«Está vivo…, mátalo»: militares mexicanos ordenaron rematar a un civil durante una operación

Un vídeo
obtenido por el diario «El Universal» revela que militares mexicanos ordenaron asesinar a un civil que había sobrevivido a una operación realizada el pasado 3 de julio contra el crimen organizado en Nuevo Laredo (Tamaulipas). «Está vivo», se oye decir en la grabación, mientras otro ordena: «Mátalo a la verga». La versión oficial sostenía que ninguno de los doces delincuentes había sobrevivido.

Durante la operación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se dispararon centenares de veces contra una camioneta en la que presuntamente iban los criminales.

Tras la publicación del vídeo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha ordenado abrir una investigación sobre el caso. «Se denunció en el periódico “El Universal” de un posible delito cometido por un miembro del Ejército al rematar a un herido. Hubo un enfrentamiento y se ordenó que lo remataran», expresó el presidente en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, informa Efe.

Por ello, dio «instrucciones al secretario de la Defensa Nacional (Luis Cresencio Sandoval) para que se investigue», aseguró López Obrador, quien remarcó: «No vamos a permitir estas prácticas».

López Obrador aseguró este lunes que «antes había la consigna de rematar a los heridos» en enfrentamientos de las Fuerzas Armadas y el crimen organizado, pero su Gobierno no lo permite.

Señaló, por ejemplo, que durante el mandato de Felipe Calderón (2006-2012) hubo años en los que «no había heridos y muy pocos detenidos», puesto que se ejecutaba a la mayoría de delincuentes.

«No somos iguales», remarcó el presidente, quien dijo que cuenta con el Ejército y la Marina para «enfrentar el grave problema de la inseguridad pública», pero «pendientes de que no haya violación a los derechos humanos».

Violaciones de derechos humanos
Cuestionado por la prensa, admitió que durante su mandato, iniciado en 2018, «ha habido casos (de violaciones a derechos humanos) pero todos se investigan y se castiga a los responsables».

Preguntado por la masacre de 72 migrantes en San Fernando (Tamaulipas) perpetrada hace 10 años presuntamente por los Zetas, dijo que «están abiertas las investigaciones».

«Son hechos muy lamentables, una masacre hace 10 años en Tamaulipas de migrantes. Tenemos que seguir la investigación; no se protege a nadie, no hay impunidad», expresó López Obrador.

Asimismo, el presidente anunció que enviará al Senado una iniciativa para permitir que la ONU «pueda intervenir sin limitación» en México para investigar violaciones a derechos humanos.

Hay al menos una decena de cárteles mexicanos, con redes que se expanden a Estados Unidos, Centroamérica, Suramérica y Europa, y una treintena de cédulas criminales dedicadas al tráfico de drogas, los secuestros y la extorsión.

Los enfrentamientos entre estas organizaciones y entre cárteles y militares ha generado una espiral de violencia en la última década en México, que en 2019 rompió su récord con más de 34.000 homicidios.

El papel del Ejército en tareas de seguridad pública ha sido criticado en México por organizaciones defensoras de los derechos humanos desde que el presidente Felipe Calderón (2006-2012) inició la guerra militar contra el narcotráfico, que siguió con Enrique Peña Nieto (2012-2018).

López Obrador formalizó el papel de los militares en la calle y creó la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad que legalmente tiene un carácter civil pero está formado por soldados y policías.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.