Junts apuesta de nuevo por la confrontación con el Estado

Otra confrontación con el Estado. Esta es una de las propuestas centrales de la ponencia política del nuevo partido independentista, Junts, impulsado por el ‘expresident’ Carles Puigdemont y el exlíder de la ANC Jordi Sànchez. El texto, no excesivamente extenso, define un perfil transversal ideológicamente, escorado hacia posiciones progresistas. Y en cuanto a la ponencia organizativa, se prevén dos cuestiones clave: la elección de cargos mediante elecciones primarias, la confección de equipos transversales y la libertad de voto en casos en los que haya divergencias ideológicas.

La ponencia política, que a partir de este jueves será pública y se someterá a un período de enmiendas, no dejará de lado la vía del diálogo, pero subrayando que este, según Junts, es un medio, no un fin. La confrontación, en este esquema, sería una necesidad para lograr la autodeterminación y, al hacerlo, pactar un final dialogado para organizar el divorcio respecto al Estado.

Fiel a su estrategia

Esta tesis es fiel a la estrategia dibujada por Puigdemont en su libro ‘Reunim-nos’, en el que habla de una “inevitable” fase de choque con el Estado y de la desobediencia civil como método. Una desobediencia que forma parte del corpus teórico del nuevo partido y que también reivindican el vicepresidente del Parlament Josep Costa, en su libro ‘Eixamplant l’esquerda’, y el ‘exconseller’ Toni Comín, miembro del Consell per la República de Puigdemont. De este modo, Junts marca distancias respecto a ERC.

En el eje izquierda-derecha, la intención es la de la transversalidad ideológica y, por ello, la ponencia no abunda en cuestiones que pueden ser espinosas. Eso sí, el perfil del texto es progresista, según sus autores, en consonancia, afirman, con un desplazamiento del conjunto del independentismo hacia el espacio de centroizquierda en los últimos años. Una prueba de fuego de este progresismo de Junts será si el grupo de JxCat en el Parlament mantiene sus enmiendas a la ley que pretende limitar el precio de los alquileres, normativa que firmó junto a ERC, la CUP y los ‘comuns’.

Libertad de voto

En cuanto a la ponencia organizativa, esta prevé la celebración de elecciones primarias para elegir al candidato electoral. Y también incorporará la libertad de voto en determinados asuntos por parte de los miembros del partido que ocupen cargos como un escaño en el Parlament. Una libertad de voto que será necesaria para Junts cara a gestionar esa diversidad ideológica que pretende abrazar para lograr un buen resultado en las urnas.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

Los comentarios están cerrados.