Economía

España sufre la segunda mayor caída del PIB de la OCDE, sólo por detrás del Reino Unido

Los países de la OCDE registraron una caída del PIB del 9,8% en el segundo trimestre del año, una cifra sin precedentes, según ha hecho público el organismo en la mañana de este miércoles de acuerdo con sus datos provisionales. Se trata de la mayor caída de la historia para el conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La contracción, provocada por la pandemia y las medidas de confinamiento establecidas por los gobiernos para frenar su expansión, es significativamente más abultada que la sufrida en el primer trimestre de 2009, en la anterior crisis financiera tras la caída de Lehman Brothers, cuando el PIB de la Organización bajó un 2,3%.

Entre las principales economías del mundo, la contracción económica más dramática tuvo lugar en el Reino Unido (-20,4%). E, inmediatamente después, se colocó España, con su descenso del 18,5%. Se trata de caídas que en un caso más que duplica y en el otro casi multiplica por dos la registrada por el conjunto de los países de la OCDE. Pero si bien la caída británica en el segundo trimestre viene después de una contracción del 2,2% en el primero, el PIB español ya había retrocedido un 5,2% en los tres meses anteriores.

Tras España, se colocó México, con una contracción del PIB del 17,3% entre abril y junio. Y, después, dos países europeos, Hungría y Portugal, con caídas del 14,5% y del 14,1%.

En Francia, donde las medidas de confinamiento para hacer frente a la pandemia se encontraron también entre las más severas del mundo, el PIB cayó un 13,8% entre abril y junio, después de haberse contraído un 5,9% en el trimestre anterior.

La organización también destaca las severas caídas del PIB registradas en Italia (-12,4%), Canadá (-12%) y Alemania (-9,7%), frente a los descensos sufridos en el primer trimestre del año que, por este orden, fueron de un -5,4%, -2,1% y -2%.

En cuanto a Estados Unidos, donde muchos estados establecieron medidas que fomentaban que la gente permaneciera en sus casas a partir de finales del mes mes de marzo, la caída del PIB fue algo más reducida (-9,5%), después de un descenso del 1,3% registrado el trimestre anterior.

En Japón, donde las medidas de contención del coronavirus fueron menos estrictas, la caída de la economía quedó limitada a un 7,8%, retroceso que viene tras una contracción del 0,6% registrada entre enero y marzo.

Ello implica que, entre las principales áreas económicas del mundo, fue Europa la que registró su mayor retroceso, tanto la Unión Monetaria, cuyo PIB se contrajo un 12,1%, como el conjunto de la Unión Europea, que sufrió una caída del PIB del 11,7%. Estas cifras, además, después de caídas superiores al 3% en ambos casos en el trimestre anterior.

Europa cayó también más que el conjunto del G-7, las siete mayores economías del mundo, cuya contracción en el segundo trimestre fue de un 10,7%, frente a un descenso del 2% en el primero.

China ha sido un país que ha esquivado su entrada en recesión de tal manera que tras haber sufrido una contracción del 10% en el primer trimestre del año, en el segundo trimestre registró un rebote del 11,5%. El gigante asiático fue el primero en el que golpeó la pandemia y el que parece haber confirmado que una recuperación económica en «V» es posible.

Pero si bien una de las principales economías del mundo ha dado esquinazo a la recesión, el conjunto de la OCDE encadena dos trimestres consecutivos de caída del PIB (en el primer trimestre la contracción fue de un 1,8%), lo que marca la entrada en una recesión técnica, en la que también se encuentran las demás subáreas económicas, desde la Unión Europea y la zona euro a Estados Unidos, pasando por Japón (que, en su caso, acumula tres trimestres seguidos de caída del PIB, lo mismo que sucede con Italia o con Francia, dentro de la Unión Europea).

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía