Economía

España sufrirá la mayor contracción de la UE con una caída del 12,4%

El respiro otorgado por el tercer trimestre se diluye. Lo vaticinó el Banco Central Europeo (BCE), el propio Eurogrupo y organismos internacionales como el FMI: la segunda ola de la pandemia empuja de nuevo a Europa a cifras macroeconómicas en negativo. La posibilidad de una recuperación rápida se queda en simple ensoñación. Así lo refleja este jueves el informe de previsiones de otoño que ha dado a conocer la Comisión Europea y que sitúa a España como el país de toda la Unión Europea que sufrirá la mayor debacle de su PIB, del -12,4% (muy superior al que se augura para Italia y Francia, del -9,9% y -9,6%, respectivamente). El informe de Bruselas plantea además revisiones en lo que se refiere a los índices de recuperación que el país puede conseguir los dos próximos ejercicios.

Dicho de otro modo, el rebote en dos fases (2021 y 2022) sumaría un 10,2%. O lo que es lo mismo, el crecimiento del 5,4% que se augura para el próximo año y el del 4,8 programado para 2022 no compensará la enorme caída con la que se cerrará el ejercicio de un negro 2020 en el que otros indicadores como el de la pérdida de empleo, también resultan inquietantes (-8,7%). Es el resultado de repliegue económico a gran escala forzado por el patógeno. Una cascada de restricciones, cierres y reconfinamientos que han tenido una especial incidencia en Servicios, y que España viene acusando ya desde el verano con su potente sector turístico en mínimos históricos.

«La pandemia y las estrictas medidas de confinamiento puestas en marcha en España para contenerla han provocado una recesión sin precedentes de la actividad económica este año. Las medidas para limitar la pérdida de puestos de trabajo y apoyar al sector empresarial han amortiguado el impacto. Se pronostica que la producción se recuperará con fuerza en la segunda mitad del año, pero la recuperación será desigual en todos los sectores y el aumento significativo de la tasa de desempleo de este año solo se revertirá parcialmente en los próximos dos años. Se prevé que la recesión económica empeore el saldo de las administraciones públicas, que disminuirá gradualmente a partir de 2021», recoge en el informe del Ejecutivo comunitario.

Una situación en rojo que afectará a todas las magnitudes. Así, el país que cerró 2019 con un déficit del 2,9%, se verá abocado a un porcentaje que se movería en el 12% del PIB apenas un año después. En 2021, debería reducirse a alrededor del 9,5%, a medida que la actividad económica repunte y con la mayoría de las medidas implementadas para responder al impacto de las olas pandémicas. «Se espera que la crisis de la covid-19 se haya eliminado gradualmente y se hayan introducido algunas medidas para aumentar los ingresos», recogen las previsiones de otoño. El escenario de 2022 situaría los números rojos en el 8,5%.

«Las garantías públicas equivalentes al 14% del PIB brindan un apoyo crucial, pero también constituyen un riesgo para las perspectivas fiscales. Debido al gran déficit público y a la fuerte contracción del PIB, se espera que la relación deuda/PIB de las administraciones públicas aumente en casi 25 puntos». Del 95,5% del PIB en 2019 a alrededor del 120% en 2020, un nivel que se prevé pueda aún subir más en los años siguientes. «Un mayor crecimiento del PIB generado por la implementación del paquete de inversiones y reformas» anunciado en el proyecto de presupuestos del Gobierno, pendiente aún de aprobación, «ayudaría» a que esa relación entre el crecimiento del PIB y el endeudamiento público «evolucione de manera más favorable», exponen los técnicos de la Comisión Europea.

«El pronóstico se produce cuando una segunda ola de la pandemia está desatando aún más incertidumbre y afecta a nuestras esperanzas de un rápido repunte», ha contextualizado el vicepresidente Valdis Dombrovskis. Las previsiones económicas proyecta que la economía de la zona del euro se contraerá un 7,8% este año antes de crecer un 4,2% en 2021 y un 3% en 2022, con una media de endeudamiento público que se elevará hasta el 94%. En el conjunto de la UE la contracción será del 7,4% antes de rebotar al 4,1% en 2021 y del 3% en 2022.

«Después de la recesión más profunda en la historia de la UE en el primer semestre de este año y un repunte muy fuerte en el verano, el repunte de Europa ha sido interrumpido debido al resurgimiento de los casos de covid-19. El crecimiento volverá en 2021 pero se necesitarán al menos dos años hasta que la economía europea recupere los niveles previos a la pandemia», explica el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. El italiano incide en que en el contexto actual de elevada incertidumbre «las políticas económicas y fiscales nacionales» deben continuar en expansión mientras se espera que se materialicen las ayudas del Plan de Recuperación que «debería» concluir su tramitación (negociación con el Parlamento Europeo y ratificación por los Estados miembros) antes de que acabe el año para «lanzarse de manera efectiva en la primera mitad de 2021».

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía