Mundo

Frontex, en el punto de mira por “devoluciones en caliente” de refugiados

La oenegé de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha instado a la policía fronteriza de la Unión Europea (UE), Frontex, a iniciar de forma “urgente” una investigación independiente para determinar si se produjeron “operaciones ilegales” en la interceptación de migrantes y refugiados, especialmente en la ruta que separa Turquía de Grecia.

Las sospechas más graves se remontan al pasado 23 de octubre, cuando un grupo de medios, como el ‘Der Spiegel’ y ‘Billingcat’, publicó una investigación que vincula a operativos de Frontex con “devoluciones en caliente”, lo que según HRW implicaría una violación del derecho internacional. Cuatro día más tarde, la agencia para el control de fronteras dijo que había abierto una investigación interna para aclarar si agentes bajo su mando participaron en expulsiones ilegales y dijo que, hasta ese momemto, no había hallado ninguna prueba que avalase la acusación. La reclamación de HRW se produce horas antes de que se reúna mañana martes en Bruselas, a petición de la Comisión Europea, la junta extraordinaria de Frontex para tratar el tema.

La investigadora de HRW Eva Cossé ha pedido a la agencia europea a abrir “rápidamente” una investigación sobre su posible implicación en los abusos, bien sea por intervención directa o por “encubrimiento”. “El hecho de que Frontex pueda ser cómplice de abusos en las frontera de Grecia es extremadamente grave”, ha advertido este lunes en un comunicado. “Una agencia de la UE con un claro mandato para cumplir los derechos fundamentales tiene la responsabilidad de hacer todo lo posible para prevenir este tipo de graves violaciones”, ha afirmado antes de añadir que es “responsabilidad directa” de los estados miembros verificar si Frontex hizo “oídos sordos a los abusos cometidos bajo su supervisión” o, “en el peor de los casos, participó de forma directa en ellos”.

Fuerzas de seguridad locales

HRW ya había denunciado en estos últimos meses devoluciones sumarias en la frontera terrestre entre Grecia y Turquía, si bien Frontex se desmarcó el 19 de junio de posibles abusos y apuntó que corresponde a las autoridades de cada país analizar las posibles irregularidades cometidas por fuerzas de seguridad locales.

“Nuestro objetivo es mantener los más altos estándares de control de fronteras en todas nuestras operaciones y no toleramos ninguna violación de derechos fundamentales en ninguna de nuestras actividades”, declaró el director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo