Garamendi exige al Gobierno ERTE hasta verano y cotización cero

Muy preocupado ante esta segunda ola y las nuevas restricciones impuestas por las autoridades competentes. Así se mostró este martes el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante un desayuno organizado por Nueva Economía Forum. Garamendi recalcó que ante estos nuevos rebrotes las empresas están ya en una situación «muy complicada», diferente a marzo, cuando estalló la pandemia y les cogió aún fuertes.

El presidente de la patronal reconoció que «los empresarios estamos pasando por un momento muy delicado», en el que hay sectores que están «muy tocados», entre los que enumeró el turismo, la hostelería, el comercio… Por ello, exigió al Gobierno elevar al 100% las exoneraciones en las cotizaciones de la Seguridad Social a las empresas que están en un ERTE, sobre todo en los sectores que más están sufriendo, ya que ahora tienen que pagar una parte, dependiendo del tipo de expediente al que estén adscritas. «Las exoneraciones de las empresas deben ir ahora al 100%», defendió.

El empresario vasco apuntó que «en este momento», decirle a los hoteles que tienen que pagar una parte de la Seguridad Social es «inviable», porque «la gente ya está ahogada, ya está asfixiada». Por ello, abogó por empezar a hablar ya con el Gobierno de «varios temas», como es otra prórroga de los ERTE por lo menos hasta verano, ya que «no tiene sentido que los ERTE acaben el 31 de enero y no sepamos qué va a pasar en mayo». «Esto genera una indefinición tremenda», advirtió. Además, se mostró partidario también de que se mantenga la cuantía de las prestación de los trabajadores en ERTE en el 70% de la base reguladora, así como otra moratoria de las líneas ICO.

Otra de las críticas que lanzó es la obligación de cerrar la actividad de determinados sectores en ciertas comunidades autónomas ya que se trata de una «medida fácil», cuando hay otras que no suponen el cierre. «Los cierres hacen un año enorme, irreparable en el caso de las hostelería, y creo que se puede gestionar de otra manera», aseguró. Garamendi reclamó un «cierto mando único» en todo el territorio nacional y «al menos ciertas normas regladas» y denunció que «a veces a la gente se le olvida que tenemos que comer, además de respirar».

Por otro lado, el presidente de la CEOE mostró su preocupación por el enorme gasto que suponen los presupuestos de 2021, unas cuentas «excesivamente optimistas», y criticó, al igual que hizo la semana pasada el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, la subida para el próximo año de los salarios de los empleados públicos y las pensiones un 0,9%, un porcentaje que «parece de los grandes almacenes». Garamendi se mostró partidario de que hubieran «discriminado» e incrementado «algo más» el sueldo solo a los sanitarios y policías, ya que como la inflación va a terminar el año en el 0,9%, supondrá un alza del 1,8%. «Hay que premiar, pero también sabemos que hay otra gente que está en casa; habría que haber discriminado», apuntó, en referencia a los funcionarios que están teletrabajando y en algunos casos no pueden hacerlo desde sus domicilios. Además, abogó por revalorizar solo las pensiones más bajas, en mayor medida, pero no también las más altas. «Es un gasto estructural que ya está ahí, y sobre esos gastos es lo que nos está advirtiendo Bruselas que hay que tener cuidado», advirtió.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.