2021, una vez que estos se aprueben. De ese modo, el jefe del Ejecutivo pasará a percibir el año que viene un sueldo anual bruto de 85.608,72 euros, mientras que sus cuatro vicepresidentes ganarán 80.463,96 euros y los titulares del resto de carteras, 75.531,84 euros (todo ello sin sumar la antigüedad o los trienios de los que, además, cuenten con plaza en la función pública).

La subida se anuncia apenas dos días después de que el Congreso de los Diputados decidiera congelar, a través de la votación de los miembros de su Mesa, el salario de sus parlamentarios. Por tanto, la presidenta de la Cámara baja, Meritxell Batet, también mantendrá sus honorarios actuales de 203.000 euros al año en catorce pagas. Su homóloga en el Senado,Pilar Llop, seguirá contando con un sueldo más modesto: 153.958,42 euros.

Tras Batet, el cargo público mejor retribuido del Estado, de acuerdo con los Presupuestos del próximo año, será el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, que percibirá 157.576,58 euros anuales. Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, recibirá un salario anual de 142.510 euros, mientras que la paga del resto de vocales que estén en la Comisión Permanente ascenderá a 122.908 euros en 2021.

En la misma proporción que el del resto de empleados públicos (0,9%) se incrementa el salario de la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, que en 2021 cobrará 85.196,88 euros. Para la Presidencia del Consejo Económico y Social (CES), un puesto actualmente vacante, se fija un sueldo anual de 93.075,48 euros.

A la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, le corresponderá este 2021 un salario de 124.647 euros, a percibir en doce mensualidades y sin derecho a pagas extraordinarias, mientras que al teniente fiscal del Tribunal Supremo se le pagará 120.203 euros más otras dos pagas extras que rondarán los 7.000 euros.

La inversión del Estado en Educación tendrá un incremento del 70% en 2021, hasta los 4.893 millones, gracias fundamentalmente a los 1.803 millones que inyectarán en este área las aportaciones que vendrán del fondo de recuperación de la UE. De hecho, descontado el dinero de Europa, la subida anual se limitaría al 7,5%. Casi el 43% de todos los fondos, 2.090 millones, se destinarán a becas y ayudas al estudio, lo que será la mayor partida para este fin de la historia. La parte destinada a las becas de carácter general universitarias y no universitarias será de 1.984 millones, 500 millones más que en 2020, un 35% de aumento. Las otros dos grandes partidas, cebadas también gracias a los fondos de la UE, serán los 370 millones para el plan de choque de la FP y 202 millones para la creación de plazas públicas de 0 a 3 años. Otros 78 millones se destinarán a un plan especial contra la repetición y el abandono escolar.

Los gastos e inversiones del Gobierno en las áreas culturales y deportivas que dirige el ministro José Manuel Rodríguez Uribes se verán incrementadas en 2021, si termina por aprobarse el proyecto de Presupuestos del Estado, en un 25,6%. Este gran crecimiento se debe fundamentalmente a una importante aportación de fondos adicionales, 200 millones, llegados desde las arcas de la UE. El presupuesto previsto por el departamento es de 1.148 millones, lo que significa que excluido el dinero de Europa crece solo un 3,7%. La mayor partida, la destinada a cine, música, danza y teatro, asciende a 246 millones; le sigue la de deportes y educación física, con 211; la de museos y exposiciones, 163 millones; la de protección del patrimonio histórico-artístico y arqueología, 115 millones; la de bibliotecas y archivos, 78; y la de promoción cultural, con 56.

El ministerio gestionará una partida de 9.409 millones el próximo año. Esta cifra supone un aumento del 4,6 por ciento. El grueso, 9.384 millones, procederá de las arcas públicas y apenas 25 millones de los fondos europeos. Más de la mitad de la suma irá destinada al gasto en personal, más de 4.881 millones, de los cuales 907 serán para potenciar la profesionalización de las Fuerzas Armadas (se establece un máximo de 79.000 soldados de tropa y marinería). El otro gran capítulo serán las inversiones «reales», con 2.952 millones. Se trata de recursos materiales y financieros para apoyar a la base industrial y tecnológica de la Defensa. En esta partida no se incluyen los gastos de las operaciones en el exterior, al no tener un carácter finalista y oscilar conforme pasa el año según las necesidades operativas del momento.

El Gobierno destinará 1.011 millones para adquirir partidas de las diferentes vacunas contra la covid-19 que están desarrollando varias farmacéuticas. Esta cantidad está contemplada en la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (React-EU) y el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, ambos programas impulsados por la Comisión Europea. También dentro de estos capítulos están incluidos los 1.089 millones que el Ejecutivo destinará a reforzar y mejorar la Atención Primaria.

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, reclamó hace un mes que el presupuesto de la corporación debía ser mayor. «No podemos responder a la sociedad actual con un presupuesto que se encoge año tras año», indicó en la Comisión Mixta de Control de la Corporación en el Senado. Un mes después, el Gobierno ha escuchado a Mateo. La propuesta de Hacienda aumenta en un 25,1% la partida para RTVE -incluido el coro y la orquesta- hasta los 473 millones, que representa un 0,3% del gasto anual del Estado.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía