Política

El juez acredita que el espionaje a Bárcenas costó al menos 53.266 euros de los fondos reservados

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, instructor de la causa en la que se investiga la caja B del PP, ha ganado por la mano a su compeñero Manuel García-Castellón, encargado de la operación Kitchen. En una de sus últimas resoluciones en la causa, cuyo secreto se ha levantado, y al que ha tenido acceso este diario, el juez Central de Instrucción número 5 declara acreditado que el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas con la que se intentó torpedear la investigación a su cargo ascendió al menos a 53.266,22 euros procedentes de los fondos reservados del Ministerio del Interior durante la etapa en la que a su frente estaba Jorge Fernández Díaz.

“Han quedado acreditados 25 abonos entre los meses de julio de 2013 y septiembre de 2015, no constando pagos todos los meses (agosto 2013 y mayo de 2015) y existiendo pagos múltiples algunos de ellos. La periodicidad ha sido mensual, acumulando un total de abonos en el periodo completo analizado de 53.266,22 euros”, afirma en el auto.

De esa cantidad 50.000 euros corresponden a sueldos y salarios (pagados bajo el epígrafe de “colaboradores”, como era el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos) y el resto a gastos de comida (2.574 euros), transporte (496 euros) y un apartado que aparece un mes denominado total gastos (195 euros). El dinero fue entregado a Ríos por el principal imputado en el ‘caso Tándem’, en el que se enmarca Kitchen, el excomisario José Manuel Villarejo entre julio de 2013 y abril de 2015 y el también imputado Andrés Gómez Gordo, apodado ‘Andy’ o ‘Cospedin’ por su relación con la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, en los meses de junio, julio y agosto y septiembre de 2015.

Vigilancias en su entorno

También “ha quedado acreditado que personas y lugares del entorno de Bárcenas y de su esposa, Rosalía Iglesias, fueron objeto de vigilancia entre el 25 de julio y el 11 de octubre” del 2013; así como los días 22 de enero y 12 de febrero del 2014, “existiendo constancia documental de ello mediante notas de servicio”. Según el juez, estas vigilancias fueron efectuadas por el Área especial de Seguimientos, Servicio Adscrito a la Unidad Central de Apoyo de la Comisaría General de Información.

En el procedimiento aparecen varias conversaciones en las que Villarejo elogia la rapidez con la que Ríos aprende y lo “de puta madre” que lo hace, así como otras en las que el excomisario da cuenta a su compañero Marcelino Martín Blas, entonces al frente de Asuntos Internos, de que Iglesias se está reuniendo con mucha gente, según le informa el chófer.

El juez De la Mata reabrió la investigación de la caja B tras escuchar la confesión del líder de la trama Gürtel, Francisco Correo, en el juicio de la primera época y pidió copia de la instrucción que realizaba su compañero del Juzgado 6 en relación con el espionaje a Bárcenas para intervenirle la documentación que pudiera perjudicar a los dirigentes del PP. Por eso, ambos magistrados han levantado el secreto prácticamente a la vez.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política