Economía

La Bolsa se contagia de optimismo al repuntar otro 3,4%

La inyección de moral que supuso el anuncio de la vacuna del coronavirus mantiene el latido de los mercados bursátiles que, ajenos a cualquier llamada a la precaucuión realizada por los epidemiólogos, siguen celebrando en la Bolsa las expectativas económicas generadas por el descubrimiento científico. Al menos por ahora. La Bolsa española ha proseguido la senda alcista que comenzó este martes y lo sigue haciendo a lo grande: un 3,4% ha subido el Ibex-35 este martes. Se trata del mayor ascenso entre todas las plazas europeas que, aun optimistas, se muestran más prudentes.

El mercado español había sufrido más que ninguno los envites del desplome del PIB, por su dependencia del turismo y los servicios. Sectores que ahora ven una luz al final del camino, junto al resto de la economía. Por eso el Ibex-35 ha cerrado en los 7.711 puntos. A modo de recordatorio, el viernes le costaba mantenerse por encima de los 6.800. Desde principios de año retrocede un 20%; y desde que comenzó la pandemia, en febrero, pierde casi un 23%. Tras el cierre de este martes, el selectivo se sitúa en niveles que no veía desde el pasado mes de junio, cuando estaba en marcha la desescalada ante el optimismo generalizado por haber vencido la curva de la pandemia, y a la espera del verano.

En este sentido, los analistas siguen esperando alguna corrección después del calentón de los dos últimos días. Sería lo habitual, aunque en el mercado bursátil no hay reglas escritas. De hecho, los mercados estadounidenses han comenzado a recoger beneficios tras los repuntes del lunes. Los índices Dow Jones, Nasdaq y S&P-500 ceden posiciones desde primera hora de la sesión. Lo hacen, en parte, a la espera del veredicto final sobre el resultado de las elecciones presidenciales, ante los continuos frentes judiciales anunciados por el presidente, Donald Trump.

En el resto de plazas europeas las ganancias han sido más moderadas. El FTSE londinense ha subido un 1,8%, el CAC francés un 1,5%, el MIB italiano un 1,1% y el DAX alemán apenas un 0,5%. Es en este índice donde cotizan las acciones de Pfizer en Europa: sus títulos han caído casi un 3% tras el repunte de ayer del 10%.

A diferencia de lo que ocurría ayer, con los valores turísticos tirando del Ibex-35, este marets son las empresas que indirectamente mejor saldrían paradas de la vacuna las que tiran del selectivo: los bancos. Si la situación económica se estabilizase, las entidades financieras dejarían de sufrir los envites de esta crisis en forma de morosidad, provisiones y prohibición al reparto de dividendos. Por eso, CaixaBank se ha apuntado más de un 10%, Bankia un 9,6%, Santander un 8,6%, BBVA un 6,6%, Bankinter un 5,6% y Sabadell un 5%. El mejor valor de la jornada ha sido Repsol, con un ascenso superior al 12% por le ‘efecto dominó’ de la vacuna: si se logra controlar la pandemia, se recupera la actividad, los movimientos y, por tanto, el uso de los combustibles. Ese es el razonamiento de los inversores. Por ahora.

Entre otros grandes valores del selectivo, Telefónica ha ganado un 6,6% e Iberdrola ha cerrado prácticamente en plano. Por su parte, la aerolínea IAG repunta un 6,5%, Amadeus casi un 6,4% y Meliá ha perdido un 0,5% tras liderar el martes las subidas con un alza por encima del 37%. A estas horas corrige un 1%.

El barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, cotizaba en 41 dólares, mientras que el crudo Brent, de referencia para Europa, marcaba un precio de 43,1 dólares.

Por su parte, la prima de riesgo española se mantenía en 70 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,182%, mientras que la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1810 ‘billetes verdes’.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía