Economía

El Ibex-35 gana un 0,72% e interrumpe su secuencia de caídas

El Ibex-35 terminó la sesión con una subida del 0,72%, para dar un último cambio en los 7.094,30 puntos. Con este ascenso, el selectivo pone fin a una secuencia de cuatro jornadas consecutivas de pérdidas que le llevó desde casi los 7.300 puntos a poner en peligro esta mañana el nivel de los 7.000 puntos. Porque en los primeros cambios de la jornada el indicador coqueteó con los números rojos.

Al selectivo doméstico le apoyó mucho IAG, que sumó un 7,09%. Pero, por su ponderación en el índice, la contribución de Santander y BBVA fue aún mayor, con sus ganancias de algo más de un 3%. Además, ACS se anotó un 2,65%. Y Meliá, otro valor del sector turístico, se sumó al rebote con una revalorización del 2,50%.

Entre los grandes valores, también destacó Telefónica, que se anotó un 2,41%. Y entre los bancos, el Sabadell ganó más de dos puntos porcentuales, mientras que CaixaBank y Bankinter se apuntaron un 1,77% y un 1,69%, respectivamente.

Repsol, otro de los pesos pesados del indicador, además, ganó un 0,95%.

En negativo terminaron diez valores del selectivo. Grifols fue el peor, con una caída del 2,55%. A continuación se situaron Amadeus y Merlin Properties, que se dejaron un 1,76% y un 1,03%, respectivamente. Mientras, Cie Automotive perdió un 1%.

En el resto del Viejo Continente, números verdes también. El Ftse Mib de Milán fue el mejor, con una revalorización que superó el punto porcentual. Mientras, el Cac 40 francés se anotó un 0,80%. El Dax alemán ganó un 0,75%. Y el Ftse 100 británico terminó el día con una revalorización de cerca de un 0,6%.

En Estados Unidos, al cierre de las plazas europeas, también ganancias. Así, el S&P 500 marcaba otro máximo histórico por segunda sesión consecutiva al ascender alrededor de un 0,20%, porcentaje similar al que ganaban el Dow Jones y el Nasdaq.

El S&P 500 ha recuperado en su totalidad los niveles perdidos durante la crisis provocada por la pandemia. En la jornada de este martes el índice marcó un nivel récord superando el previo que alcanzaba en febrero antes del estallido del coronavirus. «El índice estadounidense se ha recuperado totalmente de los efectos de la pandemia, a pesar de las decenas de millones de norteamericanos que aún se encuentran sin empleo y de los rebrotes de la covid-19 en muchos estados del país», valora Adam Vettese, de eToro. El experto opina que no hay duda de que los enormes paquetes de estímulos impulsados por la Reserva Federal y la administración Trump han tenido un papel importante en este rebote. «Han dado a los inversores la confianza para seguir invirtiendo en la renta variable en lugar de moverse hacia la seguridad que se percibe en la liquidez o los bonos», concreta. Y añade que «mientras los inversores tengan la seguridad de que el gobierno de Estados Unidos está preparado para abrir el grifo de los estímulos si fuera necesario, no hay razón para que los precios de las acciones no puedan seguir subiendo, al menos, en el corto plazo».

De hecho, el último impulso de los mercados pudo tener que ver con la cercanía que se atisbaba a la aprobación por republicanos y demócratas de un nuevo paquete de estímulo fiscal.

En el mercado de materias primas, caídas para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se dejaba un 0,45% al cierre de la sesión europea, hasta los 45,25 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 0,3%, hasta los 42,75 dólares. Esas caídas en el precio del barril pese a que se conoció que las reservas de petróleo en Estados Unidos cayeron por cuarta semana consecutiva, según el informe de la Agencia estadounidense de Información sobre Energía. «A pesar de que una caída de las reservas debería ser alcista para el precio de la materia prima, dicho descenso fue inferior a los 2,67 millones de barriles pronosticados por el consenso de analistas al comienzo de la semana, y se queda también notablemente alejado de la reducción de 4,264 millones de barriles avanzada en la noche del martes por el Instituto Americano del Petróleo», explica Aitor Méndez, de IG.

En el oro, mientras, fuerte corrección superior a los dos puntos porcentuales, que dejaban a la onza situada en los 1.958 dólares.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España llegaba al término de la sesión situada por debajo de los 77 puntos básicos.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía