Economía

El Ibex-35 rebota un 2% por los buenos datos macro

El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 2,07%, para dar un último cambio en los 6.585,60 puntos. Con esta fortaleza ha comenzado el selectivo esta semana que promete ser decisiva tanto para la política como para los mercados. Este martes, el primero después del primer lunes de noviembre, tienen lugar las elecciones presidenciales en Estados Unidos y el miércoles se podrían tener datos de los resultados. El mercado contiene la respiración: las encuestas dan la victoria a Biden, pero aún existe una pequeña probabilidad del triunfo de Trump. Y, en el caso en que el republicano pierda los comicios, nadie asegura una pacífica transferencia de poderes. De acuerdo con los expertos de AXA, el resultado óptimo para los mercados pasaría por el triunfo de los demócratas.

Así las cosas, el Dow Jones terminó la semana pasada con pérdidas de más de un 6%. Una caída parecida sufrió el Ibex-35 en las cinco últimas sesiones. Pero ya por la mañana los índices asiáticos cerraban la jornada al alza: el Nikkei de Tokio sumó un 1,4%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong avanzó un 1,35%.

En Europa, la jornada del lunes comenzaba con debilidad. Y es que los inversores no están únicamente pendientes de las elecciones estadounidenses. Además, están preocupados por la virulenta segunda oleada de la pandemia de coronavirus y las medidas restrictivas de los movimientos y de la actividad económica que van adoptando los gobiernos del Viejo Continente, lo que hace temer sobre la sostenibilidad de la recuperación con vistas al cuarto trimestre del año. De hecho, las últimas previsiones económicas que ha recopilado el rotativo británico ‘Financial Times’ apuntan a una caída del PIB del 2,3% en el cuarto trimestre en la zona euro.

Pero los buenos datos económicos que se conocieron por la mañana -los industriales, fundamentalmente, que marcaron en España su mejor nivel en tres meses y su mejor cota en dos años y medio en el conjunto de la zona euro- impulsaron a los indicadores de renta variable europeos. A ello se sumó que Wall Street en la apertura también se movía al alza. De hecho, al toque de campana en las plazas europeas, en la Bolsa de Nueva York los avances eran sólidos. Así, el Dow Jones sumaba un 1,5%, mientras el S&P 500 se anotaba un 1,25% y el Nasdaq ganaba un 0,35%.

En el resto de Europa, los ascensos estuvieron más o menos en línea con los registrados por España. El Ftse Mib de Milán es cierto que despuntó con una revalorización del 2,43%. Mientras que el Ftse 100 británico se quedó algo atras, con un avance del 1,4%. Las ganancias del Dax alemán y del Cac 40 francés rondaron los dos puntos porcentuales.

En el selectivo español, de sus 35 valores, 29 terminaron en positivo. ACS fue el más alcista, con una subida de casi un 8%. Le siguió Repsol, que ganó un 6,22%. Después se situaron dos bancos, Sabadell y Santander, que se anotaron un 4,20% cada uno. Una buena nómina de acciones ganaron más de un 3%: PharmaMar, Aena, Bankia, Naturgy y CaixaBank. Y muy cerca se situaron tanto Telefónica como Almirall, que ganaron un 2,78% cada uno. Entre los grandes, también destacó Iberdrola, con un ascenso del 2,42%.

En negativo, Viscofán fue el peor, con un recorte del 1,64%. Meliá también bajó más de un punto porcentual. Cellnex y Cie Automotive completaron la lista de compañías a la baja con descensos de un 0,36% y de un 0,12%, respectivamente. IAG e Indra, por su parte, terminaron el día sin cambios.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se amplió algo más de un 0,5%, para situarse por encima de los 76 puntos básicos. El euro, por su parte, se mantuvo prácticamente plano frente al billete verde, para situarse en el entorno de 1,1637 unidades.

En el mercado de materias primas, rebote del petróleo tras los últimos días de descensos. De hecho, incluso en la misma mañana de este lunes el precio del crudo se desplomaba más de un 3% ante las decrecientes expectativas respecto a la demanda, que se verá afectada por los nuevos confinamientos. Pero los buenos datos macro provocaron que el precio se girara. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, recuperaba un 1,9% al cierre de la sesión europea, hasta marcar los 35,5 dólares. El barril de Brent avanzaba un 1,8% en Europa, hasta los 28,61 dólares.

El oro también caminaba al alza: al término de la jornada de negociación en el Viejo Continente, se anotaba casi medio punto porcentual, hasta los 1.885 dólares la onza.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía