Política

El Govern no prevé por ahora pedir el estado de alarma

La Generalitat ha descartado de momento solicitar al Gobierno central que declare el estado de alarma en Catalunya, como ha ofrecido el presidente Pedro Sánchez. El Consell Executiu celebrado este jueves ha insistido en que la situación de la pandemia “no está controlada” y el ‘president’, Quim Torra, ha pedido “liderazgo” a sus ‘consellers’, al tiempo que el Ejecutivo catalán espera aprobar definitivamente en las próximas horas la prohibición de reuniones de más de 10 personas, anunciada por Torra el pasado lunes.

“Las autoridades sanitarias, hoy por hoy, no recomiendan ni ven necesario que se declare el estado de alarma, pero el Govern hará lo que haga falta en cada momento para proteger la salud de los ciudadanos y las ciudadanas”, ha confirmado la portavoz del Govern, Meritxell Budó, uniéndose así a la mayoría de opiniones de otras autonomías. Con todo, ha añadido: “Queremos conocer la letra pequeña del anuncio del señor Sánchez, porque tampoco es un mecanismo inmediato, sino que deberá tener la validación del Congreso e irse renovando”.

“No descartamos que en el caso de que fuera necesario, lo pidiéramos”, ha precisado. El rechazo o no al estado de alarma ha generado respuestas diferentes en el seno del Consell Executiu. Torra no lo ha descartado, mientras la ‘consellera’ de Salut y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ambos de ERC, la han rechazado en todo momento.

Exigencias al Gobierno

Budó ha reclamado de forma “inmediata” que se cobren los ertes retrasados de los ciudadanos que no los han percibido, y que se prorroguen. Al mismo tiempo, ha reclamado concreciones sobre “cómo se acompañará a las familias si han de tener a sus hijos confinados y uno de ellos deba dejar el trabajo, si a través de permiso retribuido, subsidio o baja; ya vamos tarde”.

La portavoz del Govern ha insistido, sobre la situación de la pandemia, en que “la situación no está controlada y tenemos brotes importantes”, y ha añadido que Torra ha encargado a la ‘consellera’ de Cultura que declare la cultura como “servicio esencial”, al tiempo que ha reclamado a todos los miembros del Ejecutivo catalán “liderazgo absoluto” en estas “semanas decisivas” ante la evolución de la pandemia.

Sobre la medida de prohibir las reuniones sociales y familiares de más de 10 personas, el Govern espera que este jueves, en una reunión extraordinaria del Procicat, se concrete la medida anunciada por Torra el lunes. “Faltaba un informe del departamento de Salut”, ha explicado Budó para que un juez autorice la medida, “entre hoy y mañana”.

Acoso sexual

Por otra parte, el Govern ha asumido el informe de los servicios de inspección general sobre el caso de presunto acoso sexual del exnúmero dos del ‘exconseller’ Alfred Bosch en la ‘conselleria’ de Exteriores, que dimitió por este caso. El informe puede conllevar, según la portavoz, “posibles acciones y responsabilidad”, en forma de “expedientes sancionadores”. Budó no ha detallado, en todo caso, qué tipo de sanción se puede aplicar ni si el Govern decidirá o no abrir este expediente “en las próximas semanas”.

Contra el acuerdo de Hacienda

Respecto al acuerdo del Ministerio de Hacienda de asumir los superávits y remanentes de los ayuntamientos a cambio de una transferencia de 5.000 euros durante los próximos 10 años, la Generalitat ha vuelto a cargar contra la medida y ha anunciado que llevará la iniciativa estatal al Consell de Garanties Estatutàries, paso previo para un posible recurso contra el Tribunal Constitucional.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política