Tecnología

El internet espacial de Musk sorprende por su alta velocidad

La penúltima idea loca de Elon Musk, fundador y primer ejecutivo de las multinacionales Tesla y SpaceX, lleva una semana en funcionamiento y su rendimiento está muy por encima de las expectativas. El proyecto Starlink con internet espacial está llevando conexión más que decente a lugares recónditos del planeta.

A finales de octubre, Space X, la impulsora del proyecto, envió miles de correos para seleccionar a los primeros clientes para su internet satelital. Una solución, de momento, en beta y para la que es necesaria una antena especial para poder conectarse a la galaxia de satélites de Starlink.

Para acceder a ellos es necesario pagar unos 420 euros y a cambio, aseguran usuarios de la compañía, se consiguen «velocidades superiores a las del 95% de la población de Estados Unidos».

A falta de los datos oficiales compartidos por la compañía propiedad de Elon Musk, los primeros afortunados en navegar con este internet espacial han compartido los resultados de las primeras pruebas.

Los números aportados en la web social Reddit presumen de buena conexión con velocidades que llegan a los 203,74 Mbps, mientras que la de subida es de 42,58 Mbps y el ping más bajo es de 18 ms. «Starlink cambia las reglas del juego para siempre», apuntan los usuarios en las redes sociales.

No obstante, las quejas también son numerosas, ya que varios invitados han reportado que «hay microdesconexiones entre 10 y 15 segundos» cada cuarto de hora. Caídas, eso sí, previstas por la propia compañía.

Para el total funcionamiento de la Red, la firma de Elon Musk prevé el uso de más de 10.000 satélites y, de momento, hay en órbita solo 900.

Objetivo: el mundo rural

«Starlink no es una amenaza para las operadoras. Quiero ser súper claro, no lo es. De hecho, será una ayuda para las operadoras porque dará servicio a los clientes más difíciles, a esos a los que las operadoras ya tienen problemas para darles ese servicio con líneas terrestres de teléfono o incluso con antenas de telefonía», apuntó Elonk Musk, también CEO y fundador de Starlink, a principios de año.

Su objetivo es lograr una latencia por «por debajo de 20 milisegundos», una cifra lejana de lo que puede aportar el 5G o la fibra óptica en las grandes ciudades. «El reto para algo que está basado en el espacio es que el tamaño de la célula es gigante y no es buena para situaciones de alta densidad», destacó Musk en marzo.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Tecnología