Economía

El turismo mundial se hunde y peligran 100 millones de empleos

El turismo es el sector más afectado por la crisis del coronavirus. El parón de la actividad durante los meses de marzo y abril en toda Europa no se quedó ahí y le ha sucedido una crisis de confianza que no se sabe aún cuándo recuperará los niveles precovid. Muchas fronteras siguen cerradas ante el miedo de importar contagios y otros países con los que había conexión han comenzado a pedir cuarentena a los viajeros, lo que limita muchísimo el turismo.

Las cifras son de infarto. La llegada de turistas internacionales alcanzaron los 1.500 millones en 2019, a los que hay que sumar 9.000 millones de personas más que viajaron dentro de sus países. Pues este año los cálculos de Naciones Unidas creen que se reducirá entre el 58% y el 78%. Este desplome afectará directamente a los ingresos del sector, que caerán entre 770.000 millones y 1 billón de euros, lo que reducirá el PIB mundial entre un 1,5% y un 2,8%.

Y la caída de los ingresos siempre va ligada al cierre de empresas y a la pérdida de empleo. Se pondrán en riesgo hasta 100 millones de puestos de trabajo directos y miles de pequeñas empresas, que son las que soportan el 80% del turismo mundial, podrán desaparecer. En lo que llevamos de año, se han perdido ya la mitad de los viajes internacionales, lo que supone un recorte de 20.000 millones de dólares.

Para aliviar este gran impacto, Naciones Unidas urge en su informe ‘El turismo y la covid-19’ presentado este martes a intensificar la cooperación internacional en lo relativo a las restricciones de viaje y la gestión de fronteras. Así, advierte de las consecuencias a corto y largo plazo de que los gobiernos adopten decisiones unilaterales, incluido el posible impacto negativo en los esfuerzos de recuperación más amplios y en la confianza de los consumidores en el turismo internacional.

El documento, elaborado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), una de las agencias especializadas de las Naciones Unidas, señala que, a medida que los países eliminan gradualmente las restricciones de viaje y el sector se reinicia lentamente en muchas partes del mundo, la salud debe seguir siendo una prioridad. Por ello, se deben establecer unos protocolos coordinados que protegen a trabajadores, comunidades y viajeros, al tiempo que apoyen a empresas y empleados.

Mujeres y jóvenes, los más afectados

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, recordó en un mensaje transmitido tras la publicación del informe que el turismo es uno de los sectores económicos más importantes del mundo. En él se emplean una de cada diez personas «y proporciona sustento a cientos de personas más, además de impulsar las economías y permitir que los países prosperen».

Las mujeres y la población joven de entre 15 y 24 años, los grupos con mayor representación en el sector, con un 54% y un 21% respectivamente, además de los trabajadores de la «economía informal» son los que corren mayor riesgo.

Para ayudar a la recuperación, el informe aboga por mitigar los impactos socio-económicos de la crisis, en particular, el empleo y la seguridad económica de las mujeres y por maximizar el uso de la tecnología en el sector, incluida la inversión en aptitudes digitales, en particular para las personas trabajadoras que se encuentran temporalmente sin empleo y para quienes buscan trabajo.

Apuesta por impulsar la competitividad y la resiliencia en toda la cadena de valor del turismo, apoyando el desarrollo de infraestructuras turísticas y servicios de calidad que permitan el de otros sectores relacionados o diversificando los mercados, los productos y abordando la estacionalidad y promover la demanda durante todo el año, entre otros.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía