Tecnología

IFA 2020: más Inteligencia artificial para los televisores de Philips que no sufrirán los problemas del OLED

Será, probablemente, la feria IFA más extraña de la historia. Nada de aglomeraciones en los escaparates de las marcas, ni de colas a la entrada del recinto ferial de Berlín (Alemania). La mayoría de los eventos, en efecto, serán online en este año marcado a fuego por la pandemia de coronavirus. Así las cosas, de los primeros en manifestarse ha sido Philips, que acaba de presentar su nuevo televisor OLED de gama alta y toda una colección de accesorios premium de sonido.

Se llama Philips OLED+935 y lo encontraremos en las tiendas durante este mismo mes de septiembre, en tamaños de 55 y 65 pulgadas, seguidos de un modelo de 48 pulgadas que no llegará hasta octubre. La característica principal del nuevo televisor reside en una nueva funcionalidad de Inteligencia Artificial que mejora el rendimiento y la calidad de imagen de los modelos anteriores.

Una Inteligencia Artificial mejorada
Desarrollada por los propios ingenieros de la marca, la nueva funcionalidad se basa en redes neuronales y aprendizaje automático para analizar millones de «clips» de prueba disponibles en una base de datos de vídeos alimentada con todo tipo de contenidos durante treinta años por el equipo de desarrollo de Philips.

De este modo, la nueva pieza de software no se limita a mejorar, como es lo habitual, las cinco «patas» en las que se basa la calidad de imagen (fuente, color, contraste, movimiento y nitidez), sino que es capaz de crear un mejor equilibrio entre todas ellas. La IA analiza, fotograma a fotograma, todos los elementos del contenido que se está visualizando, los compara con su base de datos en tiempo real y reproduce unas imágenes perfectas y que reflejan, según la marca, fielmente la vida real.

Para conseguirlo, el nuevo software de IA divide el contenido en cinco categorías: Paisaje/Naturaleza, Cara/Piel, Movimiento/Deportes, Oscuro/Contraste y Otros. La Inteligencia Artificial selecciona de forma automática la categoría correcta, analiza los cinco parámetros de la calidad de imagen y finalmente ajusta el equilibrio entre ellos para crear, en cada fotograma, la imagen más realista posible.

Sistema «antiquemaduras»
El equipo es también el primer televisor que cuenta con un sistema «antiquemaduras», específicamente diseñado para proteger las pantallas OLED y evitar las «manchas» y los fallos que pueden quedar si se mantiene una imagen fija en pantalla durante mucho tiempo.

Para conseguirlo, la tecnología utiliza una función de “detección de logotipo” (que suele permanecer fijo en una esquina de la pantalla durante largos minutos) que examina una cuadrícula de 32.000 zonas y detecta con la máxima precisión el contenido estático, reduciendo poco a poco la emisión de luz en esas zonas concretas. Y todo sin comprometer la calidad del resto de zonas de la pantalla. Según el fabricante, este sistema elimina hasta el 95% de las posibles quemaduras provocadas por imágenes estáticas, incluidos los logotipos y ciertos contenidos de juegos.

Esta función es posible gracias al nuevo procesador P5 de cuarta generación, de los más potentes de la industria, que es incluso capaz de resolver el problema de falta de detalles en contenidos de baja calidad. El nuevo chip, en efecto, consigue extender un vídeo de 8 bits hasta casi 14 bits de precisión en las áreas más desenfocadas, mejorando así el detalle y la precisión de la imagen.

Del mismo modo, y gracias a la tecnología Perfect Natural Reality, el procesador consigue convertir imágenes en calidad SDR (como por ejemplo muchos vídeos de YouTube) y convertirlas a HDR, con un 30% más de calidad y nitidez.

Un sonido brillante
En cuanto al sonido, el nuevo modelo se beneficia de la colaboración de Philips TV con Bowers & Wilkins, que tan buenos resultados ha dado durante el pasado año. El sistema de sonido va montado en una caja independiente de altavoces, que se une al televisor por medio de un brazo de metal que actúa también como soporte del televisor.

El sistema «Tweeter on Top» de Bowers & Wilkins desacopla el «tweeter» de los altavoces más grandes y asegura que el rendimiento de alta frecuencia se entregue sin el desenfoque asociado con la difracción de altavoz, causada cuando los tweeters se montan dentro de altavoces más grandes. El televisor cuenta con un total de diez altavoces.

Por supuesto, el televisor cuenta con la última versión de la tecnología Ambilight de cuatro lados, que ilumina los cuatro marcos del televisor en colores a juego con la escena que se está reproduciendo en pantalla y proporciona una mayor inmersión del espectador en los contenidos audiovisuales.

Además, incorpora la versión 9 de Android TV, el sistema operativo de Google para televisión, dotado con una memoria interna de 3 GB que le permite almacenar numerosas aplicaciones. Las funciones de voz están garantizadas tanto por Google Assistant como por Amazon Alexa.
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Tecnología