Política

La COVID-19 hace pasar hambre a la mayoría de los refugiados nicaragüenses en Costa Rica

La pandemia de COViD-19 provoca que más del 75% de los refugiados y solicitantes de asilos nicaragüenses pasen hambre y solo puedan comer una o dos veces al día, alertó este viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados que teme que esta situación ocasione retornos en condiciones adversas.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, el número de refugiados que come una sola vez al día o menos ha crecido hasta un 14% en comparación al 3% antes de la pandemia. Estos datos provienen de una evaluación humanitaria realizada por ACNUR en julio y agosto que busca ayudar a las autoridades costarricenses a atender las necesidades de los más de 81.000 nicaragüenses que buscaron protección internacional en el país.

Actualmente, la mayoría de ellos, un 63%, afirman comer dos veces al día y las comunidades de acogida de refugiados se encuentran en condiciones similares.

El esfuerzo humanitario de Costa Rica

Costa Rica hospeda a casi el 80% de todos los refugiados y solicitantes de asilo nicaragüenses que han huido de las violaciones de derechos humanos y la persecución, y está entre los diez países del mundo que recibieron un mayor número de solicitudes de asilo, más de 59.000.

A esta situación se le suma la imposición de los periodos de cuarentena relacionados con la COVID-19 que están afectando los medios de vida y causando inseguridad al gran número de personas desplazadas forzosamente que dependen de la economía informal en la región.

A finales de julio solo el 59% de las familias refugiadas afirmaron estar recibiendo flujos de ingresos constantes relacionados con el trabajo. Una cifra muy baja en relación con el 93% registrado en el periodo previo a la crisis.

Uno de los efectos de este escenario es que sean desalojados y se queden sin hogar como refleja una encuesta que indica que una quinta parte de los refugiados no saben dónde vivirán el próximo mes.

El hipotético regreso a Nicaragua

Esta falta de ingresos y de comida provoca que al menos un miembro del 21% de los refugiados y solicitantes de asilo nicaragüenses encuestados dijera que contempla regresar a Nicaragua a pesar de los riesgos que provocaron su huida del país centroamericanoHasta la fecha se han retirado más de 3000 solicitudes de asilo en Costa Rica, principalmente de ciudadanos nicaragüenses.

La Agencia de la ONU para los Refugiados proporciona información para las personas que deseen regresar a su país de origen y también trabaja juntamente con gobiernos y socios humanitarios para garantizar que los solicitantes de asilo y los refugiados que no contemplan la opción de regresar reciban el apoyo y la asistencia que necesitan en los países de acogida.

ACNUR refuerza la protección para las personas vulnerables

Desde el inicio de la pandemia, el organismo de la ONU incrementó sus programas de ayuda en efectivo en toda América Central con el objetivo de ayudar a las personas desplazadas por la fuerza en condición de vulnerabilidad.

Solo en Costa Rica asistió a 1221 familias en riesgo y garantizó la cobertura sanitaria para 6000 solicitantes de asilo mediante su alianza con el Sistema de la Seguridad Social de la nación centroamericana.

Sin embargo, la falta de financiación obstaculiza la capacidad de abordar las necesidades humanitarias más urgentes. Las operaciones de la Agencia en Costa Rica para 2020 ascienden a 26,9 millones de dólares de los que solamente se han conseguido un 46% hasta la fecha.

Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Política