Economía

El PNV pacta con el Gobierno que no suba el diésel

El PNV ya ha conseguido pactar cuatro enmiendas de las 85 que presentó a los Presupuestos Generales del Estado. Y la más importante de ellas es la eliminación de la subida del diésel que planteaban las cuentas públicas. El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha explicado este viernes en rueda de prensa que si bien comprende la necesidad de avanzar en una fiscalidad verde, aplicar una subida al diésel en este momento de crisis «podría suponer la desaparición de muchos, miles de puestos de trabajo».

El Gobierno planteaba en su Proyecto de Presupuestos la subida del tipo estatal de los 30,7 hasta los 34,5 céntimos por litro (lo que implicaba que continuara estando por debajo de los 40,07 céntimos por litro de la gasolina). Y Hacienda justificaba que, con esta decisión, seguía las recomendaciones de la Unión Europea y la OCDE en materia de fiscalidad ambiental. La tributación del gasóleo profesional y bonificado no sufrían variación. El Gobierno preveía ingresos por valor de 450 millones de euros consecuencia de la subida del tipo del gasóleo de automoción en el año 2021.

La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional advirtió de que si bien había que dar pasos hacia la mejora de la tributación medioambiental en España, éste no era el momento de endurecer figuras fiscales, como las indirectas, que son las más pueden penalizar a las rentas más bajas en un momento de incremento de la desigualdad.

A su vez, Aitor Esteban ha argumentado este viernes que «la industria y la industria del automóvil tienen muchas tareas que hacer por delante» y que la política tiene que «ayudar y acompañar para que esto sea así», en referencia a sectores que pueden verse penalizados por el encarecimiento del diésel.

Que el Gobierno haya aceptado esta enmienda del PNV allana el camino para que esta fuerza política dé su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado. Así lo ha afirmado el portavoz nacionalista: este acuerdo, ha asegurado, «posibilita seguir caminando en el diálogo».

Aitor Esteban ha recordado que el Gobierno era consciente de su posición antes de presentar los Presupuestos y ha reconocido que en su partido se vieron «sorprendidos» por que se presentara la subida del diésel, «pero felizmente hemos llegado al acuerdo de que se cambie». Lo que sí consiguió el PNV antes de la presentación del Proyecto de Presupuestos fue frenar la subida del IVA a la sanidad y a la educación privadas, en unas conversaciones preliminares mantenidas con el Ministerio de Hacienda.

Si bien las negociaciones no han terminado, la formación vasca también ha logrado el parabién a otras tres enmiendas que había presentado. En primer lugar, la creación de un fondo dotado por 50 millones de euros para un plan renove de la máquina herramienta. Además, una inversión de seis millones de euros para el soterramiento de Zorrotza, en Bilbao. Y, por último, la creación de la figura contractual para el contrato de la formación dual universitaria, que, según ha defendido Esteban, además de mejorar el «aprendizaje» facilitará la «empleabilidad» de los estudiantes universitarios.

Aunque el acuerdo para no subir el diésel ha provocado el descontento de uno de los socios de la coalición, Unidas Podemos: su portavoz de Transición Ecológica en el Congreso, Juantxo López de Uralde, ha valorado que no subir el diésel, además de ser antiecológico, no va a ayudar a la industria en España y sitúa al país «a la cola de Europa».

El PNV pide participar en la gestión de la SEPI

En todo caso, el PNV se ha convertido en el primer partido que comienza negociar su apoyo a los Presupuestos con el Gobierno, antes que Ciudadanos, que Bildu o que Esquerra. Y si bien la enmienda al diésel era una de las que formaban el corpus más importante de enmiendas de los nacionalistas vascos, entre las otras que han presentado hay algunas de gran calado.

Así, los nacionalistas vascos proponen la incorporación de una nueva disposición adicional que posibilite la participación del País Vasco en los órganos de dirección y gestión de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El PNV quiere que el texto de los Presupuestos garantice la participación de la autonomía en los órganos de administración y gestión de la SEPI y de las empresas integrantes de la misma, a la vista de su implantación en la comunidad vasca.

Otra enmienda presentada por el PNV busca la puesta a disposición de la comunidad autónoma vasca de los paradores de Hondarribia, en Guipúzcoa, y el de Argomaniz, en Álava, para su uso y explotación con fines turísticos. La formación política se ampara en que el estatuto de autonomía otorga al País Vasco competencias exclusivas en materia de turismo, por lo que requieren que la normativa haga posible la gestión directa de los paradores que se encuentren en su territorio.

Además, buscan medidas para favorecer que la industria vinculada al sector eólico marino pueda establecerse y desarrollarse en los puertos.

Pero el Gobierno también debe granjearse el apoyo de otras fuerzas políticas. Si quiere reeditar la mayoría de la investidura, debe atraerse a Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). Esta fuerza política requiere en una de sus enmiendas a los Presupuestos el traspaso de la gestión de las prestaciones y subsidios de desempleo a la Generalitat de Cataluña. Y ponen plazos para esta petición. Quieren que en el plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de las cuentas públicas el Gobierno traspase las competencias en políticas pasivas de empleo, prestaciones y subsidios de desempleo a la Generalitat, de tal manera que esta administración autonómica gestionaría integralmente las políticas de ocupación en el territorio.

Asimismo, Esquerra, en materia fiscal, ha presentado una enmienda que busca la cesión del 50% de la recaudación líquida por el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, es decir, la popularmente conocida como ‘tasa Google’, a las comunidades autónomas.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía