Política

Forcadell vuelve al Parlament y defiende el diálogo político “sin límites”

La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha regresado este viernes a la Cámara catalana dos años y cinco meses después del último pleno en el que participó como diputada el día antes de su encarcelamiento. Forcadell ha acudido a la sede parlamentaria gracias al tercer grado penitenciario para participar en el acto oficial por los 40 años de la recuperación de la institución tras su abolición por parte de la dictadura franquista.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha recibido a Forcadell a su llegada y juntos han subido la escalinata central entre aplausos de diputados independentistas y personal de la institución hasta llegar al despacho de audiencias. 

Forcadell ha leído una declaración conjunta con Torrent y los expresidentes Núria de GispertErnest Benach Joan Rigol, que han solicitado un indulto para la exjefa del Parlament. La última vez que Forcadell pisó la institución fue el 22 de marzo del 2018 para acudir a la investidura fallida de Jordi Turull, un día antes de que el Tribunal Supremo les citara y ordenara su prisión provisional sin fianza. La política independentista cumple una pena de 11 años y medio de prisión en el centro penitenciario femenino de Wad Ras (Barcelona) condenada por un delito de sedición.

Forcadell, que había permanecido alejada de los focos mediáticos desde su encarcelamiento, ha defendido un “diálogo político sin límites” y ha proclamado que “todo lo que preocupa a la ciudadanía tiene que poder ser expresado y debatido libremente, con el único límite de la educación y el respeto por el resto de representantes de la ciudadanía”. “La libertad de expresión es un tesoro inmenso que hay que preservar siempre y en todas partes”, ha espetado, y ha añadido que la Cámara debe tener “paredes de cristal y ventanas abiertas para escuchar la voluntad popular, y la puerta abierta para acoger las necesidades y anhelos del pueblo”.

Los oradores se han repartido la lectura de un texto en defensa de la democracia, de la actividad parlamentaria dedicada “a todos los catalanes” y del trabajo desde el Parlament para “mejorar el bienestar de toda la ciudadanía”. Rigol ha defendido el pluralismo político y el debate parlamentario, al tiempo que ha considerado que la condena a Forcadell es “injusta e impropia de una democracia”: “Te queremos libre”, ha añadido. 

Sin política no hay democracia“, ha continuado Benach, y ha puesto en valor las 724 leyes aprobadas por el Parlament. También ha dedicado parte de su discurso a la sentencia del Estatut que “ha marcado un antes y un después”. “Censurar el derecho e iniciativa de los diputados, impedir trabajos en el pleno, exigir a la Mesa que cometa actos de censura…”, ha inquirido De Gispert para denunciar “la judialización constante”.

“Hay que terminar con la represión contra el independentismo, el Parlament necesita liberarse de la judialización”, ha remachado Torrent, y ha condicionado la solución al conflicto político catalán a la celebración de un referéndum en Catalunya. “Pocas veces se ha hecho evidente la injusticia como en tu caso, te queremos plenamente en libertad”, le ha dicho a Forcadell.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política