Irán abre las puertas a expertos del OIEA para realizar inspecciones nucleares

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, logró con su visita a Teherán que Irán diera luz verde a la inspección de dos instalaciones sospechosas de albergar actividades nucleares secretas.

Tras rechazar durante meses la inspección de esos sitios, las autoridades iraníes aceptaron “voluntariamente” proporcionar acceso a los expertos del OIEA, lo que pone fin a la disputa y fortalece la cooperación.

Según un comunicado conjunto del OIEA y de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), “se han acordado fechas para el acceso del OIEA y las actividades de verificación”, aunque no se detallaron cuáles.

Buenos términos

Las actividades de verificación se llevarán a cabo de conformidad con el acuerdo de salvaguardas y el protocolo adicional, que Irán aplica voluntariamente desde enero de 2016, cuando entró en vigor el histórico pacto nuclear firmado entre Teherán y seis grandes potencias.

La agencia nuclear de la ONU apostilló que ya “no tiene más preguntas a Irán ni más solicitudes de acceso a lugares distintos de los declarados por Irán en virtud del acuerdo de salvaguardas y el protocolo adicional”.

A su regreso a Viena, Grossi dijo ante la prensa que las inspecciones acordadas se realizarán “muy muy pronto”. Además, destacó que sus inspectores podrán trabajar “sin limitaciones, aunque siempre dentro del marco de la cooperación establecida” entre el OIEA e Irán.

“Tengo mucha confianza en que (Irán) vaya a cumplir con lo acordado“, señaló Grossi pocos minutos después de bajarse del avión privado que lo trajo de Teherán a Viena.

Negociaciones intensas

Si bien destacó que el acceso concedido por Teherán se limita “por el momento” a estas dos instalaciones, no excluyó que “en el futuro” sus inspectores puedan exigir visitar otros sitios en Irán.

Según el director general, el acuerdo alcanzado “fue muy importante”, ya que “el trabajo de la agencia fue interrumpido y se encontró con obstáculos“. “Fue la primera vez que las solicitudes de acceso no fueron respondidas. Por eso (el acuerdo) fue tan importante”, concluyó Grossi.

El acuerdo de hoy se alcanzó “tras intensas consultas bilaterales“, destacó el comunicado conjunto, que indica que la verificación seguirá “la práctica estándar del OIEA para todos los Estados en igualdad de condiciones y sin discriminación”.

Las autoridades iraníes habían mostrado su desconfianza hacia la supuesta influencia de los EEUU en el OIEA, por lo que la nota conjunta destaca que se acordó “reforzar aún más la cooperación y mejorar la confianza mutua”.

Confían en ambas partes

En los dos sitios en cuestión se localizaron trazas de materiales fisibles, que podrían provenir de experimentos nucleares realizados hace 15 años y no declarados por Irán.

Irán había rechazado las inspecciones en estas dos instalaciones, situados en la provincia central de Isfahan y cerca de Teherán, alegando que las informaciones sobre esos materiales fisibles procedían de los servicios secretos israelíes y no eran válidas ni verificables.

Ante estas dudas, la nota subraya que “ambas partes reconocen que la independencia, imparcialidad y profesionalidad del OIEA siguen siendo fundamentales para el cumplimiento de sus actividades de verificación“.

Ayer Grossi también defendió la imparcialidad del OIEA, mientras que el jefe de la AEAI, Alí Akbar Salehí, destacó que la reunión con el diplomático argentino fue “constructiva” y que con este viaje “comienza un nuevo capítulo en términos de cooperación”.

Las presiones para lograr el acceso aumentaron desde junio pasado, cuando la Junta de Gobernadores del OIEA urgió a Irán a mejorar su cooperación y facilitar las inspecciones en esas instalaciones.

Acuerdo nuclear

El OIEA supervisa el cumplimiento del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y el llamado Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), que limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Hoy, el segundo y último día de su primera visita a Teherán como director general, Grossi se reunió con el presidente iraní, Hasan Rohaní, quien aseveró que la República Islámica concede “gran importancia” a sus relaciones con el OIEA.

“Como en el pasado, la República Islámica de Irán está dispuesta a cooperar con el OIEA en el marco del acuerdo de salvaguardas”, agregó el mandatario.

Sanciones contra Irán

Rohaní dijo que la agencia nuclear de la ONU tiene “una responsabilidad importante” en la preservación del acuerdo nuclear del 2015, que se encuentra debilitado desde la retirada unilateral de los EEUU hace dos años.

También destacó que los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU valoran la importancia del pacto y que por ello, los EEUU no han tenido éxito en sus intentos de restablecer las sanciones internacionales contra Irán.

Indonesia, que este mes ocupa la presidencia de turno del Consejo de Seguridad, aseguró ayer que no prevé dar ningún paso en relación con la petición de los EEUU para restaurar sanciones a Irán dada la falta de consenso en el órgano.

Una mayoría del Consejo de Seguridad considera que los EEUU no tiene derecho a utilizar este mecanismo pues abandonó el pacto en 2018, pese a que es cierto que Irán ha dejado de cumplir con la mayoría de sus compromisos en respuesta a las sanciones unilaterales de Washington.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.