Política

El PSOE no descarta llamar a Villarejo a la ‘comisión Kitchen’ del Congreso

“Se ha creado la comisión Kitchen [en el Congreso de los Diputados] y se han puesto de acuerdo el PP y el PSOE para que yo no vaya”. Lo decía el excomisario José Manuel Villarejo en una entrevista publicada hace escasamente unos días. El hombre que encarna las cloacas del Estado y que permanece encarcelado desde hace tres años en la cárcel de Estremera (Madrid) por orden del juez Manuel García-Castellón por una causa que acumula 28 piezas separadas. El personaje oscuro que ofrecía a sus clientes hacerles distintos apaños puede, finalmente, tener que comparecer en la Cámara baja. El PSOE ya no descarta que desfile por el palacio de la carrera de San Jerónimo, como ha venido reclamando Unidas Podemos. 

La comisión de investigación sobre la ‘operación Kitchen‘, caso por el que ya está imputado el exministro Jorge Fernández Díaz, aún no se ha constituido formalmente, pero se hará pronto. Previsiblemente, en las próximas semanas, según los cálculos de los socialistas. El pleno del Congreso dio vía libre a su creación el pasado 1 de octubre, en medio de una formidable bronca pero por amplísima mayoría —206 votos a favor, 88 en contra (los del PP y Foro) y 53 abstenciones (entre ellas, la de Vox)—, aunque ahí se detuvo el proceso. Sobrevinieron la moción de censura de la ultraderecha, los debates sobre el estado de alarma en Madrid y en el conjunto de España y la llegada de los Presupuestos Generales del Estado a la Cámara baja. 

El PSOE reactivará ahora el contador. La cúpula parlamentaria, que dirige Adriana Lastra, y la Moncloa han revisado tanto el plan de trabajo que se quiere poner en marcha en cuanto se constituya la comisión como un primer listado de comparecientes. Y entre ellos podría incluirse a Villarejo, dado que los socialistas, según avanzan fuentes de la dirección a EL PERIÓDICO, no se oponen. “No le tenemos ningún miedo. Lo esperable es que intente defenderse y diga mentira tras mentira y alguna verdad”, justifican en Ferraz. Villarejo adelantó en la entrevista en ‘El País’ que “imagina” que hay grabaciones comprometedoras de Gobiernos socialistas, aunque desconoce “el contenido”. 

El PSOE alega que no tiene miedo y que espera que Villarejo encadene mentiras para defenderse

Del mismo modo que es factible que el expolicía acuda al Congreso, el PSOE no cree que deba comparecer en la comisión Pablo Casado, a quien sin embargo los morados sí quieren ver dando explicaciones. Los socialistas entienden que la ‘Kitchen’, una presunta trama de espionaje policial que pretendía tapar la corrupción del PP y que nació en los primeros años de Mariano Rajoy en el Gobierno, no salpica, al menos por ahora, al actual jefe de los conservadores. Casado escaló hasta la dirección nacional del PP en junio de 2015, cuando el entonces líder del Ejecutivo y del partido lo nombró vicesecretario de Comunicación. Casado se hizo con las riendas del PP tras la moción de censura que encumbró a Pedro Sánchez, en julio de 2018. 

No sobre la ‘brigada patriótica’

Los socialistas, continúan en la cúpula, quieren que la comisión sobre ‘Kitchen’ no sea vista como un proceso al PP, sino como un trabajo parlamentario de investigación sobre este caso que continúa indagando la Audiencia Nacional sobre el espionaje a que fue sometido el extesorero popular Luis Bárcenas. No quieren ni que se desborde en el tiempo —está previsto que esté funcionando tres meses a partir de su constitución— ni se convierta en un enorme cajón de sastre para perseguir todo tipo de cuestiones, como creen que buscan los socios de investidura, especialmente las formaciones independentistas.

En ese sentido, aseguran que la comisión no puede echar la vista atrás y volver a investigar la llamada ‘policía patriótica‘ que supuestamente operó con Fernández Díaz en Interior. Las labores de esta ‘brigada’ de agentes reclutados para espiar a rivales políticos, razonan fuentes de la dirección del PSOE, ya fueron objeto de otra comisión de investigación en la legislatura 2016-2019, que determinó que sí funcionó una policía política al mando de Fernández Díaz. No obstante, lo que sí parece más probable es que se llame a declarar a Rajoy. 

La cúpula socialista niega que el retraso se deba a una componenda con el PP

La comparecencia de Villarejo, de producirse finalmente, sería una novedad. Unidas Podemos ya intentó en el pasado, sin éxito, que el excomisario compareciera en la citada comisión sobre la ‘policía patriótica’ de Interior, pero PSOE y PP lo impidieron. El pasado martes, el portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, insistía en que Villarejo ha de ir al Congreso. “No me consta que el PSOE quiera o no quiera, nosotros sí queremos porque es pieza clave en la ‘operación Kitchen”, defendió el dirigente de Unidas Podemos, preguntado precisamente por las declaraciones del policía jubilado en el diario ‘El País’

La dirección socialista niega que el retraso en la constitución de la comisión sobre ‘Kitchen’ se deba a ninguna componenda con el PP. Desmiente asimismo que se haya frenado el arranque por las expectativas de acuerdo para la renovación de órganos constitucionales —entre ellos el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo—. La negociación con los populares seguirá, pero el montaje de la comisión irá por otro carril. 

No Patxi López

El PSOE alega que la Mesa del Congreso ha pedido a los grupos que activen también la comisión sobre el accidente aéreo de Spanair de 2008, cuya creación se aprobó en el pleno la pasada primavera. Los socialistas persiguen, por tanto, que los dos órganos parlamentarios se constituyan próximamente y en las próximas semanas. En el caso de la comision sobre la tragedia de Spanair, sería solo para aprobar las conclusiones, ya que los trabajos se hallaban muy avanzados en la legislatura 2016-2019, pero decayeron por el anticipo electoral de las generales del 28-A. 

Falta por decidir la Mesa de la comisión, que será presidida, en principio, por el PSOE

Los socialistas avanzan que la comisión Kitchen será presidida por ellos mismos, aunque en la dirección aún no quieren dar el nombre del diputado que la dirigirá ni de qué parlamentarios integrarán el órgano. Se da por descontado que no repetirá el exlendakari Patxi López. Este ya pilotó la comisión de reconstrucción, que concluyó sus trabajos el pasado verano. 

Lastra abordará con Echenique la próxima semana la fecha de constitución de la comisión, la composición de la Mesa de la misma, el plan de trabajo y la lista de comparecientes. Solo para entonces se conocerá cuál será la propuesta conjunta de los dos socios de gobierno. Aquellos que sean llamados por el Congreso están obligados a decir verdad, porque de lo contrario pueden ser perseguidos penalmente. Pero sí pueden acogerse a su derecho a no declarar, como de hecho ha ocurrido en ocasiones anteriores. 

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política