Mundo

La gran defensora de la libertad

Mi gran amigo Tristan Garel-Jones, que ha muerto en Candeleda el pasado marzo, fue MP (miembro del Parlamento) muchos años y en el grupo conservador era el «whip» («látigo»), es decir, el encargado de mantener la disciplina parlamentaria. Una tarde de hace ahora treinta años, a la salida de una sesión en Westminster, ofreció su casa para que los peces gordos del Partido Conservador se reunieran y allí arbitraran la estrategia para pedirle la dimisión a Margaret Thatcher. Lo consiguieron y yo tardé mucho en perdonar al siempre brillante y siempre amante de España Lord Garel-Jones. A ese perdón contribuyó que, cuando, años después, los dos estaban en la Cámara de los Lores, y yo fui de visita oficial, me… Ver Más
Ir al artículo fuente

¿Cuál es tu reacción?

Emocionado
0
Feliz
0
Enamorado
0
No estoy seguro
0
Gracioso
0

You may also like

Los comentarios están cerrados.

Más en:Mundo