Economía

El Ibex-35 gana un 13% en su mejor semana en más de dos décadas

El Ibex-35 cerró la semana con una subida del 13,29%. Un ascenso que no necesita otro calificativo que añadir que el de tratarse del mayor registrado desde 1998. Ello, después de que la del lunes fuera la mejor sesión en una década, al subir más de un 8,5%. Ese día, el éxito electoral de Joe Biden –y la derrota de Donald Trump– fue eclipsado por la noticia del posible hallazgo de una vacuna efectiva contra la covid-19. «Todavía hay que ver si se trata de una exageración», advierte Johanna Kyrklund, de Schroders, sobre la reacción de los mercados. Pero añade que «la idea de una posible vuelta a la normalidad» fue suficiente para que «los inversores se entusiasmaran». Desde AXA IM, Chris Iggo explica que si bien aún Trump sigue negándose a conceder la elección y se esperan todavía malos tiempos en lo que a la pandemia se refiere, «hay luz a final del túnel y eso tiene enormes implicaciones para las perspectivas de inversión».

Si bien en la jornada del jueves el índice recortó cerca de un 0,9%, lo que hacía temer una recogida de beneficios quizás algo más prolongada en el tiempo, ayer volvieron los ascensos y el índice ganó un 0,75%, para cerrar en los 7.783,70 puntos. En el resto de Europa, los ascensos fueron más débiles ayer: el Eurostoxx 50 apenas se anotó un 0,11% y las ganancias del Dax alemán se limitaron a un 0,18%. Ésa fue la tónica del conjunto de la semana: el indicador paneuropeo se tuvo que conformar con un ascenso del 7,12%, seis puntos inferior al del selectivo español.

Ello se explica porque en el parqué doméstico tienen mucha ponderación las empresas hacia las que fluyó el dinero ante la mejora de las expectativas y un horizonte de superación de la pandemia: aerolíneas y hostelería, además de la banca. Así, IAG y Meliá rebotaron más de un 40% en las cinco últimas sesiones, mientras que el Santander ganó más de un 30% y BBVA, más de un 25%.

Las fuertes subidas bursátiles vinieron acompañadas, en los primeros días de la semana, de salida de dinero de los bonos y del consiguiente aumento de su rentabilidad, puesto que tiene una correlación inversa con su precio: el interés del bono americano a diez años pasó de niveles del 0,75% al 0,95%; mientras que la del alemán pasó del -0,64% al -0,48%;y la del español, del 0,09%al 0,19%. Pero en los dos últimos días esta tendencia se ha revertido: la rentabilidad del título español se ha replegado de nuevo hasta el 0,11%. Ello puede ser síntoma de que el mercado tiene mejores expectativas, pero dentro de lo grave que sigue siendo la situación todavía.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía