Tecnología

«En el futuro veo al presentador de una videoconferencia como si fuera un DJ»

La pandemia, la distancia social y el teletrabajo han hecho que de la noche a la mañana las reuniones por videoconferencia se hayan disparado. Y no sólo en el entorno profesional, sino también en el educativo. Después de casi diez meses con esta tendencia se percibe algo de fatiga. No sólo los límites del teletrabajo hacen que trabajemos más horas, sino que también estamos cada vez más cansados de la videoconferencia. Está claro que no usamos estas herramientas, que antes eran de uso puntual y ahora más frequente, de forma adecuada.

Alguien que lleva años intentando potenciar nuevos modelos productivos es Phil Libin, fundador de Evernote y de All Turtles que, ahora, ha creado una herramienta de difícil pronunciación: mmhmm. Una herramienta de videollamadas que promete evitar que éstas sean aburridas. El objetivo de la aplicación es «dinamizar las presentaciones y reuniones» a través de este tipo de comunicaciones que se han extendido gracias al teletrabajo. videoconferencia.

Funciona en cualquier herramienta y permite que el propio presentador de la charla pueda gestionar una presentación desde la pantalla, poner el foco en él o en la información compartida, así como usar los gestos de la mano para crear efectos. Tiene características gratuitas y de pago, aunque éstas están sólo disponibles durante una hora al día para los usuarios gratuitos. Es un modelo parecido a Teams de Microsoft o el gran triunfador del año, Zoom.

El problema de estas herramientes es, sin lugar a dudas, la saturación. ¿Están los usuarios cansados de tantas videoconferencias? «La mayoría de la gente seguro que es muy buena en su trabajo, y estoy convencido de que sabía mantener a la gente entretenida y motivada cuando todo era presencial, pero en la video conferencia igual no lo hace tan bien. Tener presencia en video es diferente, es otro medio y la gente no sabe como mantener la atención de sus oyentes», señala en una entrevista con ABC P

hil Libin, fundador de la empresa All Turtles, propiedad de
mmhmm
.

«Hay profesiones que llevan toda la vida delante de la cámara como los actores y saben transmitir perfectamente a través del vídeo, pero no podemos esperar que un profesional de una empresa lo haga igual. Ese es el objetivo de mmhmm; dar más herramientas a las personas durante las videoconferencias sin necesidad de utilizar una post-producción de Hollywood», añade. A su juicio, «ahora es el momento perfecto para ser disruptivo en este área».

Zoom, Skype, Teams, Blue Jeans, Webex. El parque de aplicaciones de videoconferencias es enorme en la actualidad. Pero esta empresa, en cambio, pretende ofrecer más opciones para hacer presentaciones. «La idea básica es que la herramienta convierta la videoconferencia en casi una comedia. Puedes elegir el fondo, como con otras herramientas, pero además tengo una pantalla detrás con mi presentación que puedo mover. Cuando quiero que la atención recaiga sobre mí, me pongo delante de la pantalla; cuando quiero que se centre en la presentación la pongo delante o puedo volverme transparente, más pequeño o desaparecer», sostiene.

La idea es crear una comunicación efectiva de forma sencilla. «Lo que hacemos en mmhmm será siempre divertido y útil. Cuando te diviertes aprendes y pones más atención a lo que haces. A esto lo llamamos ser “fuseful” de la combinación de “fun” y “useful”, no es nuestro, los creadores de Twitter acuñaron el término cuando empezaron con la red social», subraya. La herramienta es, de momento, gratis para estudiantes y profesores durante la pandemia, ya que la educación ha sufrido un gran impacto en las clases al pasar a ser online. En cuanto a cuestiones de privacidad («nos lo preguntan mucho», dice), todo el proceso se hace en tu ordenador. Los datos personales no se suben a a un servidor en la «nube».

De momento, el servicio está únicamente disponible para el ecosistema de Apple. «Todo empezó como un chiste», recuerda Libin acerca de su exclusividad con los productos de la compañía estadounidense que le ha llevado incluso a aparecer en algunas conferencias recientes. «En dos semanas tendremos la versión para Windows en fase beta, pero aquí hay que probar más cosas porque hay diferentes versiones de Windows y configuración de ordenadores, no como en Apple donde el ecosistema es cerrado», adelanta.

El futuro de las conferencias
¿Cuál es el futuro de las videoconferencias? «Yo veo al presentador de una videoconferencia como si fuera un DJ. Tú vas a una fiesta y el DJ va poniendo música, hay parte del contenido que está pregrabado y otra parte que es en vivo, lo que convierte la experiencia en interactiva, eso es lo que debería ser una presentación por videoconferencia en el futuro», vaticina el empresario.

Con la pandemia de Covid-19 la tecnología han cambiado mucho las relaciones personales. La recomendación de teletrabajo ha alterado el curso de las empresas, que se han visto obligadas de repente a mantener la actividad sin un plan de contención. ¿Se impondrá en el futuro? Para Phil Libin puede ser cosa del pasado: «En nuestra empresa ya hemos dejado de usar la oficina, al igual otras muchas y no pensamos volver. Ahora tengo un super poder, puedo contratar a cualquiera en el planeta, las 25 posiciones que tenemos abiertas ahora son globales. No quiero volver a limitarme al área de San Francisco para contratar un ingeniero en inteligencia artificial, el mundo me puede ofrecer mejores profesionales».

Estamos en una fase inicial donde la tecnología reproduce cómo se hacían las cosas antes tradicionalmente, como ocurrió con las primeras películas, donde se grababa el teatro que era lo conocido. «Hasta la tercera generación, la tecnología no tendrá la suficiente madurez. Por eso ahora recreamos lo que era una reunión presencial aburrida en video. Vamos a ver grandes cambios en el área de las videoconferencias, y esperamos ser parte de ellos», apunta.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Tecnología