Economía

El Ibex-35 cierra al alza, pero no puede con los 7.000

El Ibex-35 terminó la sesión con un ascenso del 0,57%, para dar un último cambio en los 6.996,9 puntos. No pudo con los 7.000 puntos. Y, además, con este resultado, el selectivo doméstico se quedó atrás respecto al resto de índices europeos, donde dominaron las subidas de más de un punto porcentual e incluso de hasta un 2%.

Así, el Dax alemán fue el índice más rentable del día, con una revalorización del 2,07%. A continuación se colocó el Cac 40 francés, que ganó un 1,90%. Mientras, el Ftse 100 británico y el Ftse Mib de Milán se apuntaron alrededor de un 1,35%. Junto al selectivo español, también se quedó atrás el PSI-20 de Lisboa, que avanzó un 0,52%.

Pero si el Ibex-35 lo hizo peor que los demás fue por el mal comportamiento de la banca, que tanto pesa en su composición. Así, Bankinter fue el valor más bajista, con un recorte del 4,60%, seguido del Sabadell, que retrocedió un 3,75%. BBVA, por su parte, bajó un 3,25%. Además, CaixaBank, Bankia y el Santander cedieron más de dos puntos porcentuales.

Entre los peores valores de la jornada también se coló Repsol, que retrocedió un 2,60%.

En verde, brillaron Amadeus y ArcelorMittal, que se anotaron un 3,73% y un 3,15%, respectivamente. A continuación se situaron Ferrovial, Acciona, Naturgy, Cie Automotive, Siemens Gamesa y Almirall, todos ellos con ganancias de más de dos puntos porcentuales.

Depreciación de la divisa comunitaria

A los índices del Viejo Continente les pudo ser de alivio la caída del euro frente al billete verde. En la sesión de este martes, el tipo de cambio llegó a rondar el nivel de 1,20 unidades y, al cierre de la jornada de este miércoles, se situaba en el entorno de 1,183 unidades, lo que supone una depreciación del 0,75%. Esa caída de la moneda comunitaria llegó después de que el economista jefe del Banco Central Europeo, Philip Lane, afirmara que le preocupa la evolución del tipo de cambio. Y es que una moneda fuerte puede mermar la competitividad de la economía del Viejo Continente.

En Wall Street, mientras tanto, al menos hasta el cierre de las Bolsas del Viejo Continente, los indicadores registraban un comportamiento mixto. Así, el Nasdaq se dejaba alrededor de un 0,10%, mientras que el S&P 500 subía un 0,6%, y el Dow Jones se anotaba un 0,7%.

En Estados Unidos, los inversores estaban pendientes de la publicación de los datos de empleo que elabora la consultora ADP, de acuerdo con la que en agosto se crearon 428.000 nuevos empleos en el sector privado, lo que supone una mejora respecto a los 212.000 de un mes antes. Pero la cifra se sitúa muy lejos del casi millón de nuevos puestos de trabajo que esperaba el mercado. El viernes se conocerá el informe oficial de empleo.

En el mercado de materias primas, el rebote del billete verde se tradujo en caídas para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,6%, para colocarse por debajo de los 45 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, mientras tanto, se dejaba más de un 2%, hasta situarse por debajo de los 42 dólares.

También a la baja cotizó el oro: al término de la sesión se dejaba un 0,35%, hasta los 1.961,10 dólares.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se mantenía en el entorno de los 80 puntos básicos, con la rentabilidad del bono doméstico a diez años situada en el 0,33%, por debajo de niveles cercanos al 0,40% de la sesión anterior. Mientras, el rendimiento de su comparable alemán se situaba en el entorno del -0,47%.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía