Economía

La confianza del consumidor retrocedió en agosto a los mínimos de abril

La confianza del consumidor volvió a caer en agosto, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), para marcar los 49,9 puntos, nivel idéntico al del mes de abril, cuando se situó en mínimos en cotas similares a las de la crisis de deuda que se desarrolló entre 2012 y 2013, y también los que se dieron entre 2008 y 2009, durante la crisis financiera desatada por la quiebra de Lehman Brothers. La confianza del consumidor en el mes de agosto era, por tanto, parecida a los peores momentos de la pandemia y cuando estaba vigente el estado de alarma, la pasada primavera.

La confianza del consumidor se había recuperado en mayo y junio, hasta alcanzar en ese último mes los 60,7 puntos, pero en julio ya registró una recaída que se ha acelerado en agosto, cuando el indicador ha bajado desde los 53,1 hasta los 49,9 puntos. Su componente sobre la situación actual ha retrocedido desde los 30,1 hasta los 29,7 puntos de un mes para otro y el índice de expectativas, desde los 76,1 hasta los 70,1.

Desde el mes de febrero, es decir, durante la incidencia de la pandemia de covid-19, la confianza del consumidor ha bajado un 41,7%, con un descenso del 60,8% del índice que evalúa la situación actual y una pérdida del 26,5% en el de la medición de las expectativas.

Si bien el componente que analiza la situación actual se encuentra en niveles mínimos comparables con las crisis anteriores, en el caso del índice expectativas y del índice agregado, hubo registros peores tanto en 2008 como en 2012.

La variación durante todos estos meses ha sido especialmente fluctuante en el componente de expectativas del índice que elabora el CIS. Se ha movido muy fuertemente al alza y también a la baja. Así, si marcó mínimos en abril en los 68,3 puntos (desde los 97,7 puntos de enero), en junio se había recuperado hasta los 90,5, para retornar otra vez a los 70,1 puntos de agosto.

En el caso de la evaluación de la situación actual, si bien registró una fuerte caída con el estallido de la pandemia y las medidas de confinamiento, se ha mantenido más o menos estable en esos deprimidos niveles: así, marcó mínimos en mayo en los 27,6 puntos (desde los 76,6 de enero), apenas logró repuntar hasta los 30,9 puntos en junio, y en agosto se coloca en los 29,7 puntos.

Las oscilaciones del índice general en los últimos meses responde más a los cambios de opinión de los consumidores sobre el futuro que en el análisis que efectúan sobre la situación actual.

El 87,4% de los encuestados por el CIS consideran que la situación en España para encontrar o mejorar de empleo es peor que hace seis meses y el 91,9% afirma que la situación actual de la economía española en su conjunto es peor que hace medio año. Además, el 58,3% cree que la situación para el empleo será peor dentro de medio año y el 64,2% lo considera así para el conjunto del a economía española.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Economía