Economía

El precio de la vivienda acentúa su desaceleración por el coronavirus

La vivienda continúa con su desaceleración. Es un proceso en el que estaba inmersa antes del estallido de la pandemia. Pero puede haberse acentuado por la crisis económica que ha desatado la covid-19. Así, en el segundo trimestre del año, el precio de las casas subió a una tasa interanual del 2,1%, según cifras del INE. Con ello, el incremento se redujo en más de un punto respecto a los tres primeros meses del año, cuando subía a un ritmo del 3,2%.

La vivienda, con ello, entre abril y junio, registró su menor subida desde el primer trimestre del año 2015. En el segundo trimestre de 2019 se encarecía a un ritmo interanual del 5,3% y en el primer tramo del año pasado avanzaba a una tasa del 6,8%.

De todas maneras, el precio de la vivienda lleva subiendo ya durante 25 trimestres consecutivos.

Los expertos de Fotocasa manifiestan que «ya hace meses» que avanzaban «que la evolución de los precios y la actividad en el mercado ya se esperaba que iba a ser más moderada en 2020 respecto a las fuertes subidas que vimos durante los años anteriores, fruto de la desaceleración económica». Y prevén que la moderación en los precios siga durante 2020 «como consecuencia del contexto macroeconómico nacional e internacional». Además, anticipan que en los próximos trimestre el INE puede comenzar a «registrar las primeras caídas en los precios».

«La moderación en los precios que ya se esperaba para 2020 puede verse acelerada por la actual situación económica provocada por el coronavirus», comentan desde ese portal inmobiliario. Si bien aclaran que no creen que se vayan a ver «grandes descensos en la vivienda de segunda mano», ya que recuerdan que actualmente, pese a la recuperación, su valoración está casi un 40% por debajo de los máximos alcanzados en los años del ‘boom’. Señalan, asimismo, que los precios aún no están bajando por el coronavirus: «Estos datos nos indican que, de momento, la situación del coronavirus no está afectando directamente a los precios, aunque es posible que en los próximos meses empecemos a ver las primeras caídas de precios».

Para Ferrán Font, de pisos.com, si bien estas estadísticas hacen referencia a los meses del año donde la actividad inmobiliaria se ha visto más afectada por la covid-19, su evolución responde más a la propia tendencia del sector que a la parálisis provocada por la pandemia. «Deberemos seguir atentos a las cifras de los próximos trimestres para ver los efectos que la crisis pueda tener en los precios de la vivienda a largo plazo», concluye Font.

Desde Fotocasa también reseñan que si bien los precios están por debajo de los máximos del ciclo anterior, en los últimos años han crecido «a un ritmo mucho más fuerte que el poder adquisitivo de los ciudadanos».

Por el momento, la desaceleración ha sido especialmente importante para el caso de la vivienda nueva, que ha pasado de subir a un ritmo del 6,1% en el primer trimestre, a limitarse a un ascenso del 4,2% en el segundo. Hace un año, su ritmo de avances era superior al 7%. Mientras tanto, la vivienda nueva se encareció un 1,8% en tasa interanual, frente al 2,7% del trimestre anterior y al 5% del mismo periodo del año 2019.

De acuerdo con Ferrán Font, de pisos.com, «la moderación afecta principalmente a la obra nueva», mientras que «la segunda mano sigue instalada en unas cifras muy moderadas».

En tasa trimestral, es decir, en el segundo trimestre con respecto al primero, el precio de la vivienda apenas subió un 0,1%. Pero esta cifra, aunque mínima, oculta que el precio de la vivienda nueva cayó un 2,2% en tasa trimestral, mientras que la vivienda usada se encareció un 0,5%. Este comportamiento rompe el que venía desarrollándose en los últimos trimestres en los que de manera recurrente venía subiendo a mayor ritmo que la usada.

Además, en tasa trimestral, el precio de la vivienda bajó en cinco comunidades autónomas. El mayor descenso tuvo lugar en Canarias, con un retroceso del 1,1%, mientras que en País Vasco cayó un 1%. En Madrid y en Navarra las casas retrocedieron un 0,6% y en Baleares, un 0,5%. Los pisos no subieron en Valencia, donde el precio se mantuvo plano.

En el lado opuesto, la mayor subida trimestral tuvo lugar en Castilla y León (2,3%), seguida de Extremadura (1,9%), de Asturias (1,7%) y de Murcia (1,6%).

Pero, en tasa interanual, el precio de la vivienda sube en todas las comunidades autónomas, con Baleares (4,6%) en cabeza, seguida de Asturias (3,8%). Aunque Navarra, Valencia y el País Vasco han registrado significativas desaceleraciones, frente a Extremadura, Castilla-La Mancha y Cantabria, donde ha sucedido la contrario: las subidas han sido mayores en el segundo trimestre que en el primero.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía